Gato Suso
Suso

Suso, mi gato europeo de pelo corto macho, tiene dolor al contacto, bulto en la piel y encías blancas o pálidas

Desde hace un par de días le descubrimos un bulto debajo de la piel a la altura de la cadera que le duele al palpar. Tenemos una consulta programada para dentro de dos semanas para una vacuna pero tengo dudas sobre si se lo deberían examinar cuanto antes.

peleas/heridas
hace alrededor de 1 año
Información sobre Suso
Respuesta de BarkiBot
Sobre el síntoma principal
×
Dolor al contacto

Si tu mascota se queja al tocarle, puede ser que tenga un problema físico en la zona. Lo recomendable sería acudir al veterinario para que realice una exploración general, de forma que pueda detectar el punto de dolor exacto. De ser necesario, realizará pruebas complementarias, que ayuden a identificar la causa exacta, y pautará un tratamiento analgésico para controlar el dolor.

Enfermedades más probables
Relacionadas con los síntomas introducidos y presentadas en orden de más probable a menos probable.
×
Artrosis

La artrosis es una enfermedad que se produce cuando las articulaciones de tu mascota se desgastan. Esta enfermedad se caracteriza por la dificultad para moverse, subir escaleras, lentitud, y dolor. Es una enfermedad muy dolorosa y molesta, ya que tu mascota se sentirá muy incómoda al mover sus patas, saltar o correr.

Los principales motivos por los que puede aparecer esta enfermedad responden a 3 factores: la edad del animal, el factor genético, determinado tanto por la herencia como por la raza a la que pertenece, y el estilo de vida que ha llevado el animal.

Es importante que tengas en cuenta que es una enfermedad degenerativa, que no tiene cura, como en los humanos. Sin embargo, existen tratamientos que mejoran mucho la calidad de vida del animal. El tratamiento consiste en eliminar o mitigar el dolor tanto con una mejora en la dieta (siempre por prescripción de un especialista en nutrición) como con la prescripción de medicamentos antiinflamatorios indicados para esta dolencia concreta.
Por tu parte, debes hacer más cómoda la vida de tu mascota. Recuerda comprarle una buena cama, existe una amplia gama en el mercado específica para este tipo de problemas. Mantenle alejado de temperaturas extremas, el exceso de frío y/o calor son igualmente perjudiciales. Aunque veas que se mueve menos por el dolor, debes animarle a que camine, el ejercicio es un buen aliado para luchar contra la artrosis. También es recomendable acudir a un especialista veterinario en fisioterapia, que puede darte una pautas de rehabilitación para mejorar la movilidad.
Ante todo, si sospechas que tu mascota puede sufrir de artrosis, debes acudir lo antes posible a tu veterinario, aunque no existe una gravedad inminente ni cura, el diagnóstico temprano nos ayudará sin duda a mejorar la calidad de vida de nuestra querido compañero.
Por otro lado, la prevención desde que son cachorros puede ayudarnos mucho a evitar o retrasar la aparición de la artrosis en nuestra mascota. Una dieta completa y adecuada a sus necesidades, el ejercicio físico, la no exposición a temperaturas extremas y el uso de condroprotectores son las principales pautas que debemos seguir para evitar esta dolencia en el futuro.

No olvides siempre consultar con tu veterinario para definir las pautas correctas para tu mascota.

×
Envenenamiento o intoxicación

El envenenamiento o intoxicación es el efecto que se produce cuando una sustancia tóxica se ingiere, inhala o entra en contacto con la piel, los ojos o las membranas mucosas, como las de la boca o nariz del animal. Si crees que tu mascota puede estar envenenada o intoxicada, acude al veterinario lo antes posible, el tiempo es un factor muy importante en este caso.

×
Enfermedad de Legg-Calve-Perthes

La enfermedad de Legg-Calve-Perthes, o necrosis avascular de la cabeza del fémur, se caracteriza por un desgaste del hueso en esa zona, debido a la falta de riego sanguíneo; por lo que el tejido empieza a deteriorarse y necrosarse.

Si no se frena el avance de la enfermedad, el deterioro (necrosis) continúa avanzando, extendiéndose a la cadera y a otras zonas, y terminará por afectar a toda la articulación, inmovilizándola; por lo que el perro ya no será capaz de andar por sí solo.

Esta enfermedad tiene un componente genético importante, con mayor afectación a la siguientes razas, así como a perros de razas pequeñas o miniatura:

Terriers: Yorkshire terrier, Fox terrier, Cairn terrier, Silky terrier australiano, West Highland terrier, Lakeland terrier; Carlino o pug, Pinscher, Caniche o Poodle, Manchester, Pequeño Perro León.

Aunque también puede tener otras causas, como déficit de riego sanguíneo durante el crecimiento y desarrollo de la articulación, así como golpes o traumatismos repetidos en la zona.

Síntomas más comunes:

- cojera muy marcada en la pata trasera afectada
- extremidad acortada
- dolor fuerte al contacto
- dolor en la zona de la cadera
- crepitación o crujidos en la extremidad
- en casos graves, el perro se negará incluso a andar

Para el diagnóstico, el veterinario realizará una valoración general de su estado de salud, así como otras pruebas diagnósticas, que ayuden a confirmar si padece o no esta enfermedad. Entre ellas radiografía de cadera y técnicas de palpación.

El tratamiento dependerá del estado de la enfermedad. Incluirá terapia farmacológica (analgésicos, etc.), inmovilización de la zona afectada y cirugía, en determinados casos más severos.

Si tienes dudas sobre si tu mascota puede o no padecer esta enfermedad, acude a su veterinario para que pueda examinarla y descartarla.

×
Gastritis aguda

La gastritis aguda es una enfermedad muy común en los animales de compañía. Consiste en la inflamación de la mucosa gástrica producida por diferentes factores, el más común es la ingesta de sustancias dañinas para el organismo del animal.

Algunas de estas sustancias pueden ser:

- deshechos de comida o basura
- plantas venenosas
- medicamentos. Existen protectores gástricos, como para los humanos, así que no te olvides de preguntar a tu veterinario si es que mascota tiene que tomar alguna medicación.
- objetos no alimenticios
- venenos: líquidos de limpiar, raticidas, detergentes, etc.

Los principales síntomas que se presentan son:

- vómitos
- diarrea
- dolor abdominal
- inflamación abdominal
- pérdida de apetito
- sangre en la heces

En cuanto al diagnóstico, debe ser realizado siempre por un profesional veterinario, que estudiará la historia clínica del animal, sus hábitos alimenticios, si ha tenido acceso a algún producto dañino, etc. Además, deberá realizar una exploración física con palpación, radiografías y, en algunos casos, análisis de sangre para determinar las causas de la gastritis.

Al igual que en los humanos, el tratamiento inicial consiste en ayuno durante un periodo de tiempo señalado por el veterinario, normalmente de entre 12 y 48 horas. Es importante también controlar la cantidad de agua que ingiere nuestra mascota durante este periodo de ayuno. Se suele recomendar cantidades pequeñas de agua para evitar vómitos y la consecuente sobre irritación del aparato digestivo. Tu veterinario te aconsejará lo más óptimo según tu caso. Tras el periodo de ayuno, te recomendará, si necesario, una dieta específica. En algunos casos, se incluye el tratamiento con antibióticos, medicamentos para evitar vómitos, etc.

×
Gastritis crónica

La gastritis es la inflamación de la mucosa gástrica y es una de las afecciones intestinales más comunes. Se considera crónica cuando persiste en el tiempo y se desarrolla de manera lenta. Lleva a tu mascota al veterinario lo antes posible para que pueda poner solución al problema cuanto antes.

Recuerda que estos resultados no están destinados a sustituir el consejo veterinario profesional, el diagnóstico o el tratamiento.
1 veterinario ha respondido
Veterinario Alicia Kivet Plaza Mayor
Alicia Kivet Plaza Mayor

Hola,
Yo no me esperaría dos semanas, en primer lugar porque hay dolor y habría que tratar su sufrimiento, en segundo lugar porque hay un bulto, que puede ser un hematoma, una fractura, una infección (absceso) etc. y puede requerir tratamiento inmediato, pero lo que mas me preocupa es que tenga las mucosas pálidas, esto puede ocurrir por anemia, miedo, hipotensión... Habría que ver si ha podido tener acceso a venenos como matarratas, o si caza/se come ratones que pudieran haber sido envenenados. Deberías llevarlo al veterinario cuanto antes.

Un saludo

hace alrededor de 1 año