Perro Kuper
Kuper

Kuper, mi perro cocker spaniel inglés macho, tiene mal apetito, lagrimeo verdoso o amarillento y encías blancas o pálidas

Poque mi perrito no quiere comer, solo quiere dormir y sus ojitos los tiene con lagaña y lagrimosos

digestivo
hace 10 días
Información sobre Kuper
Respuesta de BarkiBot
Sobre el síntoma principal
×
Pérdida de peso o adelgazamiento

Si tu mascota pierde peso de manera repentina y sin causa aparente (su alimentación y sus hábitos no han cambiado), estamos ante un signo de alerta. Las causas son diversas, ya que es un síntoma que va asociado a diversas enfermedades: parásitos, problemas renales o hepáticos, enfermedad periodontal, etc. Puede aparecer junto a otros síntomas como vómitos, heces de color oscuro o con sangre, estreñimiento, apatía, etc.

Te recomendamos que acudas al veterinario cuanto antes para poder determinar la causa del problema y poner un tratamiento lo antes posible.

Enfermedades más probables
Relacionadas con los síntomas introducidos y presentadas en orden de más probable a menos probable.
×
Conjuntivitis general

La conjuntivitis es una afección ocular que consiste en la inflamación de la membrana que recubre y protege los ojos. Es una enfermedad muy común, y al igual que en los humanos puede ser considerada una enfermedad como tal o sintomática de una afección diferente.
La conjuntivitis es una de las dolencias oculares más comunes en perros y gatos. Su causa puede ser bacteriana, vírica o alérgica y el tratamiento varía en cada caso.

Los principales síntomas que se presentan son, irritación ocular, dificultad al parpadear, secreción de lágrimas abundante, legañas, hipersensibilidad a la luz y en algunos casos inflamación del párpado.

La conjuntivitis alérgica se produce por la reacción del ojo ante el contacto con un agente que le produce irritación, por ejemplo, plantas, contacto con algún cuerpo extraño, un líquido irritante, etc…
En este caso, la conjuntivitis no es contagiosa y la reacción alérgica suele mejorar en cuanto desaparece el agente que provoca la irritación. Lo más recomendable es lavar el ojo con mucho cuidado para quitar los restos de legañas y el posible agente extraño, siempre con gasas estériles y suero fisiológico o con un colirio específico que te recomendará tu veterinario. Recuerda acudir antes de hacer nada a la clínica, ya que una mala praxis en la limpieza puede empeorar el estado de tu mascota.

La conjuntivitis bacteriana, como su nombre indica es producida por una bacteria. Es muy contagiosa, por lo que la higiene vuelve a ser un factor importante en el tratamiento, es muy importante no limpiar el ojo sano con la misma gasa que el ojo afectado.
Se produce normalmente por sequedad ocular, lo que provoca que las bacterias se acumulen en la zona. En algunas ocasiones se presenta la hinchazón del párpado o blefaritis como síntoma principal.
El tratamiento, siempre bajo supervisión veterinaria, consiste en colirios específcos y pomadas indicadas para este tipo de afección dirigidas a acabar con el exeso de bacterias y evitar la sequedad ocular.

La conjuntivitis vírica se produce por la infección provocada por un virus, es altamente contagiosa y puede ser un síntoma de una dolencia más grave, como por ejemplo, el moquillo. En estos casos suele haber más síntomas relacionados con el tracto respiratorio superior. es importante acudir al veterianario para que pueda darnos el tratamiento más adecuado e identificar que tipo de virus es el que provoca la conjuntivitis y los demás síntomas.

El diagnóstico se realiza siempre por un profesional, basándose en varias pruebas, como examen físico, revisión exhaustiva del globo ocular afectado, en algunos se requieren análisis de sangre, y dependiendo de la raza la prueba del lagrimal de Schirmer, ya que existen razas que por su morfología son más propensas a sufrir este tipo de afección, como el Carlino, Pekinés, Bulldog, Westie y Cocker.

El tratamiento pasa por la identificación por el profesional de qué tipo de conjuntivitis tiene nuestra mascota, una vez identificado se nos recomendará las pautas más adecuadas. Aún así, el factor común en el tratamiento suele ser la limpieza con gasas estériles y colirio o suero fisiológico, y la administración un antibiótico tópico.

Como medidas preventivas, debemos intentar limpiar las legañas siempre con gasas, o pañuelos limpios y estériles, mantener la zona limpia y en el caso de existir sequedad ocular aplicar lágrimas artificiales para mantener hidratada la zona. Intentar controlar que nuestra mascota no se rasque los ojos o escarbe en la tierra, puede ser una ardua tarea, pero también es recomendable tenerlo controlado en la medida de lo posible, sobretodo si ya ha sufrido este tipo de afección anteriormente.

×
Gastritis crónica

La gastritis es la inflamación de la mucosa gástrica y es una de las afecciones intestinales más comunes. Se considera crónica cuando persiste en el tiempo y se desarrolla de manera lenta. Lleva a tu mascota al veterinario lo antes posible para que pueda poner solución al problema cuanto antes.

×
Gastritis aguda

La gastritis aguda es una enfermedad muy común en los animales de compañía. Consiste en la inflamación de la mucosa gástrica producida por diferentes factores, el más común es la ingesta de sustancias dañinas para el organismo del animal.

Algunas de estas sustancias pueden ser:

- deshechos de comida o basura
- plantas venenosas
- medicamentos. Existen protectores gástricos, como para los humanos, así que no te olvides de preguntar a tu veterinario si es que mascota tiene que tomar alguna medicación.
- objetos no alimenticios
- venenos: líquidos de limpiar, raticidas, detergentes, etc.

Los principales síntomas que se presentan son:

- vómitos
- diarrea
- dolor abdominal
- inflamación abdominal
- pérdida de apetito
- sangre en la heces

En cuanto al diagnóstico, debe ser realizado siempre por un profesional veterinario, que estudiará la historia clínica del animal, sus hábitos alimenticios, si ha tenido acceso a algún producto dañino, etc. Además, deberá realizar una exploración física con palpación, radiografías y, en algunos casos, análisis de sangre para determinar las causas de la gastritis.

Al igual que en los humanos, el tratamiento inicial consiste en ayuno durante un periodo de tiempo señalado por el veterinario, normalmente de entre 12 y 48 horas. Es importante también controlar la cantidad de agua que ingiere nuestra mascota durante este periodo de ayuno. Se suele recomendar cantidades pequeñas de agua para evitar vómitos y la consecuente sobre irritación del aparato digestivo. Tu veterinario te aconsejará lo más óptimo según tu caso. Tras el periodo de ayuno, te recomendará, si necesario, una dieta específica. En algunos casos, se incluye el tratamiento con antibióticos, medicamentos para evitar vómitos, etc.

×
Brucelosis canina

La brucelosis canina es una enfermedad bacteriana altamente contagiosa entre individuos de la misma especie. La brucelosis se contagia por el contacto con fluidos orgánicos como: leche de la madre, orina, heces, secrecciones vaginales, semén, saliva, secrección ocular y secreción de oídos.

Los síntomas que describen esta enfermedad son comunes en un gran número de dolencias, por lo que es difícil identificar la enfermedad en una etapa temprana. Los más destacados son: fiebre, inflamación de los ganglios, dolores articulares y debilidad general; en los machos se presenta inflamación testicular y abortos en el caso de las hembras.

Si sospechas que tu mascota puede sufrir esta dolencia, no dudes en acudir a tu veterinario lo antes posible. El diagnóstico se basará en análisis de sangre y en el historial clínico del paciente, no olvides informar al veterinario de tus sospechas, sobretodo si es hembra y crees que ha sufrido algún aborto.

Al tratarse de una infección bacteriana lo más común es prescribir antibióticos específicos para esta dolencia. Se recomienda hacer seguimiento continuo del paciente para evitar nuevos brotes. Es posible que la infección haya dejado secuelas en el aparato reproductor del paciente, por lo que su veterinario recomendará castrar al animal, así evitarás posibles contagios.

No existe una vacuna que prevenga la enfermedad, así que no dudes en acudir a tu veterinario si notas alguno de los síntomas descritos.

×
Ehrlichiosis

La ehrlichiosis canina es una enfermedad bacteriana que transmite por la picadura de garrapatas. La ehrlichiosis puede llegar a ser fatal si no se trata de manera inmediata. Tras el tratamiento se deben repetir las pruebas de diagnóstico para cerciorarse de que la enfermedad ha desaparecido. Acude a tu veterinario lo antes posible, es urgente.

×
Insuficiencia Pancreática Exocrina

La insuficiencia pancreática exocrina en la producción insuficiente de enzimas digestivas que conllevan malabsorción y diarrea crónica. Es importante que lleves a tu mascota al veterinario lo antes posible.

Recuerda que estos resultados no están destinados a sustituir el consejo veterinario profesional, el diagnóstico o el tratamiento.
1 veterinario ha respondido
Veterinario Elena Laguno
Top
Elena Laguno

Podría tener parásitos intestinales o alguna otra enfermedad que esté debilitando su sistema inmunitario.Se recomienda llevarlo mañana jueves sin falta al veterinario para que lo examinen y le hagan analítica de sangre para poder diagnosticar y tratarlo de inmediato.Ya que de lo contrario,al ser un cachorro,podría morir.

Un saludo

hace 10 días