Tipos de bozales: ¿Cuál es el mejor para mi perro?

Muchos propietarios son reacios a usar bozal con sus perros cuando es necesario. El bozal es una herramienta cuya función principal es evitar que el perro muerda, aunque también se puede emplear en otras situaciones: perros agresivos hacia personas u otros perros, perros que tienden a comerse todo lo que encuentran a su paso, durante sesiones de modificación de conducta para evitar mordeduras a terceros o bien por cuestiones legales, ya que determinadas razas deben llevar bozal obligatoriamente cuando pasean por la vía pública.

El bozal no tiene por qué significar algo negativo para el perro ni para su propietario. Es cierto que muchas veces a ninguno de los dos les resulta agradable, sobre todo al animal que es quien debe llevarlo. Por eso, es importante conocer los diferentes tipos de bozales que existen en el mercado y cuáles son los más recomendables.

Además del tipo de bozal, es importante hacer una correcta habituación a él, para que nuestro compañero sienta las mínimas molestias posibles cuando lo lleve puesto. El proceso de habituación al bozal debe hacerse poco a poco, de forma que para el perro no resulte tan negativo llevarlo puesto. Por eso, antes de ponérselo, es aconsejable que acudas a un educador para que te enseñe la mejor forma de habituar a tu compañero a llevarlo.

Tipos de bozales

En cuanto a los tipos, podemos diferenciar los siguientes:

  • Bozal de nylon: Es uno de los más empleados, si bien en algunas comunidades autónomas se ha prohibido su uso. La razón principal es que el perro no puede abrir la boca cuando lo lleva puesto, lo que impide que pueda jadear correctamente y beber agua en caso de necesidad. Al no poder jadear bien, nuestro perro tendrá dificultad para respirar si está haciendo ejercicio o corriendo, lo que podría resultar muy peligroso. Por lo general, deberíamos evitar el uso de este tipo de bozales por el bienestar de nuestro perro.

  • Bozal de cuero: Es menos común que el anterior. Al estar cerrado completamente por delante, también dificulta la respiración del perro y no está recomendado en perros activos que suelen hacer ejercicio durante el paseo.

  • Dogal: O también llamado por algunos bozal antitirones. Van sujetos tanto al hocico como a la región cervical del animal, simulando las cabezadas usadas en caballos. Estos bozales se usan en perros que suelen tirar de la correa, como herramienta para tratar de solucionar el problema. Sin embargo, su mal uso resulta peligroso, ya que los tirones bruscos pueden producir lesiones musculares en el cuello. Ya sea porque demos un tirón seco o bien porque el perro de un fuerte tirón, pueden producirse lesiones cervicales en el animal. Además, el uso del dogal por sí solo no enseña al perro a que no debe tirar. Si se utiliza, además de aprender a utilizarlo bien, debe realizarse un programa de educación básica para enseñar al perro a que no tire de la correa cuando va de paseo.

  • Bozal de cesta: son los bozales tradicionales, hechos comúnmente de plástico. Aunque hoy en día se pueden encontrar bozales de este tipo hechos con metal y cuero. En contraposición a los anteriores, las rejillas del bozal de cesta permiten que el perro jadee, beba agua y pueda respirar correctamente. Por lo tanto, sería el tipo de bozal más adecuado que deberíamos usar si nuestro perro debe llevar bozal por cualquier razón. Si el diseño es el adecuado, el perro podrá realizar las mismas actividades que haría sin llevarlo puesto, y de forma segura. Un tipo de bozal de cesta muy recomendable es el Baskerville. Su diseño se basa en el mínimo número de tiras necesarias, que garantizan que el perro no pueda morder a la vez que le permite respirar, beber agua, coger premios (ideal para perros que están llevando a cabo una terapia de modificación de conducta). Otra ventaja es que puede usarse en perros braquicéfalos, como el boxer y el bulldog, ya que su forma permite ajustarlo al estrecho hocico de estas razas.

Por lo tanto, aunque no siempre nos resulte agradable, hay casos en los que el uso del bozal está justificado y es necesario. En estas circunstancias, es importante hacer una correcta habituación al mismo desde el principio, y escoger el mejor tipo de bozal que minimice al máximo las molestias a nuestro perro y garantice su bienestar tanto como sea posible.

Adetcan logo

Borja Ros Villanueva, veterinario y etólogo en Adetcan.\

Adetcan es un proyecto formado por dos veterinarios etólogos y educadores caninos que prestan servicios de asesoramiento, prevención, diagnóstico y tratamiento de problemas de conducta en perros y gatos. El servicio es a domicilio. Estamos en Santiago de Compostela pero trabajamos en toda Galicia.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: