5 consejos para prevenir golpes de calor

Los perros son mucho más sensibles al calor que los humanos, ya que no son capaces de regular su temperatura corporal con facilidad (especialmente los cachorros).

Esto es muy importante tenerlo en cuenta cuando suben los termómetros, ya que "un momentito" podría ser fatal.

Cómo prevenir los golpes de calor

Nunca dejes a tu perro en el coche

  1. Asegúrate de que tiene agua fresca siempre a su alcance

  2. Si está fuera de casa, que tenga una zona de sombra donde refugiarse

  3. Nunca lo dejes en el coche si hace calor, en 10 minutos podría sufrir daños graves, y en menos de 20 minutos podría fallecer a causa del calor

  4. No lo saques a pasear en las horas de más calor, y menos aún a hacer ejercicio

  5. Dale de comer cuando la temperatura haya refrescado

Síntomas de golpe de calor en perros

La temperatura normal de un perro ronda los 38-39 grados. Un perro sufre un golpe de calor cuando su temperatura corporal supera los 42º. Algunos síntomas de que sufre un golpe de calor son:

  • Jadeo

  • Decaimiento

  • Ritmo cardiaco acelerado

Si no ponemos remedio a tiempo, empezará a sufrir temblores, salivación excesiva, falta de oxigenación y finalmente la muerte.

Si tu perro muestra estos síntomas, es importante que acudas al veterinario de inmediato. Mientas, para ayudarle a bajar la temperatura, ponlo a la sombra, refréscale con toallas humedecidas la zona del cuello y las axilas y humedécele la boca (no lo fuerces a beber).

Factores de riesgo

Sé especialmente cuidadoso si tu perro está dentro de los grupos de riesgo:

  • Edad: tanto perros ancianos como cachorros

  • Perros con problemas de obesidad

  • Razas braquicéfalas