Enfermedades de gatos transmisibles a humanos, de la piel... ¡Conócelas antes de adoptar!

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Los gatos tienen enfermedades que puden transmitir a humanos, de la piel, letales o curables, pero tienes que conocerlas todas porque hay que saber reaccionar a cada una de ellas. Nunca decidas adoptar a una mascota sin conocerlas antes, y adopta solo si estás dispuesto a ocuparte de sus gastos médicos de veterinario. Un gato es un ser vivo, y tiene que vivir. No es un juguete.

Si estás pensando en adoptar un gatito, o acabas de hacerlo, es importante que te informes sobre las enfermedades más comunes para saber identificarlas y estar preparado.

Enfermedad del tracto urinario inferior

Los problemas urinarios son de las enfermedades de gatos más comunes. Algunos pueden llegar a convertirse en un grave problema de salud, especialmente si hay obstrucciones causadas por cristales o piedras. Además de ser muy doloroso, si hubiese una obstrucción total, tu gato podría morir en menos de 72h.

Algunos signos de que tu gato está enfermo son: sangre en la orina, signos de dolor cuando intenta hacer pis, incapacidad para orinar, no come ni bebe... Muchas veces también pueden verse cambios en su comportamiento, como mostrarse más agresivo u orinar fuera de la caja.

Si percibes un cambio brusco de comportamiento o signos de dolor en tu gato, debes acudir al veterinario cuanto antes.

Gastritis

La gastritis puede estar causada por diferentes factores, desde comida en mal estado hasta alergias o infecciones. Si tu gato vomita, tiene diarrea o sangre en las heces, debes acudir al veterinario de inmediato.

Fallo renal

Se trata de una de las enfermedades de gatos más comunes en felinos de mayor edad. La causa del fallo renal puede deberse también a diferentes factores, entre otros una dieta de mala calidad o desequilibrada.

Si tienes un gato mayor, tu veterinario probablemente recomendará hacer análisis durante sus revisiones.

El principal síntoma si tu gato tiene un fallo renal es que beberá y orinará en exceso, pero también puede mostrar otros signos como babeo excesivo o mal aliento. Si no es muy grave, puede controlarse con dieta especial y tratamiento.

Diarrea

Cambios en la dieta, alimentos inadecuados, alergias, bacterias o parásitos pueden ser la causa de que tu gato tenga diarrea. La diarrea puede ir o no acompañada de falta de apetito o vómitos.

Si tu gato tiene diarrea, es conveniente que acudas al veterinario para determinar la causa y dar el tratamiento adecuado.

Dermatitis alérgicas

Otra de las enfermedades de gatos que nuestro felino puede sufrir es una dermatitis de causa alérgica. De nuevo las causas son variadas: alimentación, polvo, pulgas... Si tu gato se rasca en exceso, pierde pelo o tiene heridas en la piel, llévalo a la clínica. Sólo así podrás saber qué le está dando alergia y los cambios que has de realizar.

Diabetes

Es una enfermedad que afecta principalmente a gatos mayores o con sobrepeso. El gato orina en exceso, bebe demasiado y está muy aletargado.

Si percibes estos síntomas, consulta con tu veterinario. Como has visto hasta ahora, son síntomas comunes también a otras enfermedades, por lo que es importante saber la causa antes de iniciar el tratamiento.

Infección de oídos

Como en los perros, algunas razas de gatos son más propensas a tener infecciones de oídos. Por otro lado, las principales causas de una infección van desde hongos o ácaros, hasta alergias o incluso reacciones a medicamentos.

Si tu gato muestra secreciones en el oido, agita la cabeza, tiene inflamación o parece que tiene dolor al tacto, debes acudir al veterinario.