Perro Lulu
Lulu

Lulu, mi perro caniche hembra, tiene tos

Mi perro tiene tos seca, tose todos los días como si se estuviera atragantando, cuando intenta escupir se traga eso, lleva más de un mes así, ayuda que enfermedad puede tener, a ella le gusta comer mugres y motas que encuentra en el piso.

respiratorio tos
hace más de 3 años
Información sobre Lulu
  • Especie: Perro
  • Raza: Caniche
  • Sexo: Hembra
  • Edad: 11 años
  • Castración:
  • Síntomas: Tos
Respuesta de BarkiBot
Sobre el síntoma principal
×
Tos

La tos puede tener distintas causas, desde la presencia de un cuerpo extraño en el esófago o las vías respiratorias que le moleste, hasta un problema de corazón, parásitos como la filaria, infección respiratoria o tumor. Llévalo al veterinario para que pueda realizar las pruebas oportunas, que ayuden a determinar la causa concreta para poder tratarlo.

Enfermedades más probables
Relacionadas con los síntomas introducidos y presentadas en orden de más probable a menos probable.
×
Colapso traqueal

El colapso traqueal es una enfermedad crónica, progresiva e irreversible. Se define como el estrechamiento del diámetro de la tráquea, impidiendo que llegue la suficiente cantidad de aire a los pulmones.

Suele afectar a perros de mediana y avanzada edad, y, generalmente, a razas miniatura: Yorkshire terrier, Pomerania, Lhasa apso, Caniche enano, Chihuahua, etc. Y a perros que presentar alguna de estas condiciones: cardiopatías, tos crónica por problemas respiratorios o algún traumatismo en esa zona.

Síntomas

- tos crónica, que aumenta durante el día
- nerviosismo y respiración acelerada
- náuseas
- jadeos
- ruidos al respirar
- asfixia
En algunas ocasiones, mucosas azuladas o pálidas (cianóticas)

Para poder diagnosticarlo, es necesario llevar al perro al veterinario lo antes posible para realizarle las pruebas necesarias, como radiografías de la zona, auscultación, etc.

Si sospechas que tu perro puede estar sufriendo un colapso traqueal, llévala al veterinario. El tratamiento dependerá de la gravedad del cuadro, y se podrán administrar antitusígenos (para rebajar el nivel de estrés), oxigenoterapia, corticosteroides, broncodilatadores, benzodiacepinas, etc.

×
Tos de las perreras o traqueobronquitis infecciosa

La tos de las perreras, o traqueobronquitis infecciosa canina, es una enfermedad vírica altamente contagiosa que afecta a las vías respiratorias -cornetes nasales, garganta y tráquea- del perro. El contagio se produce a través de la expectoración de mucosidad de un perro enfermo. Los agentes patógenos, portadores del virus, comienzan a desarrollar la enfermedad en el perro sano, debilitando sus vías respiratorias, lo que las hace más vulnerables a que las bacterias oportunistas penetren en ellas, provocando el empeoramiento de su estado de salud. El periodo de transmisión dependerá del tipo de virus, y puede darse durante las dos primeras semanas o hasta tres meses. No es una enfermedad grave en sí misma, excepto en perros con problemas inmunitarios o en cachorros, pero es importante que lleves a tu perro al veterinario, ya que es una situación incómoda para él. Al ponerle el tratamiento adecuado, se evita que el cuadro se complique (neumonía).

Síntomas:

- tos seca y constante
- mucosidad o secreción, que suele confundirse con vómitos o con la expulsión de algún objeto no comestible
- vómitos o náuseas debido al esfuerzo al toser
- falta de apetito
- fiebre y decaimiento entre otros síntomas

Tan pronto como se detecten los síntomas y se confirme la enfermedad, su veterinario recomendará aislar al perro por un tiempo determinado (mínimo 7 días), para evitar que contagie a otros canes vecinos. Instaurará el tratamiento adecuado, teniendo en cuenta su estado de salud y el estadio de la enfermedad, generalmente a base de antibióticos o antiinflamatorios. Es muy importante que el perro se mantenga hidratado durante todo el proceso.

Por último, ten en cuenta que la mejor defensa ante una enfermedad vírica de este tipo es la prevención; por ello es muy importante tener al día su calendario de vacunación.

×
Fibrosis pulmonar idiopática (FPI)

Fibrosis pulmonar idiopática (FPI) es una enfermedad degenerativa y crónica que afecta a los pulmones, provocando una pérdida considerable de la función pulmonar. Por lo que el perro presentará dificultad para respirar, realizar ejercicio y desarrollar las actividades cotidianas.

En cuanto a las razas, los terrier tienen mayor predisposición a desarrollar esta enfermedad, pero puede darse en cualquier otra raza. Suele tener mayor incidencia a partir de los 9 años, pero también puede diagnosticarse en perros más jóvenes.

Síntomas más típicos

- tos crónica
- fatiga
- incapacidad para hacer cualquier tipo de ejercicio
- jadeo en reposo y aumento de la frecuencia respiratoria (taquipnea)
- mucosas cianóticas (pálidas o azuladas)
- síncopes o pérdida pasajera del conocimiento (en los casos más graves)

Para el diagnóstico es necesario auscultar a la mascota, también se realizarán otras pruebas, dependiendo del estado del animal, como analíticas, radiografías, ecocardiografía, gasometría arterial, etc.

El tratamiento tiene el objetivo de retrasar el avance de la enfermedad y mantener bajo control los signos clínicos para proporcionar una buena calidad de vida a nuestra mascota. Es necesario llevar un control de la hipertensión arterial, así como el uso de fármacos indicados para este tipo de patología.

×
Bronquitis en perros

La bronquitis canina es una dolencia del aparato respiratorio, determinada por una infección inflamatoria que afecta a los bronquios. Los bronquios son dos tubos en los que se ramifica la tráquea, su función es permitir que el aire entre y salga de los pulmones.

Existen dos tipos de bronquitis: aguda y crónica. Mientras que la bronquitis aguda tiene cura y su duración es corta, la crónica suele durar 2 o 3 meses y produce lesiones irreversibles en el tracto respiratorio.

Es una enfermedad bastante común en perros y los síntomas que la definen son: tos, respiración rápida sin motivo aparente, exceso de moco (en los estadios más avanzados de la enfermedad, el moco tiene tonalidad morada).

El diagnóstico se basa en la realización de diferentes pruebas; empezando por la causa de la enfermedad, que puede ser de origen infeccioso, alérgico o incluso el temido "gusano del corazón". En algunas ocasiones se puede confirmar el diagnóstico con radiografías y auscultaciones. En otros casos, sin embargo, se requieren pruebas más específicas como la broncoscopia, que consiste en introducir una cámara por las vías respiratorias del animal para poder ver el interior de los bronquios; la citología broncopulmonar, que es la extracción de una muestra celular de los bronquios para su examen; el lavado traqueobronquial, consistente en la instalación y posterior aspiración de solución salina en las vías respiratorias para obtener muestras celulares; la biopsia, que consiste en la extracción de tejido para su posterior análisis. Todas estas pruebas deben de estar realizadas por un veterinario, al igual que la definición del tratamiento, que vendrá determinado por el resultado de las pruebas, siendo diferente en cada caso y para cada paciente.

En general estos tratamientos suelen basarse en la aplicación de broncodilatadores, antibióticos específicos y esteroides. En cuanto a la prevención de la enfermedad, podemos evitar cualquier tipo de humo, chimenea, tabaco..etc, aerosoles, perfumes... aunque esto no nos asegura que nuestro perro no pueda padecer la enfermedad, ya que también existe un alto factor genético. En cualquier caso la visita al especialista es obligada, ya que la prontitud del diagnóstico puede mejorar mucho la calidad de vida de nuestra mascota.

×
Cardiomiopatía dilatada (CMD)

La cardiomiopatía dilatada (CMD) es una enfermedad que afecta a la capacidad de contracción del corazón. El músculo se debilita y el corazón se agranda, por lo que no puede contraerse y relajarse adecuadamente.

Puede tener una causa indeterminada (primaria o idiopática) o ser consecuencia de otros procesos (secundaria), como diabetes, procesos inflamatorios, déficit de taurina o L carnitina, parvovirus, hipotiroidismo, agentes tóxicos, etc.

Es una patología muy común y que, generalmente, afecta a perros de razas grandes, donde el componente genético es determinante (Doberman, Boxer, Dogo Alemán, Cocker Spaniel, San Bernardo, Pastor Alemán, Labrador, Iris Wolfhound, Golden Retriever y Terranovas), pero también puede presentarse en aquellas que no tienen una predisposición genética.

La evolución de la enfermedad pasa por varias fases:

- fase oculta, no hay síntomas clínicos, pero el funcionamiento del corazón ya no es normal (se puede detectar con pruebas diagnósticas realizadas por el veterinario)
- fase clínica (la enfermedad está muy avanzada), donde ya hay signos visibles en la mascota.

Síntomas en la fase clínica:

- tos
- dificultada para respirar
- agitación, nerviosismo
- lengua de color azul
- falta de apetito
- pérdida de peso
- debilidad
- arritmia
- desmayo
- se cansa rápidamente
- intolerancia al ejercicio
- abdomen distendido (acumulación de líquido)

Para diagnosticar la enfermedad, el veterinario realizará varias pruebas diagnósticas, como biomarcadores, electrocardiograma, radiografías y ecocardiografía, estudio Holter, etc.

El tratamiento a seguir será personalizado, ya que va a depender varios factores; como la fase de la enfermedad (como de avanzada está) y de la condición del paciente. Incluirá tratamiento farmacológico.

Si está en una fase oculta (sin síntomas, pero mal funcionamiento del corazón), el pronóstico será más favorable y se tratará de alargar lo máximo posible el tiempo dentro de esta fase.

En la fase clínica (con signos clínicos obvios), generalmente el pronóstico es severo, con una esperanza de vida corta, aunque siempre dependerá del caso en particular. En esta etapa, el objetivo será tratar de mantener una buena calidad de vida a la mascota; por ello es vital una detección precoz de la enfermedad en la fase asintomática (sin signos visibles).

Es muy importante detectarla a tiempo, ya que es una enfermedad que puede llegar a provocar la muerte súbita; por ello, ante cualquier sospecha, o si tu perro se encuentra entre las razas con mayor predisposición a padecer la cardiomiopatía dilatada, no dudes en acudir a un profesional veterinario cuanto antes para que pueda realizar un diagnóstico.

Recomendaciones:

- detección precoz ayudará a aumentar la esperanza de vida de nuestra mascota
- revisiones periódicas: anuales, si no hay hallazgos de evidencia; cada 4-6 meses si hay sospecha o confirmación del diagnóstico.
- comunicación periódica con el veterinario

×
Resfriado

El resfriado es una enfermedad que se produce por una infección del tracto respiratorio superior. Por lo general no es grave, pero no se debe confundir con otras enfermedades más graves. Acude a tu veterinario para que descarte otras enfermedades más graves.

Recuerda que estos resultados no están destinados a sustituir el consejo veterinario profesional, el diagnóstico o el tratamiento.
1 veterinario ha respondido
Veterinario Javier Orlando Avila Mojica
Javier Orlando Avila Mojica

Buenas tardes, es importante que acudas ante UN PROFESIONAL TITULADO CON TARJETA, para que la valore, puede ser una obstrucciòn traqueal, una bronquitis, una traqueobronquitis, etc, lo mejor es hacer unos exámenes de laboratorio para estar seguros, además que es una mascota de bastante edad.

hace más de 3 años