Cómo diseñar un jardín dog friendly

Abrir la puerta de casa por la mañana para que tu perro salga a jugar al jardín es el sueño de todo propietario. ¿Pero es tu jardín dog friendly?

Hablemos de landscaping para perros. Vamos, qué has de poner en tu jardín para que tu perro sea el más feliz del barrio.

No nos consta que haya por el momento especialistas únicamente dedicados a tal tarea, pero auguramos que sólo es cuestión de darle tiempo al tiempo.

Aunque pueda parecer una frivolidad, lo cierto es que algunos de los consejos que enumeramos aquí son muy útiles, y pueden ser claves para que tu perro esté seguro cuando está en el jardín.

Si fueras tu perro, ¿qué te gustaría que hubiese en el jardín?

Lo primero es pensar en tu perro: qué raza es, cuáles son sus necesidades, su grado de actividad… No es lo mismo que tengas un Chihuahua que un Labrador que un Mastín. Todos disfrutarán de estar al aire libre, pero de distinta manera.

Algunos puntos a tener en cuenta son:

  • Vallado: da igual si tu perro es escapista o no, es importante cercar el jardín para protegerlo de posibles peligros. Por ejemplo, dependiendo de dónde vivas, ¡podría entrar un animal salvaje en tu jardín! Ten en cuenta las habilidades y el tamaño de tu perro cuando escojas el cierre. Algunos perros son capaces de pegar grandes saltos, y otros incluso “escalar” murallas para salir a la calle.

  • Para correr: especialmente si tienes un perro grande y que le guste mucho correr, deja espacios abiertos para que pueda hacerlo sin riesgo de chocar contra un árbol o, si es posible, sin que tenga que dar “recortes” o giros bruscos, ya que podría dañarse algún ligamento.

  • Superficies: algunos paisajistas utilizan viruta o corteza de cedro y otras maderas para cubrir superficies. Este material es cómodo a la pisada, pero si tu perro tiene el pelo largo y la viruta o corteza es muy pequeña, puede que se le enrede.

  • Plantas: algunas plantas son tóxicas para los perros. Muy típicas en muchos jardines son las hortensias, la hiedra o los tulipanes, por ejemplo. Puedes leer más sobre ello aquí.

Paisajismo para perros

  • Fuentes y estanques: es importante que tu perro tenga agua siempre disponible, ¿por qué no añadir una fuente o algún elemento acuático al que tu perro tenga acceso? Eso sí, que esté limpio.

  • Piscina: a algunos perros les encanta bañarse. Si tienes planeado poner una piscina y que tu perro pueda entrar y salir cuando quiera, es importante que el acceso sea cómodo para él. Por ejemplo, un acceso en rampa. Mejor aún si se baña únicamente bajo tu supervisión.

  • Refugio a la sombra: esto es algo esencial, ya que un golpe de calor puede ser mortal para los perros. No tiene por qué ser una caseta. Puedes poner una zona de árboles que den algo de sombra, un porche… si el perro pasa mucho tiempo fuera, necesita poder resguardarse en las horas de más calor.

¿Quién dice que el paisajimo para perros no es la profesión del futuro? Seguro que hace años nadie pensaba que pudiera haber guarderías perrunas.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: