Vacunas gatitos y gatos adultos

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Los gatitos recién nacidos reciben anticuerpos de la leche materna en las primeras veces que se alimentan. Estos anticuerpos son cruciales para proteger al gatito contra ciertas enfermedades a las que estuvo expuesta la madre.
El nivel de protección comienza a disminuir hasta que desaparece por completo cuando el gatito tiene alrededor de 10 semanas de edad.

¿Por qué debo vacunar a mi gato?

La vacunación activa el sistema inmunológico para crear sus propios anticuerpos y esto protegerá a tu gatito de posibles enfermedades.
La mayoría de las vacunas que se administran para estimular el sistema inmunológico se pueden administrar como inyecciones, pero algunas de ellas se pueden administrar de forma intranasal,(por la nariz del gato).

Una vez que tu gato ha recibido las primeras vacunas (vacunación primaria), las vacunas se administran cada año para mantener a tu gato protegido. Con la información que proporciones a tu veterinario, se decidirá qué vacunas deben administrarse.
Los protocolos de vacunación pueden variar en función de diferentes factores como:
Factores individuales: hogar con varios gatos, gato de interior o exterior, etc.
Factores regionales: la presencia o ausencia de algunas enfermedades en determinadas zonas del mundo.
Factores legales: Algunas vacunas son obligatorias si tu gato viaja a determinados países o regiones, o asiste a competiciones.

¿Qué enfermedades puedo evitar con la vacunación?

Las enfermedades más comunes contra las que puedes vacunar a tu gato son:

  • Parvovirus Felino o Panleucopenia Felina: La panleucopenia Felina es una infección altamente contagiosa causada por un virus llamado parvovirus felino. Los gatos jóvenes no vacunados son los que tienen más probabilidades de enfermarse y morir a causa de la enfermedad. Los principales signos clínicos son letargo, diarrea, falta de apetito y deshidratación.
    Los gatos eliminan el virus a través de las heces, la orina y las secreciones nasales. La transmisión de la enfermedad ocurre:

    • por contacto directo con secreciones infectadas
    • por contacto indirecto con objetos contaminados.
  • Herpesvirus Felino: El Herpesvirus Felino es un virus altamente contagioso y uno de los principales patógenos que causa infecciones del tracto respiratorio superior o gripe felina. Los signos clínicos más comunes incluyen conjuntivitis, estornudos, letargo, secreción nasal y en algunos casos fiebre. El virus se transmite a través del contacto directo con saliva, secreciones nasales u oculares, comederos y bebederos compartidos, bandejas de arena compartidas, etc. Una vez que un gato está expuesto al virus, los signos clínicos tardan de 3 a 5 días en aparecer. Este virus persiste en la célula nerviosa, por lo que una vez que un gato se infecta, se convierte en un portador crónico.

  • Calicivirus: El Calicivirus es un virus altamente contagioso y uno de los principales patógenos que causa infecciones del tracto respiratorio superior y enfermedades bucales en los gatos. Los signos clínicos más comunes incluyen estornudos, congestión nasal y fiebre. Tiende a ser más grave en los gatitos jóvenes. El virus se elimina por secreción nasal y ocular. Un gato puede infectarse por contacto directo con un gato infectado o por exposición ambiental a objetos contaminados. Una vez que un gato está expuesto al virus, los signos clínicos tardan de 2 a 6 días en desarrollarse. La mitad de los gatos infectados se convertirán en portadores del virus durante meses, siendo infecciosos para otros gatos. Un pequeño porcentaje de gatos puede convertirse en portadores crónicos.

  • Rabia: La Rabia es una infección altamente contagiosa que ataca el sistema nervioso central y el cerebro de los mamíferos. Los signos clínicos más comunes son cambios en el comportamiento como agresión, letargo, desorientación, parálisis y convulsiones. La rabia es una enfermedad zoonótica, lo que significa que puede transmitirse a los humanos. La tasa de mortalidad sigue siendo del 99,9% tanto en humanos como en animales.
    La transmisión del virus ocurre por contacto directo: las mordeduras o el contacto de membranas mucosas o piel dañada con saliva de un animal infectado son las formas más comunes de contagio. Una vez que comienzan los síntomas leves, los animales tienden a morir en 10 días.

  • Leucemia Felina: La Leucemia Felina es una infección viral importante que afecta a gatos de todo el mundo causada por un virus llamado virus de la leucemia felina. El virus puede provocar el desarrollo de tumores, anemia e inmunosupresión. Los principales signos clínicos incluyen pérdida de peso, diarrea y pérdida de apetito. Los gatos que viven en hogares con varios gatos o en criaderos tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad. Se ha estimado que el 80-90% de los gatos infectados mueren dentro de los 3-4 años posteriores al diagnóstico de la enfermedad.
    Se cree que la infección se transmite a través del contacto directo, como el aseo, los comederos compartidos y las bandejas de arena. Las gatas preñadas pueden transmitirlo a la descendencia dentro del útero.

  • Clamidia: La Clamidiosis Felina es una infección causada por una bacteria llamada Chlamydophila felis. Los signos más comunes provocados por esta bacteria involucran los ojos y el tracto respiratorio superior, provocando conjuntivitis, secreción ocular, estornudos y secreción nasal. Esta enfermedad se observa con mayor frecuencia en gatitos de 5 a 12 meses de edad.
    La bacteria no sobrevive mucho tiempo en el medio ambiente, por lo que la transmisión se produce generalmente a través del contacto cercano o directo con un gato infectado. Con el tratamiento adecuado se eliminan las bacterias y se resuelven los signos clínicos. Esta enfermedad es más común en gatitos jóvenes y gatos que se mantienen en grupos grandes.

  • Bordetella bronchiseptica: Bordetella bronchiseptica es una bacteria que puede causar enfermedades del tracto respiratorio superior en los gatos. Los signos clínicos más comunes incluyen estornudos, tos, secreción ocular y nasal y fiebre. Los signos clínicos generalmente duran entre 7 y 10 días. Los gatos infectados excretan bacterias en las secreciones nasales y oculares y en la saliva, por lo que la transmisión se produce a través del contacto directo o el contacto con las secreciones. Esta enfermedad es más común en gatos que se mantienen en grupos grandes, como refugios o colonias.

Recuerda que las vacunas que necesita un gato pueden variar dependiendo de la prevalencia de una enfermedad en la región, así como de factores individuales. Tu veterinario te aconsejará qué vacunas son necesarias y cuándo deben darse.

Tipos de vacunas

Las vacunas se pueden dividir en básicas y complementarias.
Vacunas básicas: se refieren a las vacunas recomendadas para todos los gatos y gatitos y son las siguientes:

  • Panleucopenia Felina o Parvovirus Felino *
  • Herpesvirus Felino o Rinotraqueítis Viral Felina *
  • Calicivirus Felino *
  • Rabia**

    *FVRCP (panleucopenia. Herpesvirus y calicivirus)
    *
    *Esencial cuando lo exige la ley o en áreas endémicas

Vacunas opcionales: se recomiendan según los factores de riesgo locales e individuales y son las siguientes:

  • Leucemia Felina (FeLV)
  • Inmunodeficiencia Felina (FIV)
  • Clamidia
  • Bordetella bronchiseptica

Calendario de Vacunación

Vacunación primaria

  • Gatitos menores de 16 semanas

    • 6-8 semanas de edad:
      • FVRCP (Panleucopenia, Herpesvirus y Calicivirus)
      • Bordetella bronchiseptica (una dosis única que se puede administrar en cualquier momento una vez que el gatito tenga más de 4 semanas de edad)
      • FIV (inmunodeficiencia felina) *
    • 9-11 semanas:
      • FVRCP (Panleucopenia, Herpesvirus y Calicivirus)
      • FIV (inmunodeficiencia felina)
      • FeLV (Leucemia Felina) *
      • Clamidia
    • 12-14 semanas:
      • FVRCP (Panleucopenia, Herpesvirus y Calicivirus)
      • FeLV Leucemia Felina
      • FIV (inmunodeficiencia felina)
      • Clamidia
    • 15-17 semanas:
      • FVRCP (Panleucopenia, Herpesvirus y Calicivirus)
      • Rabia **FIV / FeLV: solo los gatos que han resultado negativos para las enfermedades pueden ser vacunados contra el FIV o FeLV
  • Gatitos mayores de 16 semanas y gatos adultos no vacunados

    • Primera visita semana 0:
      • FVRCP (Panleucopenia, Herpesvirus y Calicivirus)
      • FeLV Leucemia Felina
      • FIV (inmunodeficiencia felina)
      • Clamidia
      • Bordetella bronchiseptica
      • Rabia
    • Segunda visita semana 3:
      • FVRCP (Panleucopenia, Herpesvirus y Calicivirus)
      • FeLV Leucemia Felina
      • FIV (inmunodeficiencia felina)
      • Clamidia
    • Tercera visita semana 6:
      • FIV (inmunodeficiencia felina)

Recordatorio anual:

  • 1 año después de la vacunación primaria:
    • FVRCP (Panleucopenia, Herpesvirus y Calicivirus)
    • FeLV Leucemia Felina
    • FIV (inmunodeficiencia felina)
    • Clamidia
    • Bordetella bronchiseptica
    • Rabia

Refuerzos posteriores:

- FVRCP (Panleucopenia, Herpesvirus y Calicivirus) después del primer refuerzo anual no debe administrarse con más frecuencia que cada 3 años. En gatos de alto riesgo, las vacunas contra Calicivirus y Herpesvirus pueden repetirse anualmente.
- FeLV después del primer refuerzo, la vacuna no debe administrarse con una frecuencia mayor que cada 2 a 3 años.
- FIV, Clamidia y Bordetella deben repetirse anualmente
- Rabia: la frecuencia de la rabia depende de la licencia y de lo que exige la ley. Puede administrarse anualmente o cada 3 años.