Las primeras noches del cachorro en casa

Las primeras noches del cachorro en casa suelen ser una preocupación para muchos propietarios, por el miedo a no saber cómo actuar correctamente o a qué hacer si el cachorro empieza a aullar o ladrar en medio de la noche.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que los lloros son normales durante las primeras noches, debido al estrés que está experimentando el cachorro; ha sido separado de su madre y hermanos, está en un lugar desconocido para él y probablemente sea la primera vez que se encuentra solo. Por eso debemos tener paciencia con él y darle tiempo para que se adapte.

¿Cómo actuar?

A continuación te explicamos algunos consejos para ayudarle en sus primeras noches en casa:

  • Debemos tener un lugar escogido para él, idealmente una zona tranquila sin muchos ruidos. Además, su camita o zona de descanso deberá ser lo más cómoda y confortable posible.

  • Esa zona puede estar a la vista de nuestra habitación para que el cachorro tenga contacto visual con nosotros (y viceversa). También puede colocarse dentro de nuestra habitación durante un par de noches, y después ir alejándolo progresivamente hasta el lugar definitivo donde queremos que duerma.

  • Lo que es importante es no subirlo a la cama con nosotros si en el futuro no querremos que duerma ahí.

  • Si disponemos de alguna prenda con el olor de su madre y hermanos, o algún juguete que le resulte conocido, podemos dejárselo durante la noche para que tenga una referencia que le proporcione seguridad y calma.

  • En muchos casos, dejarle cerca un trasportín puede ser de gran ayuda. Por lo general, y si no han sufrido malas experiencias en su interior, buscarán el trasportín por ser una zona cubierta donde se sientan más protegidos. Eso sí, deja la puerta siempre abierta por el momento, ya que no debe permanecer más de 4 horas encerrado y además es probable que quiera salir para hacer sus necesidades (recuerda que el aprendizaje de donde hacer sus necesidades conlleva algún tiempo).

  • Un rato antes de irte a dormir, lleva a tu cachorro a su zona y dale una sesión de mimos y masajes para relajarlo. Es importante que antes de irse a dormir no esté excitado, por lo que la última sesión de juegos deberá haber sido un buen rato antes de dormir.

  • Puedes usar un difusor de feromonas (feromona apaciguadora canina), colocándolo en la estancia donde va a dormir, para ayudarle a que se adapte mejor y se sienta más tranquilo.

  • Por último, lo más complicado: si durante la noche lo escuchas llorar, no debes levantarte a intentar calmarlo, ya que aprenderá que mediante los lloros consigue compañía y por tanto cada vez que se vea solo durante la noche llorará para llamar tu atención. Las primeras noches serán “cortas”, ya que el cachorro llorará de forma natural y no podrás descansar lo que te gustaría; pero si lo ignoras durante estas primeras noches, más pronto o más tarde dejará de hacerlo porque aprenderá que no consigue nada con ello.

Por lo tanto, las primeras noches del cachorro en casa son una gran prueba para él y para ti. Debes tener paciencia y entender que no llora para hacerte rabiar por dejarlo solo, sino porque está viviendo un periodo de estrés debido a los cambios. Con una serie de pautas sencillas pronto aprenderá a dormir solo y tranquilo, y tú y tus vecinos podréis volver a descansar como antes.

Adetcan logo

Borja Ros Villanueva, veterinario y etólogo en Adetcan.\
Adetcan es un proyecto formado por dos veterinarios etólogos y educadores caninos que prestan servicios de asesoramiento, prevención, diagnóstico y tratamiento de problemas de conducta en perros y gatos. El servicio es a domicilio. Estamos en Santiago de Compostela pero trabajamos en toda Galicia.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: