¿Un perro con leishmaniosis puede contagiar a una persona?

¿Es posible la transmisión de la leishmania de los perros a los humanos? ¿Qué síntomas presenta la leishmaniosis para saber que tengo que tomar medidas de prevención si la tiene mi perro? ¿Cómo se contagia la leishmaniosis de un perro a otro? Hoy responderemos a todas estas preguntas, porque como cuidador tienes que tener claro todo lo relativo a esta enfermedad.

La leishmania no tiene cura, tan solo existen tratamientos preventivos. Ese es el motivo por el que has de tener mucho cuidado con una posible infección. De todos modos, la leishmaniosis o leishmaniasis es difícil de diagnosticar a simple vista pues es multisintomática, puede presentarse con un crecimiento anormal de las uñas, fallos en los riñones, molestias o debilidad, vómitos o heces que recuerdan al alquitrán.

Precisamente, por ser una enfermedad tan compleja, cuenta con nuestros veterinarios online para hacer todas tus consultas. Recuerda que es importante que tengas claro todo lo relativo a las enfermedades de tu perro para que viva más y mejor.

¿Cómo se contagia la leishmaniosis de un perro a otro?

Este es el primer error que se suele tener al pensar en la leishmaniosis. Esta enfermedad se contagia con la picadura de un mosquito llamado flebotomo. Esta criatura es capaz de chuparle la sangre a un perro, empapándose el aguijón con el parásito. Si vuela por los aires y acaba en el lomo de tu perro, picándolo, le pasará la enfermedad.

Es decir, el contagio entre perros de leishmania se produce siempre con la participación de un flebotomo, sin él, no hay contagio. Una vez que se produce la picadura no empiezan los síntomas de la leishmaniosis, es más, es muy posible que un perrete la tenga pero gracias a tener un sistema inmunitario fuerte nunca llegue a desarrollar ningún síntoma. El problema que tiene esto es que sigue pudiendo contagiarla.

¿La leishmania tiene cura? No, solo tratamientos paliativos

No, no la tiene. La mejor manera de prevenir el ataque de la leishmaniosis es usando los pertinentes insecticidas, sobre todo en las zonas en las que se estima que hay una mayor proliferación de flebotomos. Para saber dónde solo hay que pensar en qué lugares les gusta habitar a los insectos, y esos son zonas húmedas con mucho calor. En lo que se refiere a España, proteged a vuestros perros y cachorros por Andalucia y el Mediterráneo.

De todos modos, no os confiéis. Ya sabéis que por culpa del cambio climático ahora hace calor en muchos sitios, por lo que el flebotomo podría aparecer en el lugar más inesperado.

Síntomas de la leishmaniasis en humanos, ¿se puede contagiar a las personas?

Con todo esto que hemos contado ya tenemos los datos suficientes para responder a esta pregunta. En principio, el contagio es difícil, pero no imposible. Si un perro con leishmaniasis es picado por un flebotomo y luego este te pica a ti podrías llegar a contraer la enfermedad. De todos modos, la posibilidad de que esto ocurre es ínfima.

Para que puedas llegar a pillar el parásito y te afecte te tendría que pasar lo mismo que a un perro: tener el sistema inmune bajo, casi deprimido. En caso de que comas bien, tengas ánimo y no tengas problemas de salud, lo normal es que tus defensas no dejen cicular la enfermedad por tu cuerpo.

Esto nos invita a tomar varias y acertadas medidas de prevención. En primer lugar, cuídate a ti y a tu perro. Si los dos estáis fuertes como un roble, será mucho más difícil recibir un contagio. Para que tu perro tenga un buen sistema inmune ha de comer comida de primerísima calidad, recibir todo tu cariño a diario, pasear y hacer todo el ejercicio que necesita. Eso y una buena rutina harán que sea más difícil enfermar.

Aplícate lo mismo a ti. Esfuérzate por ser feliz y comer bien. Si sabes que tienes problemas de salud, cuídate mucho de pasear por zonas que son propicias para que en ellas vuelen flebotomos. No dudes en poner una consulta a nuestros veterinarios online para saberlo, pues tenemos más o menos controladas las áreas en las que se han dado más casos.

Leishmania en perros: ¿Qué es y cuáles son los síntomas?

La leishmania o leishmaniosis es una enfermedad muy agresiva que afecta especialmente a los perros, pero que también puede darse en gatos e incluso en humanos. Es una enfermedad transmitida por un mosquito (Plhebotomus o flebotomo) y provocada por un parásito microscópico (Leishmania spp). Su diagnóstico es tremendamente complicado.

¿Se puede pegar la leishmanasis en perros? Si te cuidas, será muy difícil

De todas formas, si pese a cuidarte bien de repente te notas débil y cansado tras haber sentido la picadura de algo parecido a un mosquito, acude con urgencia al médico para poder iniciar el tratamiento pertinente. En función de tu estado de salud podrán aparecer distintos síntomas del contagio de leishmaniosis, así que lo mejor es que no esperes y busques a un especialista.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: