Cómo construir un catio

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Un catio es un patio para gatos, normalmente con conexión a la casa, a través de la cual los gatos pueden acceder libremente y disfrutar de los beneficios de estar al aire libre, sin correr ningún peligro.

La palabra catio viene de las palabras inglesas cat + patio. Precisamente este invento gatuno empezó en Estados Unidos, y cada vez se está haciendo más popular en nuestro país. Te contamos cómo construir un catio y sus beneficios para tu minino.

El catio puede instalarse en casas de campo, conectando la casa al jardín, pero también en laterales de las casas, patios o terrazas. En internet hay cientos de ideas para que tu gato pueda disfrutar del exterior sin riesgos. No es una jaula, ya que el animal puede entrar y salir de casa al catio según le plazca.

Beneficios de los catios

Si tienes un gato en casa, sabrás lo que es tener cuidado con puertas y ventanas. Aunque mucha gente piensa que "siempre vuelven", lo cierto es que si tu gato sale de casa puede sufrir un accidente: coches, perros, peleas con otros gatos...

Sin embargo, los gatos son animales más salvajes que los perros, y también más independientes. Por eso un extra de libertad controlada le encantará. Eso, y disfrutar del sol, meterse por recovecos, subirse a sitios altos...

  • El catio ofrece enriquecimiento ambiental, es decir, les ofrece más opciones que simplemente mirar desde la ventana del salón
  • Gracias al catio el gato tiene más actividad, lo cual ayuda a prevenir la obesidad y otros problemas de sobrepeso
  • Si el catio tiene rascadores, juguetes y plataformas por las que subir y bajar, se convierte además en un patio de juegos
  • Es seguro

Un hotel felino en Madrid, Gatosphera, tiene este tipo de instalaciones.

Embedded content: https://youtu.be/59W8mi6HoFo

Cómo construir un catio

Aunque en Estados Unidos hay empresas que se dedican a hacer catios adaptados para cada espacio, aquí todavía es difícil encontrarlas. Por lo general, si quieres construir un catio, deberás ser un poco manitas. Te damos algunos consejos sobre cómo construir un catio y algún que otro truco si no quieres complicarte demasiado.

1. Busca inspiración en internet

Mira todas las fotos que puedas e intenta pensar cómo encajarían las diferentes ideas en tu casa.

2. Elige el lugar más adecuado en tu casa

Puede ser en el jardín, el patio, o un balcón. Recuerda que tiene que tener acceso directo con la casa. Normalmente tendrás que hacer un agujero en la pared, aunque también puedes aprovechar el propio balcón o una ventana. En el caso de hacerlo en la pared, puedes usar una gatera para evitar que esté siempre abierto y afecte a la temperatura interior de la casa.

3. Compra el material necesario para construir el catio

Normalmente un bastidor de madera y red. La red debe ser muy resistente y debes de asegurarte de que no hay ningún hueco por el que tu gato pueda escaparse o quedarse atascado.

Aquí viene uno de los trucos: si no te ves capaz de montar una estructura desde cero, puedes utilizar desde un mini invernadero de los que venden en grandes centros de jardinería, hasta un gallinero o una pajarera. Lo importante es que se adapte a tu espacio, y que sea seguro. Es decir, que el gato no pueda escaparse entre la red.

4. Decora el catio con accesorios

Si tienes espacio, añade algunas plataformas, rascadores y juguetes para hacer del catio un patio de juegos. Ponle agua, una camita, y un arenero para que pueda hacer sus necesidades. También puedes poner una silla o un sofá donde sentarte a tomar el sol o leer en compañía de tu minino.

Ideas para catios

Estas son algunas ideas para catios que puedes encontrar por internet. Las hay para todos los espacios y bolsillos.