¿Cómo tengo que refrescar a mi perro en verano si tiene calor?

Los perros lo pasan muy mal con las altas temperaturas, sobre todo durante los veranos y en ciudades como Madrid, tan azotadas por las olas de calor, consecuencia del cambio climático. En este artículo te vamos a explicar cómo puedes refrescar a tu perrete para que no le dé una insolación y qué no has de hacer jamás. Como su cuidador, has de estar especialmente pendiente de él durante estas fechas.

Lo primero es comprender que el cuerpo de un perro no funciona como el de una persona. Ellos lo tienen cubierto de pelo, por lo que por ahí no sudan. En sus patas tienen unas almohadillas en las que se apoyan al pisar, por lo que has de tener cuidado con el suelo caliente y para ellos el agua es un bien esencial. No puedes permitir que pase sed y mucho menos que se deshidrate. Además de todos estos consejos, recuerda que cuentas con nuestros veterinarios y asesores de salud canina de Barkibu.

Qué puedo hacer para que mi perro no tenga tanto calor

No hay que esperar a los síntomas típicos de un perro acalorado, que suele ser un exceso de babeo, excitación e incluso desorientación. Cuando notes que la temperatura es elevada, tienes que ponerte manos a la obra. No es necesario llegar a los treinta grados para seguir los consejos que te vamos a dar. Si tú tienes calor, él también; sobre todo si son razas que, por su cuerpo y pelamen, están preparados para resistir el frío.

En primer lugar: cortarle el pelo o tirarle agua por el cuerpo son pésimas ideas. Su pelaje es un elemento protector de su salud y solo ha de ser retirado por profesionales que comprendan las necesidades de cada animal por su raza; que no se te ocurra tocarlo. En cuanto a lanzarles agua por encima, tampoco lo hagas. El problema es que ese agua, por culpa del sol, generará una humedad muy caliente que elevará todavía más su temperatura corporal.

Como un perro no tiene nuestras glándulas sudoríparas, no sabrá gestionarlo y lo pasará peor. ¿Qué puedes hacer entonces? Si quieres humedecer su cuerpo, busca las zonas que no estén cubiertas por pelo, esas sí puedes humedecerlas levemente. También existen mantas específicas para cubrir su cuerpo con humedad. Estas no lo empapan ni generan vapor, por lo que también ayudan.

El mejor consejo para combatir el calor que sufre un perrete

Lo que siempre has de hacer es tener un bebedero de agua fresca (no fría, fresca) siempre a su disposición. Eso le ayuda mucho. También es clave que te organices bien para sus paseos. No lo tengas encerrado en casa porque necesita caminar, correr y desfogarse. Si la ola de calor dura dos semanas, no vas a tenerlo escondido todo ese tiempo, porque puede entrarle ansiedad. Lo que tienes que hacer es sacarlo a pasear en las horas del día en las que el sol está más bajo.

Evita los parques sin árboles. Lo mejor que puedes hacer es escoger paseos por tu ciudad que tengan soportales. Lo ideal es que vigiles la orientación del sol y elijas las horas del día en las que los voladizos o terrazas de las casas arrojen sombra, así podrá tener el mayor tiempo posible zonas fresquitas por las que transitar.

Antes de salir a la calle, pon la mano sobre el asfalto, ¿Eres capaz de aguantar cuatro o cinco segundos con la palma abierta sin pasarlo mal? Si la respuesta es que no, lo mejor es que escojas otra ruta, pues sus frágiles almohadillas se pueden abrasar. Si en un día de mucho calor lo ves cojear, lo más posible es que este sea el motivo.

Sombra, mucha agua y nuevas rutinas veraniegas

Lo que hacen muchos cuidadores para evitar que se magullen las patitas es coger a sus perretes en brazos, meterlos en el coche y llevarlos directamente a una zona que reúna todas estas condiciones, para que puedan gastar su energía sin sufrir demasiado calor. Siempre que salgas de casa con este tiempo, acostúmbrate a llevar una botella de agua (mejor de cristal) para saciar su sed antes incluso de que se presente.

El resto de consejos ya te los imaginas: ten la casa siempre a buena temperatura pero no permitas que tu perrete se encuentre en una corriente de aire. Nunca lo dejes cerrado en un coche y realiza un mayor número de paseos pero más cortos si así puedes hacerlo a horas mejores. Si necesitas consejos específicos para la raza de tu perrete, deja una consulta nuestros veterinarios online y, por supuesto, no te pierdas nuestra guía de playas para perros de este 2019.