8 gatos increíbles que no habías visto antes

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Hace unas semanas os hablábamos de razas de perro que quizá no os encontraríais en la vida. Aunque los canes son la especie animal con mayor diversidad física, lo cierto es que también podemos encontrar razas poco comunes entre los gatos, algunas muy diferentes de lo habitual.

1. Singapura

La mayor particularidad de estos gatitos es que se trata de la raza de gato más pequeña que existe. Las hembras pesan alrededor de 2.5kg, mientas que los machos pueden llegar a los 3.5kg. Otra característica de los Singapura son sus ojos y orejas, grandes en proporción a su tamaño.

2. Cornish Rex

El Cornish Rex se caracteriza por tener el pelo ondulado. De las tres capas de pelo que los gatos suelen tener, esta raza sólo tiene la primera, la que va más pegada a la piel, de ahí su aspecto: pelo fino y con ondas leves. Esta característica hace que el Cornish Rex sea un gato de casa, y no de exterior, ya que no puede protegerse adecuadamente de las temperaturas.

3. Mau egipcio

Su manto moteado es el rasgo distintivo de esta raza. Las motas suelen ser redondas y seguir un patrón alineado.

4. Gato oriental

Original de Tailandia, el Gato oriental se caracteriza por sus orejas grandes y abiertas que un gato europeo, así como su nariz afilada.

5. Fold escocés

Lo que diferencia a este gato de origen escocés de otras razas son sus orejas pequeñas y plegadas, hasta el extremo que parece que no tenga orejas. Esta característica se debe a una mutación genética que afecta al cartílago.

6. Selkirk Rex

Al igual que el Cornish Rex, el Selkirk Rex tiene el pelo ondulado. La diferencia en este caso es que el Serlkirk sí tiene las tres capas de pelo habituales en los gatos, y es precisamente la tercera capa la que presenta este aspecto rizado.

7. Manx

A este gatito no le falta la cola. Los Manx son una raza con una mutación genética en la columna vertebral, lo que hace que no tengan cola o tengan simplemente un "muñón".

8. Bobtail japonés

Al igual que el Manx, el Bobtail japonés parece no tener cola. En su caso, asemeja más a la cola de un conejo. El famoso Maneki-neko (el típico gato moviendo la mano) está inspirado en esta raza.

¿De cuántas de estas razas habías oído hablar?