Signos de alzheimer en perros ancianos o disfunción cognitiva

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

El síndrome de disfunción cognitiva afecta sobre todo a perros ancianos. Los perros mayores de 15 años son propensos a padecerlo, pero este alzheimer canino puede aparecer a los 6 años de edad e incluso antes. Un perro con alzheimer necesita una dosis de mimos extra y cuidados especiales de los que hablaremos en este artículo.

No existe un tratamiento para perros con alzheimer pues es una enfermedad que no tiene cura, pero sí remedios paliativos y cosas que puedes hacer en casa para que su vida sea mejor. Además de los consejos que te vamos a dar a continuación, recuerda que tienes a nuestros veterinarios online a tu servicio.

¿Cuánto dura un perro con alzheimer? ¿Se acorta su esperanza de vida?

El síndrome de disfunción cognitiva en perros no acorta su vida como sí lo hace un cáncer. Lo que le hace es que perderá la memoria, estará desorientado, no recordará quién eres y tampoco dónde vive. Se trata de una enfermedad degenerativa que afecta a las capacidades del cerebro de tu peludo, mermándolas y robándole la memoria poco a poco.

Por lo tanto, un perro con alzheimer vivirá hasta que se acabe su vida de manera natural. De todas formas, has de extremar las precauciones si efectivamente tiene alzheimer, pues podría sufrir un accidente en casa o en la calle al no ser plenamente consciente de sus facultades. También puede ponerse tan triste que le quite años de vida.

Signos y síntomas de alzheimer en perros viejos

El momento en el que nos damos cuenta de que nuestro anciano amigo puede estas padeciendo el síndrome de disfunción cognitiva es cuando no reconoce su nombre. Lo llamas pero él no reacciona. También olvidará de manera progresiva todo lo que ha aprendido, a sentarse, a rodar… Su cuerpo le irá pidiendo más y más descanso, también estará desorientado y no recordará cómo es su hogar.

Esto es un problema porque puede llegar a ponerse nervioso y darse un golpe contra alguna esquina, chocar contra una mesa y hacer caer un jarrón contra su cabeza, por ejemplo. Si el azheimer está avanzando, también temblará y le costará moverse, como si hubiera olvidado cómo caminar.

De todos modos, no porque presente alguno de estos síntomas quiere decir que tenga alzheimer. Si tiene temblores puede que tenga algún problema de carácter neurológico distinto o que tenga un trauma. Si se tambalea, también puede estar sufriendo una infección del oído interno que lo desequilibre. Es decir, nunca autodiagnostiques a tu colega, pide ayuda a nuestros verinarios online y consulta a tu especialista antes de tomar ninguna medida.

Cómo cuidar a un perro con síndrome de disfunción en perros

Los consejos que te vamos a dar son válidos tanto para perretes que presenten alzheimer como para perros viejos en general. Cuando llegan a esta edad, necesitan que todo lo que ocurre en su vida sea predecible, sobre todo si padecen esta enfermedad. Lo que necesitas es que interiorice lo que tiene que hacer a diario en sus mismos ritmos circadianos, no en su memoria.

Para lograrlo, dale de comer siempre a la misma hora y también sácalo a pasear con el mismo y estricto horario. En cuanto a su dieta, elige los piensos de la más alta calidad, pues le ayudarán a combatir enfermedades y a tener fuerzas si coge alguna enfermedad. Uno de los peligros del alzheimer es que se dé cuenta de que esté perdiendo facultades, que se ponga triste y que, con su ánimo, se derrumbe también su sistema inmune. Si eso ocurre, será propenso a coger enfermedades. Siendo un perro anciano, cualquier problema de salud puede costarle la vida.

Intenta facilitarle los trayectos más habituales que tiene en tu casa, librándolos de obstáculos y haciendo que los recorra todos los días. De esta manera, le será más difícil olvidarlos. Además de todos estos consejos, has de tener cuidado con cómo lo regañas. Es posible que, por culpa del alzheimer, orine en tu casa o incluso que se le escape alguna caca sin querer.

Tienes que entender que no lo hace a propósito, que no recuerde que lo ha hecho o que eso está mal porque se olvidará de todo lo que le has enseñado. La mejor manera para corregir este comportamiento es anticiparte, adecuar la zona para que puedas hacer sus necesidades y premiarle cuando hace algo bien, siendo benévolo cuando comete un error.

En resumen, el alzheimer en perros no tiene cura, se suele dar cuando son mayores y, si lo pilla, necesitará de todo tu cariño. Si tienes cualquier duda sobre el síndrome de disfunción cognitiva en perros, ponte en contacto con nuestros veterinarios online.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: