Muda de pelo en perros: qué es y cómo controlarla

Con el cambio de estación, especialmente con la llegada de la primavera, llega la temida muda. Nuestros perros adaptan su pelaje a la nueva estación influenciados, principalmente, por los cambios de luz solar.

La raza, el tipo de alimentación que tenga o su estado de ánimo son algunos ejemplos de factores que acaban afectando, de una u otra manera, en la caída de pelo.

pelo1

Índice
La capa externa e interna del pelo
¿Qué influye en la muda?
La clave está en el cepillado

La capa externa e interna del pelo

Antes de nada has de saber que si el pelo de tu perro está ahí no es solo por cuestión de estética. Su función principal es la de proteger a nuestro can frente a la humedad y las bajas temperaturas, contribuyendo a mantener la temperatura corporal idónea ante posibles cambios climatológicos.

Existen dos tipos de pelo:

  • Capa externa: es el pelo que vemos a simple vista, lo que conocemos como pelaje o manto. Sirve para proteger la piel de los rayos del sol y del agua.

  • Capa interna o subpelo: está un poco más escondida y solo la podremos apreciar al separar la capa externa. Este tipo de pelo puede tener muchas variables: liso, ondulado, corto, más largo etc. En todo caso, se trata de pelo de crecimiento rápido y, por tanto, cae y crece según la temperatura y la luz. En definitiva, es el que se asocia a la muda de pelo.

¿Qué influye en la muda?

La muda es un proceso inevitable pero existen algunos trucos y consejos que pueden ayudarte reducirla y que, posiblemente, favorecerán el buen crecimiento del pelaje. Hay múltiples factores que influyen en la muda y el pelaje de nuestros amigos, a continuación veremos los más importantes:

  • La luz: Es el factor fundamental por el cual los perros mudan de pelo. En el caso de la primavera, al aumentar la duración de los días y, por tanto, las horas de luz solar, nuestro perro se prepara para el cambio de estación. El manto acumulado durante el invierno se va cayendo y se sustituye por un pelaje más ligero, acorde con la etapa estival que se aproxima. En otoño, ocurre todo lo contrario.
    Incluso la luz artificial de nuestro hogares llega a alterar el proceso habitual de la muda. Por ello, los perros más caseros, suelen perder pelo de forma más regular durante todo el año.

  • La alimentación: ofrecerle una alimentación rica en proteína animal y aceite omega 3 hará que el pelo de nuestro perro se endurezca. El aceite de oliva o de linaza, por ejemplo, mejora la textura del pelo. Pescados como el atún o el salmón también son buenos por este mismo motivo.

  • El estrés: Evidentemente, al igual que las personas, el estrés favorece la caída de pelo. Los motivos pueden ser muy variados y la mayoría de las veces estará asociada a un cambio en su entorno. Si sospechas de que tu perro sufre estrés te recomendamos que le eches un ojo a este post en el que desvelamos las principales señales de estrés en perros.

  • El baño: Encontrar el equilibrio adecuado en cuanto a la higiene de nuestras mascotas es fundamental. Hay tareas que podremos realizar diariamente, pero en el caso del baño es importante no abusar de ello, ya que puede repercutir negativamente sobre su pelo y favorecer la caída. Escoger un champú adaptado al tipo de pelo de nuestro perro ayudará a que se vea mejor y, probablemente, a frenar el exceso de muda.

  • La raza: hay perros que tienden a perder más pelo que otros. Algunas de las razas que mayor volumen de pelo pierden son:

    • Pastor alemán
    • Husky siberiano
    • Alaskan Malamute
    • Samoyedo
    • Labrador retriever
    • Golden retriever
    • Corgi
    • Beagle
    • Dálmata
    • Sheltie
    • Pekinés
    • Chihuahua
    • Carlino

      Si eres alérgico te recomendamos sin duda los perros hipoalergénicos.

La clave está en el cepillado

El cepillado es algo que debes incorporar a la rutina diaria de tu perro, pues sirve para eliminar los pelos muertos y contribuye a activar la circulación sanguínea, por lo que favorecerá el crecimiento de pelo nuevo.

Recuerda cepillarle despacio, no intentes arrancar todos los pelos muertos de una pasada. Tu perro debe asociar el peine a algo positivo y no algo que le hace daño. La mejor técnica es hacer pasadas a favor (suaves), después a contrapelo y por último, a favor de nuevo.

pelo2

El tipo de pelo determinará la clase de cepillo y la frecuencia de cepillado que tu perro necesita:

  • Pelo corto: Los perros de pelo corto no suelen ensuciarse demasiado ni presentar nudos, por lo que un cepillo o manopla de cerdas de goma será suficiente para eliminar las capas de pelo muerto. Ejemplos de perro de pelo corto: chihuahua, dálmata,...

manopla-de-goma

-Pelo medio: Suelen aculumar mucho pero muerto por lo que lo ideal es utilizar un cepillo de cerdas metálicas finas.

cepillo-cerdas-metalicas-finas

  • Pelo largo: Tiende a enredarse y a ensuciarse con más facilidad que el corto y el medio. Para los perros de piel más sensible recomendamos un cepillo de doble cara: la primera pasada será por la cara de cerdas redondeadas, para eliminar el pelo sobrante y los posibles nudos; mientras que la segunda pasada se debe de hacer por la parte de las cerdas duras. De esta manera obtendremos un pelaje más brillante y, en definitiva, un mejor aspecto. En el caso de que tu perro no sea tan sensible puedes probar con un cepillo de púas metálicas.

cepillo-doble-cara

En el caso de los perros de agua (bichón maltés, caniche, etc.), su pelo tiende a enredarse y es mucho más denso. Lo mejor en estos casos es un peine de púas metálicas separadas.

peine-puas-metalicas

La muda es un proceso natural mediante el cual tu perro cambia el pelaje preparándose para la nueva estación. Primavera y otoño suelen ser las épocas más propensas para la muda.

Una buena alimentación, un champú adecuado al tipo de pelo y un buen cepillado diario pueden favorecer el pelaje de tu perro y frenar, en cierto modo, la caída excesiva de pelo.