Cómo saber si mi perro tiene leishmaniosis

La leishmaniosis es una enfermedad que afecta a los perros y que no tiene cura. Esto no quiere decir que tu colega esté condenado si es contagiado por ella, pues puede tener una vida larga y feliz aunque el parásito esté en su cuerpo, pero tienes que saber cómo identificar los síntomas en caso de que esté sufriendo por culpa de esta dolencia.

Además de saber cómo reconocer esta patología, también es fundamental que entiendas que se puede prevenir. La leishmaniosis se contagia porque un mosquito pica a un perro infectado y luego viaja hasta el tuyo, le clava su aguijón y se la traspasa. Si evitamos que reciba estas mordeduras, conseguiremos que no la contraiga.

Lee nuestro artículo con atención y hazle todas tus preguntas a nuestros veterinarios online sobre el tratamiento, prevención y cuidados de un perro contagiado con leishmania, sin compromiso.

Esperanza de vida de un perro con leishmania

La leishmania no es una enfermedad que vaya a poner la vida de tu colega pendiendo de un hilo. El parvovirus o la torsión gástrica pueden matarlo de un día para otro, pero la leishmaniosis puede estar inactiva en su cuerpo toda su vida, manifestarse tras un par de años o aparecer al poco tiempo de recibir la picadura del mosquito.

Es decir, su esperanza de vida es óptima siempre que reciba el tratamiento adecuado. Recuerda que no hay remedios caseros ni naturales para la leishmaniosis, solo los medicamentos recetados por un veterinario y administrador por ti.

Síntomas cutáneos de la leishmaniosis en perros

Los síntomas de esta enfermedad son muchos y variados, por lo que no podemos esperar a que aparezca uno en concreto para acudir al veterinario. Encontrarás en internet que las pistas más comunes de que un perrete tenga esta enfermedad se encuentran en su piel y en sus ojos, que estarán hinchados y en mal estado; en relación a su dermis, los primeros indicios del ataque de este parásito están en las orejas y en la piel.

Notarás que las heridas que se hace tardan más en cerrarse y que le aparecen algunas sin explicación aparente. No solo su piel se verá perjudicada, también todo su estado de salud en general. Notarás acumulación de piel muerta sobre su pelamen, será más propenso a contraer enfermedades oportunistas como la conjuntivitis y le aparecerá dermatitis sobre la piel.

La leishmaniasis en perros es contagiosa

Si detectas estos problemas sobre su cuerpo la solución no es intentar recurrir a remedios caseros para aliviar su dolor, sino llevarlo al veterinario cuanto antes. Si no reaccionas, este parásito seguirá machacando su cuerpo. No te olvides de que esta es una enfermedad contagiosa, por lo que es conveniente que tengas cuidado cuando lo relacionas con otros perretes. Vigila también tu salud, pues se puede dar el caso de contagios a personas.

Pero no todos los peludos desarrollan pequeñas lesiones cutáneas o conjuntivitis. Muchos PetLovers no son capaces de explicarse por qué sus colegas pierden peso de repente o se muestran muy cansados a diario. Estos dos síntomas suelen estar asociados a un cáncer, pero si le ha picado algún bicho con anterioridad, sospecha que en realidad se trate de leishmaniosis.

Ojos de un perro con leishmania

Otras maneras de saber que tiene leishmania, además de mirando sus ojos, que pueden estar un poquito rojos, es porque también sangrará sin motivo aparente. En especial tenemos que señalar la hemorragia que podrá tener en la nariz y también a nivel interno, lo que se manifestará con sangre en las heces. Puede llegar a sentirse tan débil que hasta cojeará.

Cómo por culpa de la leishmaniosis su sistema inmune estará muy debilitado, será presa fácil de las bacterias, por lo que enfermará y tendrá fiebre. Un peludo suele tener un par de grados más que nosotros, pero si notas que está especialmente caliente además de estar teniendo alguno o varios de los síntomas aquí descritos, es probable que tenga leishmaniosis.

Cómo prevenir el contagio por leishmaniosis

Por fortuna, la leishmania es una enfermedad que no es frecuente y está desapareciendo, lo que no quiere decir que no tengamos que estar pendiente de no ser contagiados. La leishmaniosis la contagia la picadura de un tipo de mosquito que vive en lugares calientes y húmedos. Sabiendo esto, la mejor manera de prevenir la leishmania es evitar este tipo de lugares.

Pasear por zonas especialmente cálidas con agua pantanosa o reposada con tu perrete facilita el contagio. Si tienes cualquier duda sobre esta enfermedad o sobre si este año se han detectado contagios en tu zona, haz tu consulta a nuestros veterinarios online. En Barkibu, estamos a tu lado para todo lo que necesites.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: