Perro Linda
Linda

Linda, mi perro cruce de ratonero valenciano hembra, tiene apatía y fiebre

Tiene 39 grados de fiebre ¿ que puedo darle , hasta mañana que la vea su veterinaria ? Muchas gracias .

fiebre
hace 3 meses
Información sobre Linda
  • Especie: Perro
  • Raza: Cruce de Ratonero valenciano
  • Sexo: Hembra
  • Edad: 10 años
  • Castración:
  • Síntomas: Apatía y Fiebre
Respuesta de BarkiBot
Sobre el síntoma principal
×
Apatía

Si tu mascota está apática y triste es síntoma de que algo no está bien. Si está más decaída de lo normal, puede ser porque echa de menos a alguien o porque alguna de sus rutinas ha cambiado y todavía no se ha acostumbrado. Dale un poco de tiempo y si en un par de días no mejora, habla con un etólogo (un veterinario experto en comportamiento y conducta animal).

Si la tristeza va acompañada de otros síntomas como diarrea o vómito, desorientación, jadeo, babeo... Acude urgentemente a la clínica veterinaria, ya que son síntomas graves.

Enfermedades más probables
Relacionadas con los síntomas introducidos y presentadas en orden de más probable a menos probable.
×
Leptospirosis

La leptospirosis canina es una enfermedad bacteriana canina que puede tener consecuencias muy graves en las mascotas y además puede contagiarse a las personas. El modo de contagio habitual consiste en la contaminación del agua estancada por la orina de un animal infectado y en el posterior contacto de ese agua con una herida en la piel. Para descartar esta enfermedad, será necesario realizar una analítica de sangre del animal en el veterinario. Es importante que lleves a tu mascota al veterinario lo antes posible.

×
Parvovirus

El parvovirus canino es la principal enfermedad vírica canina. Afecta principalmente a cachorros de perro, manifestándose como diarrea con sangre y maloliente, junto con un estado de deterioro general del animal. El diagnóstico y tratamiento precoz es imprescindible para salvar la vida del animal. Lleva urgentemente a tu perro al veterinario.

×
Coronavirus

El coronavirus es una enfermedad viral intestinal, infecciosa y de curso agudo; esto significa que no tiene cura y que hay que pasarla. Afecta a los perros y gatos de todas las edades, pero sobre todo a los cachorros. El coronavirus es altamente contagioso y peligroso, por lo que es importante detectarla a tiempo para que el animal sobreviva y no haya secuelas de ningún tipo tras la recuperación.

La manera de contagio es a través de las heces de animales infectados y el virus puede permanecer activo hasta 6 meses en las deposiciones de animales que hayan sufrido la enfermedad. La enfermedad empieza a manifestarse entre 24 y 36 horas después del contacto con las heces infectadas.

Los principales síntomas de la enfermedad son: diarrea prolongada, deshidratación, vómitos, falta de apetito, apatía, fiebre alta, temblores derivados de la fiebre y dolor abdominal.

El diagnóstico se basa en la exploración del animal y la identificación de los síntomas por parte del profesional veterinario, pueden ser necesarias pruebas de laboratorio.

El tratamiento es meramente paliativo, es decir, se encarga de mitigar los síntomas y evitar complicaciones mayores. El veterinario le recetará uno o varios medicamentos, dependiendo de los síntomas que presente el animal y del estado en el que se encuentre. Por ejemplo, se suelen usar antibióticos para la infección, antivirales para mitigar la carga vírica, procinéticos para mejorar el tránsito intestinal y medicamentos específicos para cortar la diarrea y el vómito. Es muy importante que intentes mantener al animal hidratado con pequeñas dosis de agua para evitar el vómito, lo mejor es que intentes administrarla con una jeringuilla adecuada (sin la aguja) y en muy pequeñas cantidades.

En cuanto a la prevención, existe una vacuna para el coronavirus, pero no todos los profesionales veterinarios la recomiendan debido a sus efectos secundarios. Lo mejor es que tu veterinario de confianza te asesore sobre este tema.
Por tu parte, una buena alimentación para tu mascota y la higiene de juguetes, mantas y espacio de tu perro te ayudará a evitar el temido virus.

Ante la menor sospecha, es muy importante acudir al veterinario a la mayor brevedad posible, ya que es una enfermedad muy grave y los animales se encuentran muy mal y sufren.

×
Otitis interna

La otitis es la inflamación del oído. La otitis interna o media es la inflamación que está en el interior del tímpano. Es importante tratarla a tiempo para que no derive en problemas del sistema nervioso central, llegando a causar meningitis. Acude al veterinario lo antes posible.

×
Rabia

La rabia es una enfermedad viral infecciosa que ataca el sistema nervioso central y al cerebro. Es muy contagiosa y afecta a todos los mamíferos. Actualmente, los perros son los principales transmisores. La vacuna contra la rabia es el mejor antídoto contra la enfermedad, ya que a día de hoy no existe tratamiento contra ella; por ello la prevención es fundamental.

Se transmite a través del virus Rhabdoviridae, bien sea por mordedura o por contacto directo de mucosas o heridas con la saliva del animal infectado. Su periodo de incubación oscila entre las 3 y 8 semanas.

Los síntomas característicos son:

- En fases iniciales: cambios de comportamiento, nerviosismo, ansiedad, etc.
- Fase intermedia: agresividad extrema, periodos de insomnio, necesidad de morder constantemente, convulsiones, desorientación, etc.
- Fase final o paralítica: pocos perros llegan a esta fase. Se produce una insuficiencia respiratoria, ya que debido a la parálisis inducida por el virus, el animal no puede respirar ni tragar por sí mismo.

En cuanto al diagnóstico de la enfermedad, destaca la técnica PCR (reacción en cadena de la polimerasa). Como indicamos anteriormente, no existe tratamiento para la rabia en perros y gatos; por ello la vacunación frente a esta enfermedad es la mejor herramienta para prevenirla. No obstante, en los países desarrollados existen protocolos de vacunación muy extrictos, que incluyen la vacuna antirrabica de manera obligatoria.

×
Babesiosis

La babesiosis es una enfermedad infecciosa provocada por la picadura de una garrapata o por transfusión sanguínea con sangre infectada. Afecta a animales de todas las edades y razas y es más frecuente en perros que en gatos.

Los principales síntomas pueden manifestarse incluso dos meses después de la picadura de la garrapata y no son muy determinantes en un principio (cansancio y apatía general, falta de apetito, y fiebre, etc.). Al tratarse de una enfermedad infecciosa, la enfermedad evoluciona y en las siguientes horas a la manifestación de los síntomas el animal mostrara un decaimiento general de salud. Es importante acudir rápidamente al veterinario para que determine el grado de la infección, ya que esta enfermedad puede aparecer en 3 cuadros clínicos: babeosis aguda, hiperaguda y crónica.

El tratamiento para cada una de ellas debe de ser indicado por el profesional veterinario después de las pruebas pertinentes: análisis de sangre y orina. La internación del paciente para un mejor seguimiento de la enfermedad, el uso de fármacos para eliminar la infección de la sangre e incluso transfusiones de sangre, para limpiar y renovar el flujo sanguíneo, son algunos de los tratamientos propuestos por los especialistas. En este caso, como en muchos otros, la prevención puede quitarnos muchos dolores de cabeza. Desparasita a tu mascota siguiendo las pautas de desparasitación que te indique su veterinario (la frecuencia suele ser de 1, 3 o 6 meses, dependiendo de la zona en la que viva el animal).

Recuerda que estos resultados no están destinados a sustituir el consejo veterinario profesional, el diagnóstico o el tratamiento.
Fotos adjuntas
Linda, mi perro cruce de ratonero valenciano hembra, tiene apatía y fiebre
1 veterinario ha respondido
Veterinario Irene Pérez Piñel
Irene Pérez Piñel

Hola: la temperatura normal en un perro adulto oscila entre 38º y 39º, por lo que Linda no tiene fiebre. El resto de síntomas puede requerir de una consulta veterinaria, pero en principio no debes hacer nada por la temperatura corporal.

hace 3 meses