Perro Paris
Paris

Paris, mi perro cruce de border collie hembra, tiene pérdida de peso o adelgazamiento, abdomen inflamado y fluido vaginal blanquecino o verdoso

No es acerca de Paris, quiero saber a que edad se puede bañar un cachorro de poodler

digestivo cachorros
hace 10 días
Información sobre Paris
Barkibot
Respuesta de BarkiBot
Sobre el síntoma principal
×
Fluido vaginal blanquecino o verdoso

Si tu mascota presenta una secreción vulvar de aspecto blanquecino o verdoso, acompañada de otros síntomas como: decaimiento, aumento de la frecuencia en las micciones o viceversa, bebe más de lo habitual... Puede ser debido a procesos infecciosos en su tracto urinario o en su aparato reproductor, como una infección uterina o piometra, que se caracteriza por un acumulo de pus en su interior, frecuente en hembras que han alcanzado la madurez sexual y no están castradas. En este caso, se consideraría un urgencia veterinaria, pues es una alteración grave y con consecuencias potencialmente mortales si no se trata a tiempo.

Acude a su veterinario para que pueda identificar la causa y poder tratarla antes de que existan complicaciones de difícil solución.

Enfermedades más probables
Relacionadas con los síntomas introducidos y presentadas en orden de más probable a menos probable.
×
Piómetra

La piometra es una enfermedad infecciosa causada por bacterias que se acumulan en el útero de las hembras no castradas. Se caracteriza por la presencia de pus en el útero o matriz.

Suele darse en hembras de mediana edad (8 y 10 años), aunque también puede darse en hembras jóvenes que están bajo tratamiento hormonal con estrógenos (métodos anticonceptivos).

Los signos clínicos suelen manifestarse después del primer o segundo mes del celo.

- secreción purulenta a través de la vulva (no en todos los casos)
- decaimiento y depresión
- vómitos y mareos
- bebe más agua de lo habitual y orina más cantidad (síndrome de poliuria-polidipsia)
- disminución del apetito
- deshidratación aguda que lleva a la muerte del animal

Tipos de piómetra:

- cuello cerrado: pronóstico más grave, ya que el pus no puede salir al exterior. Es vital actuar cuanto antes para que pueda superarlo. Se produce una deshidratación aguda, shock y muerte del animal. Los signos que podemos observar serían: pérdida de apetito, depresión, vómitos y mareos, síndrome de poliuria-polidipsia (bebe más y orina más cantidad), no hay secreción vulvar.

- cuello abierto: pronóstico menos grave, pero también necesita tratarse cuanto antes, pues de no hacerlo el desenlace sería el mismo que en caso anterior. Signos: secreción purulenta vulvar, síndrome de poliuria-polidipsia (bebe más y orina más cantidad) y depresión o letargia.

El diagnóstico: anamnesis (preguntas al propietario para identificar el tipo de piómetra), valorar signos clínicos y descartar otro tipo de patologías mediante el diagnóstico diferencial. En algunos casos menos claros pueden realizarse otras pruebas diagnósticas complementarias como analíticas (recuento de glóbulos blancos y función renal), radiografías de abdomen o ecografías del aparato reproductor.

Generalmente, el tratamiento recomendable es quirúrgico, ovariohisterectomía, sobre todo en el caso de piometra de cuello cerrado. Previamente se rehidratará al animal mediante fluidoterapia para evitar el shock. Tratamiento complementario antibiótico de amplio espectro. El tratamiento médico solo se realiza en algunos casos de piómetra de cuello abierto, si el propietario quiere criar, aunque no es recomendable, ya que el riesgo de recurrencia en alto.

Si observas estos síntomas, acude cuanto antes a su veterinario, ya que el tiempo juega en su contra.

×
Insuficiencia Pancreática Exocrina

La insuficiencia pancreática exocrina en la producción insuficiente de enzimas digestivas que conllevan malabsorción y diarrea crónica. Es importante que lleves a tu mascota al veterinario lo antes posible.

×
Dilatacion o torsión gástrica

La torsión gástrica en perros es un síndrome que afecta al aparato digestivo, producido por una sobre dilatación de los ligamentos de la pared gástrica del estómago, lo que a su vez provoca la torsión del órgano principal. Esta torsión bloquea la salida de gases y alimentos y estrangula los capilares de la zona cortando el flujo normal del aparato digestivo, es decir, el estómago está lleno y no puede vaciarse por ninguna vía, ni hacía los intestinos ni hacia la boca.

Es una enfermedad muy grave y con una mortalidad alta aproximada del 20-30%. Es importante identificar bien los síntomas y acudir con urgencia a un veterinario para que pueda salvar la vida de nuestra mascota. Es más común en perros de raza grande o gigante, aunque ninguna raza está exenta de padecer esta dolencia.

La principal causa que provoca este síndrome es la ingesta masiva de comida y bebida después de realizar ejercicio físico, esto provoca la acumulación de gases y la dilatación estomacal. Si es mucha la cantidad, los ligamentos no soportan la presión y producen la torsión gástrica. Existen también factores psicológicos como el estrés, que pueden provocar esta dolencia, pero es una causa menos probable.

Los primeros síntomas que se presentan son:

- vómitos fallidos y náuseas. El perro intenta vomitar y no puede.
- intranquilidad e incomodidad. El perro se muestra incómodo: se tumba, se levanta y evita tumbarse sobre la barriga.
- dilatación abdominal. La parte del estómago se ve inflamada y con dolor al tacto
- salivación y jadeo constantes.
- apatía y debilidad. Según se va desarrollando el problema el perro se encontrará peor, más débil y sin ganas de hacer nada.

El diagnóstico debe de ser rápido, el veterinario reconocerá los síntomas rápidamente, teniendo en cuenta factores como la raza, la edad y los hábitos del perro, además puede apoyarse en pruebas radiológicas para ver el estado en el que se encuentra el estomago.

El tratamiento debe ser realizado siempre por un veterinario cualificado y consiste en la descompresión del estómago; para ello sedará al animal e introducirá una sonda gástrica por la boca para realizar un lavado de estómago y acabar con la hiper dilatación de la zona. En algunos casos, es necesaria una cirugía más complicada, que consiste en vaciar el estómago mediante una vía directa, realizando una punción en el órgano para extraer el contenido que provoca la torsión. Una vez realizado el vaciado del estómago, se puede realizar una cirugía preventiva que consiste en fijar parte del estómago a la pared costal, y así evitar nuevas torsiones.

Pronóstico: el estado de maduración de la enfermedad en la que se encuentre el paciente es clave para su recuperación, cuanto más avanzado esté, más complicado será salvarle la vida. En etapas tempranas la recuperación es casi segura, pero en otros casos, en los que comienza a aparecer necrosis en los tejidos, la tasa de mortalidad es alta incluso después de la cirugía abdominal. La recuperación suele ser favorable después de las siguientes 48 horas a la operación. El animal deberá de permanecer ingresado al menos dos días para comprobar cómo evoluciona. No escatimes en visitas, y menos cuando esté ingresado, seguro que te lo agradecerá.

Como medidas preventivas, te recomendamos:

- evitar la ingesta de grandes cantidades de comida, fraccionando la dosis en varias veces a lo largo del día
- evita que beba mucha agua de golpe. Quítale el cuenco del agua si ves que se pasa con las cantidades, espera unos minutos y vuelve a dejarselo
- controla el ejercicio físico al que sometes a tu mascota, en la moderación está la clave
- evita cualquier situación que pueda producirle estrés.

Una vez más recalcar la importancia de acudir con urgencia al veterinario si identificas algunos de los síntomas descritos anteriormente, el tiempo corre en contra de la vida de mascota.

×
Ascitis en perros

La ascitis, también conocida como derrame abdominal, es el término médico que se refiere a la acumulación de líquido en el abdomen de la mascota.

El problema principal de esta acumulación de líquidos es que puede producir presión sobre el diafragma, con lo que el animal puede tener dificultades para respirar.
En estos casos, lo que necesitamos saber imperiosamente es la causa que provoca esta acumulación de líquidos; para ello, si observamos algunos de estos síntomas, deberemos acudir a un veterinario: falta de apetito, vómitos, apatía, dolor y gemidos al acostarse, incremento del peso y, en algunos casos, dificultad respiratoria.
No tienen que presentarse todos los síntomas a la vez, pero si detectas alguno de ellos no tardes en acudir a tu veterinario. Estos síntomas pueden ser provocados por una amplia variedad de causas como: problemas de corazón, niveles bajos de proteínas, tumores, traumatismos en la zona abdominal, que puedan haber provocado derrames o daños en órganos internos, trastornos en el riñón o en hígado o inflamación del peritoneo (membrana que recubre las vísceras).

Para le diagnóstico el veterinario necesitará hacer pruebas radiológicas, análisis y drenaje del líquido acumulado en el abdomen.
El tratamiento vendrá indicado según la causa que provoque la ascitis; por ejemplo, en caso de que nos encontremos con una infección deberemos suministrar los antibióticos indicados, si es un derrame producido por un traumatismo, puede ser suficiente con el drenaje del líquido, si se trata de un tumor podemos enfrentarnos a una cirugía....

Cualquiera que sea la causa tiene que ser identificada por un profesional de la medicina veterinaria. No dudes en acudir a un especialista si encuentras los síntomas descritos en tu mascota.

×
Diabetes

La diabetes es una enfermedad que consiste en la incapacidad del cuerpo para producir o utilizar la hormona de la insulina. Esta carencia hace que se produzca un aumento considerable en los niveles de azúcar en sangre. Al igual que en las personas, esta hormona es sintetizada en el páncreas, así que un mal funcionamiento de este órgano puede provocar esta dolencia.
La insulina es la encargada de procesar la glucosa para que esta de energía al cuerpo del animal, al faltar la insulina, la glucosa no cumple su cometido y el animal se encuentra falto de energía, por esto los niveles altos de glucosa en sangre suelen ser indicadores de esta enfermedad.

Es una enfermedad que puede aparecer en cualquier raza y a cualquier edad, siendo más probable en hembras de avanzada edad no castradas.

Los principales síntomas que aparecen son: el descenso de la actividad física o apatía, pérdida de peso, mayor apetito, orinar con demasiada frecuencia y beber demasiada agua.

El diagnóstico consiste en un examen físico del paciente, acompañado de análisis de orina y sangre para comprobar los niveles de glucosa en ambos fluidos.

Una vez confirmada la enfermedad el veterinario te recomendará un tratamiento específico, así como cambios en los hábitos de alimentación y vida de tu mascota. Un animal diabético deberá estar en tratamiento toda la vida, ya que en ningún caso el páncreas volverá a sintetizar la insulina.

Te resumimos ahora la pautas más comunes de este tratamiento, aunque no olvides que necesitas el diagnóstico y la prescripción de un veterinario:

- inyección de insulina, ya que el páncreas no produce la hormona necesaria para la síntesis de la glucosa, debemos introducirla en el organismo. Para determinar la dosis adecuada en cada caso, el veterinario debe estudiar diferentes parámetros, tales como el peso, la raza y la edad del animal, cuando come y cuando bebe; por este motivo es posible que tu mascota deba permanecer ingresado un día. Una vez determinada la dosis, el veterinario te explicará cómo debes proceder de manera correcta a su administración, ya que la dosis debe ser diaria.
- dieta. Es muy importante ser estricto con la dieta, que sea la misma y a la misma hora, así evitaremos alteraciones en los niveles de glucosa. Normalmente el veterinario te recomendará un alimento balanceado rico en fibra e hidratos de carbono complejos, para conseguir que los azúcares se liberen siempre de una manera controlada y pausada, es decir, debemos evitar los cambios bruscos en los nutrientes. Existen muchas opciones en el mercado indicadas para animales con esta enfermedad.
- actividad física. A lo largo de la vida de nuestra mascota la actividad física tiene un papel fundamental para mejorar su salud. En el caso que tratamos tiene mayor importancia, si cabe, ya que el ejercicio nos ayudará a la movilización de la glucosa en sangre. Aunque le cueste un poco más que antes, no te olvides de disfrutar de largos paseos juntos, te lo agradecerá.

Por último, señalar que si tu mascota no está castrada y sufre de diabetes, es recomendable que la castres para evitar cambios hormonales que puedan alterar los niveles de glucosa e insulina.

×
Síndrome de Cushing

El síndrome de Cushing es una enfermedad endocrina frecuente en perros y gatos adultos, la media de edad en la que se presenta esta dolencia es 11 años. Esto no quiere decir que no aparezca en animales de menor edad.

Los principales síntomas que se presentan son mayor apetito, duerme más que lo habitual, bebe y orina con más frecuencia y jadeo continuo sin haber realizado esfuerzo físico.

Los primeros pasos y conclusiones del diagnóstico veterinario puede deducirse teniendo en cuenta la edad, el sexo, la raza, la historia clínica, y el examen físico del animal.
Su diagnóstico concreto requiere análisis de sangre y pruebas endocrinas específicas en las que se analizaran los diferentes valores hormonales cuya alteración provoca esta dolencia.
Al ser una enfermedad que se presenta en animales adultos los propietarios tienden a achacar estos síntomas a su edad avanzada, y acuden al veterinario cuando estos síntomas ya llevan tiempo manifestándose.
Es importante que acudas a la clínica veterinaria para que puedan asesorarte correctamente.

Recuerda que estos resultados no están destinados a sustituir el consejo veterinario profesional, el diagnóstico o el tratamiento.
1 veterinario ha respondido
Veterinario Veterinarios de Barkibu
Veterinarios de Barkibu

¡Hola!

Disculpa por la demora en la respuesta.

Aquí te dejo una serie de consejos sobre los cuidados básicos de los cachorros, así como cuándo deben bañarse.

- Lo primero es llevarlos al veterinario para una primera revisión y desparasitarlos internamente para eliminar lombrices y tenias, ya que es bastante común que los recién nacidos las tengan. ¿Por qué esto es importante y no debemos tomárnoslo a la ligera? Porque los parásitos internos pueden bloquear el tránsito de heces; éstos van absorbiendo los nutrientes del alimento provocando desnutrición severa, etc. De ahí la importancia de la desparasitación interna de los cachorros.

Unos días después de la desparasitación se puede empezar con el protocolo de vacunación. Por lo general, la primera vacuna se recomienda a las 6 semanas de edad, es decir: vacunación de enfermedades habituales como parvovirus, moquillo, hepatitis, etc. Dependiendo de cada comunidad autónoma, la rabia será obligatoria o no.

- En cuanto a su alimentación, es muy importante comprar leche de cachorros de perro y seguir al pie de la letra las cantidades por peso y edad y el número de tomas que hay que darle al día. Si no se hace de esta manera nos podemos encontrar con varios problemas gastrointestinales: diarreas, estreñimiento y, como consecuencia, desnutrición. Cuando cumplan 45 días ir empezando a introducirles unas bolitas de pienso seco (de cachorro) mojadas en la leche para que todo esté muy blandito. En cada toma les iremos subiendo gradualmente el número de bolitas para que cada vez la textura sea más de sólida y en 15 días ya estarán comiendo sólido.

- Los cachorros suelen tener la tripa hinchada, pero es importante que defequen. Si no lo hacen, puedes darles masajes en la tripa y ano con un algodón mojado en agua tibia para estimularlos.

- Es conveniente que sienta el calor humano del dueño/a el mayor tiempo posible hasta que vayan familiarizándose con el nuevo hogar. Evita que cojan frío, ya que son muy vulnerables a los cambios de temperatura.

- Recuerda que, si no es necesario, no deben bañarse hasta que hayan terminado con el protocolo de vacunas.

- Recuerda que no podrás sacarlos al parque/calle hasta que no tenga todas las vacunas al día.

Acude a un veterinario para que le realice todo el protocolo y confirme que no tienen parásitos.

Espero que se encuentren bien.

Un saludo,

hace 9 días