¿Hay razas perros que son violentos por naturaleza? ¿Es su culpa?

¿Hay perros que son peligrosos desde su mismo nacimiento? ¿Puede la genética hacer que sea malo, que tenga ganas de morder, que sea violento y hostil? Estamos hartos de escuchar que tal raza de perro o la otra es agresiva y que lo mejor es ni acercarse a ellos, ¿pero el pitbull terrier, el dogo argentino o el rottweiller tienen la maldad en su corazón? Por supuesto que no.

Ningún perro es malo al nacer; malos son sus dueños, que los educan con odio, con negatividad, con castigos físicos e incluso drogándolos. Lo que estas razas de perros tienen es mala fama. Se ha extendido a lo largo de los años la creencia de que, tanto los que hemos mencionado como los american staffodshire terrier, akita inu o el staffordshire bull terrier, son violentos por naturaleza, por lo que una serie de individuos los crían y los compran para que sí los sean.

Ningún perro es malo por naturaleza, esa es su respuesta a una educación con violencia

Todo es culpa de estos maltradadores, que se amparan en que en España es legal la cría y compra de perros para hacerse con ellos y torturarlos psicológicamente para sus fines, que suelen ser: participar en peleas o, simplemente, presumir con otros amigos de lo fieros que son sus perros. Imaginate que a ti te educan a golpes y con castigos, ¿cómo reaccionarías al encontrarte con otros seres humanos? Pues no con buenas formas, claro, no te han enseñado a actuar así. Un perro, además, no sabe rebelarse contra su cuidador, solo agachar la cabeza, aprender y sufrir en silencio.

Esto no lo decimos nosotros, lo dice un estudio de la universidad de Leicester, que señala que este tipo de perros, catalogados como ‘perros peligrosos’ son comprados por personas mezquinas que buscan precisamente eso: convertir estas razas en peligrosas.

Sin embargo, está demostrado que si a un pitbull, a un rottweiller o a un dogo se le da amor, se le educa a través del refuerzo positivo y se le mima como a cualquier otro perro, eso mismo es lo que ofrecerá. Prejuzgar estas razas como 'peligrosas' es la misma tontería que afirmar que ciertas partes de animales fomentan la virilidad al consumirlas, como tristemente sucede en el mercado chino. Estas razas que hemos citado son solo 'potencialmente' agresivas, como también lo puede ser cualquier otro perro si se le enseña a enfurecerse.

Si a un perro 'potencialmente peligroso' se le de educa con cariño dejará de serlo

Esta es una razón más para que se prohiba la venta de animales y para que solo puedan hacerse con perros aquellos aprobados por una asociación protectora o un refugio, por personas que quieren adoptar de manera desinteresada a un perro para darles un hogar y lo más importante: amor. Ahora, cada vez que os crucéis por la calle con uno de estos animales ya sabéis quién es el auténtico peligro: el que lleva la correa y lo ha educado con odio.

Esto no quiere decir que todos los cuidadores de un akita inu o un american staffodshire sean malas personas, al contrario. Son muchos los casos de abandono de estos perros y de héroes anónimos que deciden acogerlos, adoptarlos y darles una segunda oportunidad. Esta adopción va precedida, en demasiadas ocasiones, de un largo proceso de recuperación, médicos y cuidados, porque cuando estos desalmados deciden deshacerse de ellos no lo hacen por las buenas.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: