Cómo hacer una casita para pájaros paso a paso | DIY

Da igual si eres un loco de las aves o no, ¿hay algo más relajante que escuchar el canto de los pájaros? ¡Claro que no! Por eso hoy queremos enseñarte a construir un refugio para pájaros de manera sencilla y utilizando materiales reciclados que seguro tendrás por casa para que pongas en tu jardín o balcón. Así que no te preocupes si no eres un artista del bricolaje, esta manualidad está recomendada incluso para hacer con niños, eso sí, siempre supervisados por un adulto.

Casitas de madera, con botellas de plástico o incluso con un bote de Pringles.

Antes de ponerte manos a la obra, busca inspiración. En internet podrás encontrar ideas creativas y muy originales. Desde las más clásicas, de madera, hasta las más "low cost" hechas con botellas de plástico o con botes de patatas Pringles.

Para los más atrevidos y "manitas" os recomendamos las de madera. Colgadas de los árboles quedan preciosas, aunque requieren más tiempo y dinero, ya que necesitarás comprar los materiales en una tienda especializada en material de bricolaje.

Nosotros preferimos hacerla con materiales reciclables ya que ayudaremos al medio ambiente y además nos ahorraremos unos eurillos.

¿Estás listo? ¡Vamos allá!

Hazla tu mismo con materiales reciclables

Lo primero que necesitas es una botella de plástico. Utilizaremos una de las grandes, de las de 2L, ya que luego necesitaremos quitarle un trocito al alto para hacer el tejado y una más pequeña no nos va a servir.

Ahora con una tijera o cuter tenemos que hacer un agujero de unos 6 o 7 cm de diámetro, aproximadamente, en la parte baja de la botella, que será la puerta de la casita. Como el plástico puede cortar, podemos ponerle un poquito de cinta aislante por el borde del agujero.

Para hacer el tejado, tenemos que hacer dos cortes. Uno por debajo del embudo de la botella y otro 3 cm más abajo. Desechamos lo que sobre del segundo corte. Y deberíamos de tener algo parecido a esto:

La mejor forma de unir el tejado es usando adhesivo instantáneo o pegamento de silicona caliente. Para que quede más mono, puedes recortar el borde del tejado en forma de ondas o en tiras, retorciéndolas hacia arriba.

Ahora desenrosca el tapón y haz un pequeño agujero en el centro. Pasaremos un cordón y haremos un nudo por la parte de dentro para que no se escape. Así podrás colgarla en tu balcón, ventana o en el jardín.

Solo queda una cosa, la parte más divertida, la de decorar la casita a nuestro gusto. Puedes pintarla con pintura acrílica o cubrirla con cordón o cualquier otro material. También puedes rellenarla de agua para que los pájaros la usen a modo de piscina e incluso atravesarle una cuchara de madera para ponerles semillas, como si fuera un comedero. Las opciones son infinitas, así que ¡imaginación al poder!

Esperamos que os haya gustado esta propuesta y que si la hacéis nos enviéis una foto del resultado.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: