¿Puede un bebé curar el corazón de un perro maltratado? La historia de Nora y Archie

Nora, una perrita de ocho años, sufrió tales maltratos físicos y psíquicos por parte de sus antiguos cuidadores que aprendió por la fuerza a temer a los humanos, a todos y a cada uno de ellos. Por fortuna, fue rescatado por una familia cariñosa que la recibió con los brazos abiertos, pero ni aún así fue capaz de confiar y de olvidar. Hasta que conoció al pequeño de la familia, a Archie.

Nora huía de todos y de todo, arrugaba el hocico, gemía y escapaba si intentabas acercarte a ella. Un día, caminando por su nuevo hogar, vió como un bebé de once meses se estaba echando una siesta, apaciblemente, con esa cara tan dulce que tiene un niño cuando duerme. Nora se acercó a él, lo abrazó recogiéndolo entre sus patas y se quedó dormida a su lado.

Archie ha sanado con su ternura las heridas de Nora

Esta noticia nos ha enternecido. Si alguna vez habéis conocido a un perro que ha sufrido malos tratos, sabréis que el proceso para que recupere la confianza es largo y difícil. Una amiga nuestra adoptó un perro en un refugio que también lo había pasado mal, tardó dos años en aceptar la presencia de hombres cerca y todavía se muestra recelosa cuando entra alguno que no conoce en la casa. Por el miedo que manifestaba Nora, su caso seguro que fue mucho peor porque estaba asustada hasta de su sombra.

Los que salvaron a Nora de su vida pasada son todo un ejemplo. Leemos en The Dodo que les cuesta mucho rechazar a cualquier animal que ven abandonado. Resulta común encontrar en su casa a uno de sus tres hijos compartiendo la hora de la siesta con alguno de sus gatos o de sus perros. Quien le iba a decir que sus hijos acabarían siendo la mejor terapia para aquellos que tanto han sufrido.

Nora y Archie han crecido y ahora son grandes amigos. Cuando él se sube al sofa, ella va tras él, si Archie hace travesuras, Nora le anima. Así, poco a poco, ella ha ido superando sus miedos y él ha aprendido la importancia de cuidar a los animales, encontrando en ellos, en Nora, a un amigo fiel. Ojalá todos los perros que han sufrido encuentren una familia así, también a un colega con el que sanar viejas heridas y volver a recordar que vivir merece la pena.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: