Cómo cuidar de un gatito recién nacido

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Sois muchos los que nos escribís porque habéis encontrado un gatito en la calle, o incluso una camada de recién nacidos abandonados a su suerte y no sabéis cómo cuidar de ellos. Cuando son tan pequeños, son muy delicados, por eso es importante tener en cuenta estos consejos.

¿Qué hago si me encuentro un gatito en la calle?

Lo primero que hay que pensar es que mamá-gato sale con frecuencia a buscar comida y no pasa mucho tiempo con los gatitos, sólo lo necesario para amamantarlos y protegerlos. Es probable que los gatitos no estén abandonados y que nuestra presencia haga que la madre no se atreva a volver... Hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Es mejor que los gatitos sean criados por su madre y recogerlos a partir de las 4 semanas de edad, los alimentaremos más fácilmente con latitas y pienso y no hay que darles el biberón.

  • Podemos darles cobijo y calor (caja de cartón con papel de cocina con entrada y salida a modo de caseta) y volver varias veces para comprobar si siguen bien en lugar de cogerlos directamente.

  • Podemos ayudar a la madre dejándole comida para cachorros de gato(no comida de casa y jamás leche). Tened cuidado, hay zonas de España en las que está prohibido alimentar a animales callejeros. En Madrid nos arriesgamos a una multa de 300 hasta 1.500€.

Cómo cuidar de un gatito sin madre

Si encontramos a la madre muerta (atropello u otra causa), o vemos que pasan las horas y los gatitos no están atendidos, hay que hacer algo.

Consultar si hay centros de acogida o protectoras que nos puedan ayudar o hacerse cargo. **Normalmente lo hacen encantados, pero necesitan un tiempo (desde horas a días) hasta que pueden recogerlos.

Si no encontramos a nadie que nos pueda ayudar, debemos preguntarnos si podemos hacernos cargo de esta responsabilidad.

  • Hace falta tiempo y dedicación

  • Hace falta dinero para medicamentos, vacunas, alimento, etc.

Antes de recoger a los gatitos debemos preparar un lugar para tenerlos y alimento adecuado:

  • Hasta las 4-5 semanas necesitan tomar leche. Asegúrate de conseguir leche en polvo para gatos. No vale leche normal, ni leche en polvo para bebés.
  • Desde las 3-4 semanas empezarán también a tomar pienso para gatos o comida húmeda (latitas) adaptada a su edad.

¿Cómo podemos saber su edad?

  • Entre las semanas 1 y 2 abren los ojos

  • A las 3 semanas les empiezan a salir los dientes

  • Entre las 3 y 5 semanas los gatitos son más activos, aunque su coordinación es aún algo limitada

El gatito no hace pis ni caca, ¿por qué?

Los gatitos tardan un tiempo en ser capaces de orinar y defecar solos. Para ayudarlos, debemos masajear la zona perineal con toallitas húmedas o papel suave y húmedo, especialmente después de las tomas del biberón. Su mamá lo haría instintivamente. A partir de las 4 semanas empezarán a hacer sus necesidades sin ayuda.

¿Tengo que ir al veterinario?

Sí, claro, cuanto antes. Es importante desparasitar a los pequeños tanto interna como externamente y vigilar si su salud es buena. Una vez desparasitados, podremos empezar a vacunar.

Además debemos estar especialmente atentos a determinados signos:

  • Si tienen diarrea es urgente, sea cual sea la causa. En un animal joven la diarrea puede provocar la muerte.

  • Otro problema grave que requiere la atención del veterinario son los problemas respiratorios y oculares. Por desgracia muchos gatitos callejeros tienen enfermedades infecciosas, inofensivas para las personas, pero que le pueden costar la vida a un gatito que no lleva vacunas.

Si decidimos hacernos cargo de los cachorros, deberemos asumir los gastos que conlleva sacarlos adelante para después buscarles una familia. Si no tienes tiempo o recursos, lo mejor es que contactes directamente con una protectora.

Recuerda que tan importante como la alimentación y la salud, lo es también el estímulo social. El etólogo Borja Ros nos daba unos consejos al respecto en este post. Si ya tienes gatos (¡o perro!) en casa, no te olvides de hacer las presentaciones correctamente.

Y una última recomendación, especialmente para cuando los gatitos ya sean más independientes: procura que tengan recursos suficientes. Es decir, si tienes más de un gatito en casa, deberás tener más de un comedero y bebedero, más de un arenero... ¡Y juguetes!