Gato Tor
Tor

Tor, mi gato común europeo macho, tiene vómito, apatía y fiebre

Hola, tengo dos gatos, ambos hermanos, macho y hembra. Dos años y medio, ambos castrados y con algo de sobrepeso. Comen desde hace un año un pienso para castrados de buena calidad según su veterinario, les gusta mucho y lo han comido siempre bien. Empezaron a vomitar en mayo, cada vez con más frecuencia. Aumentamos la cantidad de malta y el cepillado por si eran bolas de pelo a instancias del veterinario. El dia 22 de junio les llevamos a revisión veterinaria más vacunas (trivalente + leucemia). El veterinario les vio bien. Al día siguiente vomitaron los dos algo de pelo, y los días posteriores el macho (Tor) siguió vomitando. Intentamos cambiar el pienso por uno para bolas de pelo de la misma marca que el pienso de castrados que comían porque la composición era parecida. Lo comían bien pero los días posteriores él siguió vomitando, varias veces al día hasta que no echaba más que baba del estómago o bilis. Intenté mezclar el pienso de castrados de antes con otro de otra marca para estómagos sensibles para ver si era un problema de alergia. Comieron el nuevo pienso con mucha más gana que el anterior (el anterior lo dejaban en el cuenco, solo comían el nuevo) y dejaron de vomitar unos dos días. Como no sabíamos el motivo de los vómitos tan frecuentes, le llevamos (solo a él) al veterinario el día 5 de julio, casi dos semanas después de la vacunación. Le iban a hacer pruebas (análisis, radiografía, ecografía) pero por un problema con el veterinario al final no se las hicieron. No tenía fiebre. He de mencionar también que el gato se violentó durante esa visita mucho, y estaba muy estresado, tanto que me llegó a morder con violencia, cosa que jamás había hecho (en casa es un gato tranquilo y de lo más noble). Al final como alternativa el veterinario le pinchó un protector estomacal, otro pinchazo de un producto por si eran alergias alimentarias y un tercer pinchazo que era para evitar reacciones del producto para las alergias: tratamiento corticoterapia DEPOMODERIN y tratamiento antiácido ZANTAC (RANITIDINA). Como digo, no le llegaron a hacer pruebas. La cosa es que el gato ha dejado de vomitar (su hermana también pero ella no recibió el tratamiento), pero en la zona de los pinchazos tiene un bultito. Además, lleva varios días muy apático y apagado, no come el pienso ni la lata de atún que antes le encantaba, y no juega nada. Va de un sitio a otro para tumbarse. Por la mañana le encanta ver los pájaros desde la ventana (rutina que tiene desde hace meses), y ahora ni se sube para verlos. Solo está tumbado de un sitio a otro, y acepta los mimos pero con mucha apatía y pasividad. Se le ve apagado y sin energía. Solo he conseguido que comiera malta y unas chucherías de atún seco naturales, pero cuando se le caen al suelo le cuesta comérselas. Bebe agua pero muy poco pese a que le animo. Su hermana sigue igual de activa que siempre y aunque come algo menos, sigue comiendo, jugando, activa...Ella sigue comiendo el último pienso nuevo que le pusimos, que es para estómagos sensibles, el de castrados ya ni lo toca. Pero su hermano no come nada de pienso ni siquiera con fortiflora que le suele gustar muchísimo, y tampoco come lata (le doy latas naturales de atún o salmón y siempre las ha comido bien).
Estoy algo preocupada porque el domingo le llevamos a una casa de guardería ya que nos vamos de vacaciones una semana y media. Ya estuvieron en esa casa en diciembre y aunque al principio iban estresados a los dos días estaban como siempre. Me da miedo volver a llevarles al veterinario porque en la última consulta se estresó mucho. Mi pregunta es si el gato puede estar así de apagado y sin apetito debido a una reacción al tratamiento que le han puesto, quizás no por el protector estomacal pero sí debido al tratamiento de corticoterapia que según el veterinario tendría efecto durante dos semanas. ¿Es normal esa reacción? O bien puede ser que sea a consecuencia del estrés de la última visita, odia el veterinario y ha ido dos veces en dos semanas. Voy a llamar a su veterinario para consultarle pero rogaría si me pudieran orientar también ustedes para tener una segunda opinión y si me pudieran decir qué hago si sigue sin comer ni pienso ni lata.

locomotor digestivo apetito fiebre vacunas sobrepeso pienso acana vacuna polivalente
hace 2 meses
Información sobre Tor
2 veterinarios han respondido
Veterinario Irene Pérez Piñel
Irene Pérez Piñel
+1
Respuesta mejor valorada

Hola: en principio el problema de vómitos parece que podría deberse una intolerancia dietética. En cuanto a tu duda concreta, es complicado determinar la causa. El depomoderin rara vez da efectos secundarios en gatos, aunque podría producir una bajada de potasio (la cual se manifiesta con debilidad muscular). Por otro lado, es un fármaco que produce bajada de defensas, por lo que si Tor tiene algún virus latente (tipo inmunodeficiencia, leucemia) podría activarlo, y se justificaría el malestar. El zantac es un medicamento de personas, así que es difícil determinar los efectos secundarios que podrían aparecer en gatos, siendo en principio un medicamento de amplio uso y seguro. Finalmente los gatos son extremadamente sensibles al estrés, y un episodio intenso del mismo si puede manifestarse como agotamiento, por lo que también podría ser una explicación. Lo más preocupante es la falta de apetito, en gatos es importante mantener una ingesta mínima diaria para evitar problemas hepáticos por ayuno prolongado. Puedes probar a utilizar un enchufe de feromonas (y a seguir administrándole comida muy apetitosa a mano) y valorar en 24 horas, y si no hay mejoría, habría que valorar la causa (por la anorexia, el resto, si se debe al fármaco, irá remitiendo). Y por supuesto dejarle espacio y tranquilidad para que descanse (si es por estrés es fundamental el reposo de calidad)

hace 2 meses
Veterinario Irene Pérez Piñel
Irene Pérez Piñel
+1

Hola: en principio no, está todo correcto en ese aspecto. Se recomienda dejar un plazo entre la administración de vacunas y la de corticoides, pero sobre todo se debe a que las defensas podrían no reaccionar adecuadamente a las vacunas, y éstas resultarían ineficaces. Dos semanas es el tiempo recomendado de separación entre un procedimiento y otro, por lo que en principio, si es negativo a leucemia e inmundeficiencia, esa opción la podemos descartar.

hace 2 meses