A mi cachorro le huele muy mal el aliento y la saliva, cómo mejorarlo

El mal aliento en los perros es una señal de alerta de que algo no va bien. Es preocupante en perros adultos, pero es peor en cachorros. Cuando los peludos son recién nacidos todavía no tiene el sistema inmune preparado al 100%, por lo que cada mínimo síntoma de enfermedad tiene que ser tomado en consideración.

Un mal olor en su boca o en la saliva significa que hay alguna parte de su cuerpo en la que están proliferando las bacterias, ¿pero en dónde? Puede ser tanto en su boca como en sus pulmones, también puede significar una infestación de parásitos. En este artículo te vamos a hablar de todas estas cuestiones, pero recuerda que cuentas con nuestros veterinarios online para solucionar todas tus dudas.

Embedded content: https://youtu.be/B5fDTDKQEXA

A mi cachorro le huele el aliento a pescado, ¿por qué?

Sabemos que hemos empezado el artículo con un tono muy tremendista, pero es porque preferimos que antes de perder tiempo leyendo este artículo, vayas a visitar a tu veterinario o te pongas en contacto con nuestros especialistas online para conseguir una respuesta personalizada a las capacidades de tu perrete. Esto es lo mejor.

Más de la mitad de las veces que a tu perro le huela la boca a podrido, a un olor como a hierro o muy mal, es porque tiene una mala higiene dental, porque suele comer cosas blandas que se le pegan en los dientes o porque ha acumulado mucho sarro. Son muy pocos los cuidadores que saben lo importante que es tener una buena higiene dental.

La saliva de tu perro huele mal por un mal cepillado

Aquí van unos cuantos consejos para que le dejes los dientes perfectos y se le vaya ese mal olor. En primer lugar: cepíllale los dientes todos los días. Sí, todos los días. Decirlo es más fácil que hacerlo, pero con una pasta específica para perros (nunca uséis una pasta de dientes humana, pues contiene flúor y es tóxico para perros), un cepillito blando y paciencia, lo lograrás.

Además de esto, que beba mucha agua a diario, pues le servirá para limpiar la boca. También has de reducir la cantidad de comida húmeda o blandita que ingiere, pues es la que es más propensa de acabar entre sus dientes.

El problema de no asear sus colmillos es que se le acumulará sarro, que está lleno de las bacterias que provocan el mal olor. Estas bacterias se pueden transformar en enfermedades mayores que luego viajan a sus órganos haciéndole mucho daño.

A mi perro le huele el aliento por culpa del estómago

No siempre le olerá la boca por un mal cepillado. Como a los humanos, si tenemos problemas en la digestión o en el estómago, se pueden producir gases que viajan a nuestra boca provocando mal olor. Si está padeciendo una gastritis o una esfagitis, le ocurrirá esto. Normalmente, además de manifestarse por un mal aliento, esta enfermedad le provocará desórdenes a la hora de hacer caca.

Recuerda que la gran cantidad de problemas asociados a la gastritis suelen estar asociados con una alimentación deficiente. Deberías empezar por darle comida de calidad adaptada a su peso y edad. La gran mayoría de enfermedades no se producirían si tu perrete comiese alimento de altísima calidad, combinada con recetas caseras, agua en abundancia y mucho ejercicio.

A mi cachorro le apesta la boca y los labios

No siempre es problema de los dientes o de su estómago. A veces, este mal olor se debe a una dermatitis que se encuentra en la boca. Incluso en algunas ocasiones la peste nauseabunda llega desde su oreja, pero la confundimos. Es importante identificar en primer lugar de dónde procede la peste antes de intentar recurrir a un remedio casero. Por eso lo importante es dejar este papel a un veterinario.

Esto es algo que decimos siempre: no apliques soluciones ‘mágicas’ que encuentras por internet, acude siempre a un especialista. Recuerda que si te equivocas o si no funciona, estarás perdiendo un tiempo precioso que podría costarle la vida.

Embedded content: https://youtu.be/mAAiTuG96mU

Enfermedades metabólicas que provocan mal aliento

Además de estas enfermedades, que son más fáciles de solucionar, hay otras que no lo son tanto. Ese mal olor puede significar un problema en los riñones, diabetes o incluso la acumulación de amoníaco en sangre. Imagínate que crees que a tu perro le huele el aliento porque tiene una gastritis y lo pones a hacer ayuno cuando en realidad tiene un problema renal.

Esperamos que este artículo te ayude a entender lo importante que es que a tu perro le huela bien el aliento, pues es un síntoma de salud y de que todo va bien.