Perro Kiro
Kiro

Kiro, mi perro yorkshire terrier macho, tiene vómito, cambios en la actividad normal y alteración del apetito

Actualmente kiro está tomando fortekor y libeo con vetgastril, por la mañana y por la noche, por una descompensación en su corazón, pero a partir de empezar el tratamiento, ya no tiene nada de apetito, aunque sí bebe mucha agua.
Lo estoy alimentando con jeringuillas de caldo de pollo y zanahoria.
Por la noche lo oí con arcadas pero no vomita. Hace mucho pipí y la caca es blanda y oscura.
Qué le está pasando? Por qué no come? Está triste

digestivo respiratorio apetito
hace 9 meses
Información sobre Kiro
Respuesta de BarkiBot
Sobre el síntoma principal
×
Vómito

El vómito puede estar originado por diversas causas como la ingesta de un cuerpo extraño, problemas en hígado, vesícula o riñón, enfermedades varias, intoxicaciones, parásitos, etc. Además, un vómito constante y no controlado puede provocar irritación del esófago produciendo una esofagitis, lo cual es muy doloroso. Si pasadas 24 horas desde el inicio de la sintomatología no ha mejorado, acude a un veterinario para que pueda realizar un examen físico e identificar la causa exacta.

Si en cualquier momento comenzase a tener diarreas o vómitos con sangre, pérdida de consciencia u otros síntomas graves, tendrías que llevarlo de urgencia al veterinario para que pueda determinar la causa y estabilizarlo antes de que se complique la situación.

Enfermedades más probables
Relacionadas con los síntomas introducidos y presentadas en orden de más probable a menos probable.
×
Gastroenteritis hemorrágica

La gastroenteritis hemorrágica es la inflamación o irritación del estómago e intestino. Se caracteriza por aparición repentina de vómitos y heces teñidos en sangre. Es una afección urgente que podría afectar gravemente a la salud del animal. Llévala al veterinario lo antes posible.

×
Síndrome de Disfunción cognitiva (SDC)

El síndrome de disfunción cognitiva (SDC) en los animales de compañía engloba una serie de alteraciones en su comportamiento causadas por un progresivo deterioro de su capacidad cognitiva. Lo que también se conoce como “senilidad”. Estos cambios pueden afectar a sus habilidades sociales de comunicación, exploratorias, de eliminación y a los ciclos de sueño. Es decir, podemos apreciar un cambio en su interacción con los miembros de la familia más cercanos, no reconocerlos, agresividad, miedo, etc. Incluso con otros miembros de su misma especie con los que antes se llevaba bien.

Signos clínicos:

- desorientación, aturdimiento, confusión, apatía
- falta de memoria. No son capaces de realizar conductas aprendidas: acudir a la llamada, sentarse, etc.
- se orinan en sitios donde antes no lo hacían o en lugares no destinados a ese fin
- sensación de vulnerabilidad y miedo al daño físico o psicológico
- agresividad, irritabilidad
- baja capacidad de reacción ante estímulos sensoriales
- alteraciones en los ciclos de sueño. Periodos cortos de sueño alternando con ciclos de actividad durante la noche

Diagnóstico:
El diagnóstico de SDC se realiza por descarte, es decir, tras descartar problemas médicos u otras causas comportamentales de los signos que muestra el animal. En muchas ocasiones, debido a la edad avanzada, suelen compaginarse simultáneamente problemas causas médicas y SDC.

Existen algunos cuestionarios que permiten valorar la posibilidad de que el animal padezca SDC, que se basan en los síntomas característicos de este síndrome.

- descartar una causa médica subyacente, que provoque estos cambios de comportamiento.
- que se cumplan uno o varios de los siguientes signos clínicos:
- alteraciones del ciclo del sueño/vigilia
- irritabilidad
- letargia, confusión y desorientación
- menor interacción con los miembros de la familia con los que tenían más afinidad
- disminuye la capacidad de respuesta ante estímulos sensoriales
- disminuye el comportamiento exploratorio
- incapacidad para llevar a cabo de manera satisfactoria. las órdenes aprendidas
- pérdida de los hábitos de eliminación (se orina o defeca en lugares inapropiados)

Tratamiento

- eliminar todo tipo de castigos
- pautas o terapias de modificación de conducta y del entorno, para minimizar los signos clínicos que puedan aparecer y frenar el declive cognitivo. Es decir, reeducación de las conductas aprendidas, ejercicios para reforzar el aprendizaje, enriquecimiento ambiental (juegos que estimulen su capacidad de aprendizaje...), etc.
- tratamiento farmacológico que actue a nivel neuroquímico, orientado a paliar el deterioro y los cambios de comportamiento complementar. Siempre por prescripción del veterinario o etólogo clínico que lleve el caso.

Si sospechas que tu compañero presenta alguno de estos síntomas, debes ponerte en contacto con su veterinario o etólogo clínico, especialista en comportamiento, que tratará tu caso de manera personalizada.

×
Gastroenteritis

La gastroenteritis es un término general que describe una inflamación o irritación del estómago e intestino. Se caracteriza por la aparición repentina de vómitos y diarrea. Si pasadas 24 hrs tu mascota no mejora llevala al veterinario lo antes posible para que pueda poner solución al problema.

×
Alergia alimentaria

La alergia alimentaria es una respuesta exagerada del sistema inmunitario ante una sustancia por sí misma inofensiva. Esta sustancia se conoce como alérgeno.
Los alérgenos alimentarios pueden ser sustancias como: el trigo, hierbas, ingredientes de la comida...

Los principales síntomas que puede presentar tu mascota son: dermatológicos, como picazón o caída del otitis crónica, (infección de oído) e intestinales como diarrea o vómito.
Cualquiera de estos síntomas requiere la visita a un especialista, que pueda identificar la causa tras un examen físico del animal. Por otro lado, estas alergias pueden ser provocadas por diferentes factores como: intolerancias (como por ejemplo a la lactosa), sensibilidad a ciertos componentes (por ejemplo, el gluten o la propia proteína del alimento), reacción a fármacos y por último intoxicaciones alimentarias, producidas por hongos o bacterias.

Si sospechas que tu mascota tiene una alergia alimentaria, es importante que la lleves al veterinario. El tratamiento consiste en evitar los ingredientes que la provocan, por lo que una vez identificados, se busca una dieta que no los contenga en su fórmula. Hay buenas opciones en le mercado y, tratando la dolencia correctamente, podrás dar una mejor vida a tu mascota.

×
Obstrucción intestinal

La obstrucción intestinal ocurre cuando la comida o las heces no pueden salir del intestino. Las causas más frecuentes de obstrucción intestinal son la presencia de un cuerpo extraño dentro del intestino del animal (juguetes, huesos, piedras, plásticos, cuerdas...) Los cuerpos extraños pueden producir obstrucciones intestinales parciales o totales. Es muy importante acudir al veterinario cuanto antes para extraer el cuerpo extraño del interior de la mascota.

×
Gastritis aguda

La gastritis aguda es una enfermedad muy común en los animales de compañía. Consiste en la inflamación de la mucosa gástrica producida por diferentes factores, el más común es la ingesta de sustancias dañinas para el organismo del animal.

Algunas de estas sustancias pueden ser:

- deshechos de comida o basura
- plantas venenosas
- medicamentos. Existen protectores gástricos, como para los humanos, así que no te olvides de preguntar a tu veterinario si es que mascota tiene que tomar alguna medicación.
- objetos no alimenticios
- venenos: líquidos de limpiar, raticidas, detergentes, etc.

Los principales síntomas que se presentan son:

- vómitos
- diarrea
- dolor abdominal
- inflamación abdominal
- pérdida de apetito
- sangre en la heces

En cuanto al diagnóstico, debe ser realizado siempre por un profesional veterinario, que estudiará la historia clínica del animal, sus hábitos alimenticios, si ha tenido acceso a algún producto dañino, etc. Además, deberá realizar una exploración física con palpación, radiografías y, en algunos casos, análisis de sangre para determinar las causas de la gastritis.

Al igual que en los humanos, el tratamiento inicial consiste en ayuno durante un periodo de tiempo señalado por el veterinario, normalmente de entre 12 y 48 horas. Es importante también controlar la cantidad de agua que ingiere nuestra mascota durante este periodo de ayuno. Se suele recomendar cantidades pequeñas de agua para evitar vómitos y la consecuente sobre irritación del aparato digestivo. Tu veterinario te aconsejará lo más óptimo según tu caso. Tras el periodo de ayuno, te recomendará, si necesario, una dieta específica. En algunos casos, se incluye el tratamiento con antibióticos, medicamentos para evitar vómitos, etc.

Recuerda que estos resultados no están destinados a sustituir el consejo veterinario profesional, el diagnóstico o el tratamiento.
Fotos adjuntas
Kiro, mi perro yorkshire terrier macho, tiene vómito, cambios en la actividad normal y alteración del apetito
1 veterinario ha respondido
Veterinario Eva Gato
Eva Gato
+1
Respuesta mejor valorada

Una descompensación cardiaca suele acompañarse de una pérdida de apetito, son pacientes que deben estar muy vigilados ya que en cualquier momento pueden tener derrames internos tanto abdominales como torácicos. Le recomiendo que le hagan pruebas de riñón y que hagan una ecografía tanto abdominal como torácica para ver cómo está internamente. Saludos.

hace 9 meses