Síntomas de la peritonitis en gatos PIF, ¿qué la causa?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

La peritonitis en gatos o PIF es una de las enfermedades mortales de los gatos que tenemos que saber cómo prevenir, si se puede curar y cómo y qué síntomas tiene. Es una enfermedad de difícil prevención, pues aunque la principal forma de tratarla sea mediante la vacuna, su efectividad todavía no es tan alta como a todos nos gustaría.

La forma de contraerse tampoco está demasiado clara. Se sabe que la peritonitis o PIF (peritonitis infecciosa felina) se produce por la mutación de un virus cuando este ya está dentro del gato, pero se discute si puede ser por un virus u otro. Desgraciadamente, la ciencia veterinaria no está lo suficientemente avanzanda como para curarlo eficazmente una vez se ha contraído.

¿Qué causa la peritonitis (PIF) en gatos?

Como hemos dicho en la introducción de este artículo, la peritonitis infecciosa felina se contrae por la mutación de un virus en el interior del cuerpo del animal. Por ello, lo primero cuando hablamos de salud es saber distinguir entre una enfermedad vírica y bacteriana.

Cómo curar una enfermedad bacteriana en gatos

Las bacterias se puede tratar y eliminar del interior del cuerpo de un animal o de un ser humano con antibióticos. Estos han de ser siempre recetados por un veterinario, pero su eficacia está demostrada en tanto que las bacterias están vivas y los antibióticos son 'anti-vida'.

Cómo curar una enfermedad vírica en gatos

Sin embargo, los virus no son seres vivos, por lo que los antibióticos no les causan el más mínimo efecto, por ello, la lucha contra los virus, como el que provoca la PIF, siempre es preventiva mediante:

  • La vacunación
  • Una buena alimentación
  • Manteniendo el sistema inmune en buen estado
  • Higiene
  • Logrando que tu gatos sea muy feliz con juegos y ejercicio

Una vez contraído, el virus machaca el sistema inmune del cuerpo y produce fallos demasiado graves como para sacarlo adelante. En todo caso, si sospechas que tu gato puede tener PIF por haber identificado alguno de sus síntomas, en la batalla contra un virus el tiempo es siempre fundamental.

Síntomas de la peritonitis en gatos

Los gatos más propensos a desarrollar esta enfermedad son los que pasan mucho tiempo en la calle o los que has rescatado de refugios mal acondicionados, sucios, llenos de ácaros, mal ventilados o con humedad. Si tu casa está limpia, no tiene ácaros y tu gato pasa mucho tiempo en ella, es díficil que contraiga el coronavirus que suele activar esta enfermedad.

E incluso aunque lo tenga en su cuerpo por comerse alguna caca de otro gato que lo tuviera, no siempre desarrolla la enfermedad, no olvides de que es un virus que tiene que mutar.

Los síntomas que te pueden dar pistas de que padece PIF son variados y no siempre indican una peritonitis sino otra enfermedad, pero si los ves, acude a tu veterinario con urgencia:

  • Vientre hinchado o abdomen distendido: la PIF puede provocar este efecto, dando sensación de que se le cae el abdomen o la barriguita. La causa es una acumulación de líquidos en su interior
  • Falta de ganas de comer: este síntoma es también común en otras enfermedades víricas, al machacarle el PIF el sistema digestivo no tendrá ganas de comer
  • Pérdida de peso: relacionado con la falta de ganas de comer, pero quedarse más delgado de pronto puede estar relacionado con otras enfermedades, como cáncer u otro virus como el que causa la panleucopenia o parvovirus felino.

Como ves, los síntomas son muy vagos. El más característico es ese vientre hinchado que a veces se presenta. Debido a que la urgencia en ir al veterinario es clave, nosotros te recomendamos que siempre que veas cambios en los patrones de conducta de tu perro relacionados con el sueño, la comida o la actividad, visites a tu veterinario, sobre todo si recuerdas algún día que se ha llevado algo raro a la boca.

Cómo curar el PIF en un gato, ¿hay remedios caseros?

La peritonitis infecciosa felina, al ser causada por un virus no tiene cura; ni siquiera algo tan común como la gripe la tiene cuando es vírica en humanos. Lo que hará el veterinario es administrar vitaminas, fluidos y nutrientes para que su sistema inmune. En muchos casos, también le dará antibióticos.__ Los virus son muy dañinos para la salud general de tu gato__, por lo que abrirá las puertas a enfermedades infecciosas bacterianas.

En resumen: sobre el PIF en gatos

  • Es una enfermedad provocada por la mutación de un virus
  • El mejor tratamiento es la prevención, en especial la higiene: que no se lleve nada raro a la boca y mucho menos excrementos de otros gatos
  • Infórmate sobre la vacuna del PIF. Contra los virus, lo mejor es la vacunación
  • Ante el más leve síntoma, acude al médico.
  • La prevención es fundamental, pues la tasa de mortalidad en gatos no vacunados que contraen el PIF es muy alta