Perro Niño
Niño

Niño, mi perro labrador macho, tiene mal apetito, apatía y pérdida de peso o adelgazamiento

Que debo hacer para que mi niño vuelva a comer, ya le di antibiótico y una vitamina para el apetito y nada. Solo toma agua

digestivo amoxicilina apetito
hace 3 meses
Información sobre Niño
Respuesta de BarkiBot
Sobre el síntoma principal
×
Pérdida de peso o adelgazamiento

Si tu mascota pierde peso de manera repentina y sin causa aparente (su alimentación y sus hábitos no han cambiado), estamos ante un signo de alerta. Las causas son diversas, ya que es un síntoma que va asociado a diversas enfermedades: parásitos, problemas renales o hepáticos, enfermedad periodontal, etc. Puede aparecer junto a otros síntomas como vómitos, heces de color oscuro o con sangre, estreñimiento, apatía, etc.

Te recomendamos que acudas al veterinario cuanto antes para poder determinar la causa del problema y poner un tratamiento lo antes posible.

Enfermedades más probables
Relacionadas con los síntomas introducidos y presentadas en orden de más probable a menos probable.
×
Pancreatitis

La pancreatitis es una enfermedad del páncreas, órgano situado en el abdomen, que ayuda al cuerpo a digerir los alimentos. Durante la digestión, el páncreas secreta unas enzimas en el tracto digestivo que ayudan a procesar los alimentos ricos en grasas. Cuando se inflama se produce la pancreatitis.

La pancreatitis puede ser aguda, ocurre de manera repentina, o crónica. Al igual que en los humanos, ambas pueden ser leves o graves, llegando a ser potencialmente mortales si no se tratan.

Síntomas

- pérdida de apetito
- diarrea
- vómitos
- depresión, cansancio, letargo
- dolor abdominal
- fiebre

En los casos más graves

- fiebre alta
- deshidratación
- presión arterial elevada

Para el diagnóstico de la enfermedad se debe acudir al veterinario, el cual, mediante un examen físico y el historial clínico, podrá determinar si padece esta enfermedad. Aunque no existe una única prueba para diagnosticarla, inicialmente se pueden incluir análisis de sangre, radiografías, ecografía abdominal (para localizar alguna anomalía o descartar otras posibles causas). Generalmente, junto con las pruebas anteriores, se realizará la medición en sangre de algunas enzimas pancreáticas, como la lipasa y amilasa, para llegar al diagnóstico definitivo.

×
Diabetes

La diabetes es una enfermedad que consiste en la incapacidad del cuerpo para producir o utilizar la hormona de la insulina. Esta carencia hace que se produzca un aumento considerable en los niveles de azúcar en sangre. Al igual que en las personas, esta hormona es sintetizada en el páncreas, así que un mal funcionamiento de este órgano puede provocar esta dolencia.
La insulina es la encargada de procesar la glucosa para que esta de energía al cuerpo del animal, al faltar la insulina, la glucosa no cumple su cometido y el animal se encuentra falto de energía, por esto los niveles altos de glucosa en sangre suelen ser indicadores de esta enfermedad.

Es una enfermedad que puede aparecer en cualquier raza y a cualquier edad, siendo más probable en hembras de avanzada edad no castradas.

Los principales síntomas que aparecen son: el descenso de la actividad física o apatía, pérdida de peso, mayor apetito, orinar con demasiada frecuencia y beber demasiada agua.

El diagnóstico consiste en un examen físico del paciente, acompañado de análisis de orina y sangre para comprobar los niveles de glucosa en ambos fluidos.

Una vez confirmada la enfermedad el veterinario te recomendará un tratamiento específico, así como cambios en los hábitos de alimentación y vida de tu mascota. Un animal diabético deberá estar en tratamiento toda la vida, ya que en ningún caso el páncreas volverá a sintetizar la insulina.

Te resumimos ahora la pautas más comunes de este tratamiento, aunque no olvides que necesitas el diagnóstico y la prescripción de un veterinario:

- inyección de insulina, ya que el páncreas no produce la hormona necesaria para la síntesis de la glucosa, debemos introducirla en el organismo. Para determinar la dosis adecuada en cada caso, el veterinario debe estudiar diferentes parámetros, tales como el peso, la raza y la edad del animal, cuando come y cuando bebe; por este motivo es posible que tu mascota deba permanecer ingresado un día. Una vez determinada la dosis, el veterinario te explicará cómo debes proceder de manera correcta a su administración, ya que la dosis debe ser diaria.
- dieta. Es muy importante ser estricto con la dieta, que sea la misma y a la misma hora, así evitaremos alteraciones en los niveles de glucosa. Normalmente el veterinario te recomendará un alimento balanceado rico en fibra e hidratos de carbono complejos, para conseguir que los azúcares se liberen siempre de una manera controlada y pausada, es decir, debemos evitar los cambios bruscos en los nutrientes. Existen muchas opciones en el mercado indicadas para animales con esta enfermedad.
- actividad física. A lo largo de la vida de nuestra mascota la actividad física tiene un papel fundamental para mejorar su salud. En el caso que tratamos tiene mayor importancia, si cabe, ya que el ejercicio nos ayudará a la movilización de la glucosa en sangre. Aunque le cueste un poco más que antes, no te olvides de disfrutar de largos paseos juntos, te lo agradecerá.

Por último, señalar que si tu mascota no está castrada y sufre de diabetes, es recomendable que la castres para evitar cambios hormonales que puedan alterar los niveles de glucosa e insulina.

×
Brucelosis canina

La brucelosis canina es una enfermedad bacteriana altamente contagiosa entre individuos de la misma especie. La brucelosis se contagia por el contacto con fluidos orgánicos como: leche de la madre, orina, heces, secrecciones vaginales, semén, saliva, secrección ocular y secreción de oídos.

Los síntomas que describen esta enfermedad son comunes en un gran número de dolencias, por lo que es difícil identificar la enfermedad en una etapa temprana. Los más destacados son: fiebre, inflamación de los ganglios, dolores articulares y debilidad general; en los machos se presenta inflamación testicular y abortos en el caso de las hembras.

Si sospechas que tu mascota puede sufrir esta dolencia, no dudes en acudir a tu veterinario lo antes posible. El diagnóstico se basará en análisis de sangre y en el historial clínico del paciente, no olvides informar al veterinario de tus sospechas, sobretodo si es hembra y crees que ha sufrido algún aborto.

Al tratarse de una infección bacteriana lo más común es prescribir antibióticos específicos para esta dolencia. Se recomienda hacer seguimiento continuo del paciente para evitar nuevos brotes. Es posible que la infección haya dejado secuelas en el aparato reproductor del paciente, por lo que su veterinario recomendará castrar al animal, así evitarás posibles contagios.

No existe una vacuna que prevenga la enfermedad, así que no dudes en acudir a tu veterinario si notas alguno de los síntomas descritos.

×
Parvovirus

El parvovirus canino es la principal enfermedad vírica canina. Afecta principalmente a cachorros de perro, manifestándose como diarrea con sangre y maloliente, junto con un estado de deterioro general del animal. El diagnóstico y tratamiento precoz es imprescindible para salvar la vida del animal. Lleva urgentemente a tu perro al veterinario.

×
Empacho o indigestión

El empacho o indigestión es el malestar que se produce por comer en exceso, esto provoca que el aparato digestivo de nuestro animal de compañía tenga que trabajar más para poder digerir esa alta cantidad de comida.
Los principales síntomas que se determinan un empacho o indigestión son:

Vómito
Inflamación excesiva del abdomen,
Babeo y jadeo sin motivo aparente
Apatía
Malestar general

El diagnóstico debe ser determinado siempre por un profesional veterinario, aunque parezca que un empacho no es algo grave puede llegar a serlo en algunos casos en los que puede provocar torsión gástrica, enfermedad muy urgente y peligrosa.

Lo más importante es que la mascota evacue el alimento que le produce el malestar y el empacho, vía oral o vía anal de manera natural.
Si ha vomitado y ha parado de hacerlo, y parece que se recupera, el tratamiento consiste en controlar la ingesta de alimento. Un periodo de ayuno de algunas horas tras el último vómito y la ingesta progresiva de alimento en pequeñas cantidades hasta la recuperación total del animal.
Es importante que disponga siempre de agua fresca pero en cantidades moderadas, ya que la ingesta masiva de agua puede provocar también la torsión estomacal.
En el caso que la mascota siga vomitando o con ganas de vomitar después de expulsar el alimento es muy importante que acudas rápidamente a tu veterinario para que puede acabar con los síntomas y valorar el estado general del animal.

Lo mejor que puedes hacer para prevenir este tipo de enfermedad es controlar la alimentación de tu mascota, si es muy ansioso comiendo ten cuidado con las cantidades,e s mejor que le des más veces al día menos cantidad. No olvides que este tipo de empachos producen una irritación del tracto digestivo, darle comida antes de dejar que se recupere puede provocar que la enfermedad se alargue.

×
Insuficiencia Pancreática Exocrina

La insuficiencia pancreática exocrina en la producción insuficiente de enzimas digestivas que conllevan malabsorción y diarrea crónica. Es importante que lleves a tu mascota al veterinario lo antes posible.

Recuerda que estos resultados no están destinados a sustituir el consejo veterinario profesional, el diagnóstico o el tratamiento.
1 veterinario ha respondido
Veterinario Javier Orlando Avila Mojica
Javier Orlando Avila Mojica

Buenas noches, antibiótico con prescripción médica ?, vuelve donde el colega que te prescribió eso y pagando la consulta que lo examine completamente, realice exámenes de laboratorio y cuando tenga un diagnóstico certero, que lo trate adecuadamente con la medicación que es.

hace 3 meses