Consejos para una Navidad con mascotas

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Mantener a nuestras mascotas a salvo en Navidad es más complicado de lo que puede parecer. Decoraciones navideñas, plantas, regalos, luces, comida, viajes... Evita pasarte las fiestas en la sala de urgencias del veterinario con estos consejos para una Navidad con mascotas.

Comida

  • Recuerda que el chocolate es tóxico para perros y gatos. Que le guste, no significa que pueda tomarlo. Si quieres darle un capricho navideño, compra alguna chuche especial para mascotas. Busca que sean bajas en calorías si piensas dárselas muy a menudo.

  • Mantén alejados los turrones y otros dulces, lleven chocolate o no. El azúcar es malo para los animales, igual que los endulzantes que se usan en productos libre de azúcar o bajo en azúcar. Un ejemplo es el xilitol, que puede producir fallo hepático y muerte en perros.

  • Ten cuidado con las sobras. Si quieres puedes darle un poco de pavo (o lo que vayáis a comer) a tu perro o gato, pero nunca le des huesos, los huesos cocinados se astillan y pueden ser causa de muerte. Recuerda que si les das comida casera, ésta no debe llevar sal, entre otros alimentos tóxicos como la cebolla.

  • En las campanadas, cuidado con las uvas, son extremadamente tóxicas para tu mascota. Lo mismo ocurre con las pasas.

Decoraciones navideñas

  • Los árboles de Navidad tienen sus peligros, especialmente con los gatos. No pongas el árbol en una zona de paso, y asegúrate de que tenga estabilidad. Si tu gato intenta trepar, o si tu perro pasa muy rápido cerca del árbol, éste podría caerse.

  • Cuidado con las luces navideñas. Algunos gatos (y cachorros) tienen la manía de morder cables, y podrían electrocutarse. Si alguna luz se rompiese, retírala.

  • Decoraciones navideñas como el espumillón o las bolas del árbol puede resultar muy atractivas para tu mascota. Si ves que intentan jugar con ellas, retíralas del árlbol. El árbol podría terminar encima de ellos. Si se las comiesen, podrían sufrir una obstrucción, lo que requeriría cirugía.

  • Las flores de pascua son tóxicas para las mascotas, asegúrate de no dejarlas a su alcance. También el acebo y el muérdago.

  • Nunca dejes a tu mascota sola en una zona donde haya una vela encendida, podría terminar en un incendio.

QUÉ REGALAR a un PERRO por NAVIDAD - Carta a los Reyes Magos

¿No sabes qué regalarle a tu perro por navidad? En esta emotiva carta de un peludo a los Reyes Magos te contamos qué es lo que le gustaría a un perro recibir por navidad. El resultado te sorprenderá. ¿Se te ocurre algo más importante y que un perro quiera más que lo pide el protagonista de nuestra historia en su carta?

Cuando salgas de casa...

  • Apaga todo: velas, luces, etc. Y no dejes a su alcance nada que podrían comerse, ya sea comida en la encimera de la cocina, o decoraciones que veas que les han llamado la atención.

  • Saca la basura, no te arriesgues a que tu mascota vaya a revolver entre las sobras.

Si recibes visita...

-Tu mascota debe tener siempre acceso a una zona tranquila en caso de quiera alejarse del follón familiar. Asegúrate de que tiene una habitación con su camita y algún juguete.

  • Informa a tus invitados (si no lo saben ya) de que tienes mascota, por si alguno fuera alérgico. Diles también cualquier particularidad sobre tu mascota que deban saber: qué le gusta, qué no le gusta, si pueden dejarlo salir al jardín, si deben tener cuidado con la puerta, etc.

  • Si tus invitados traen a sus mascotas, haz las presentaciones fuera de casa e introdúcelos poco a poco. Mantente pendiente las primeras horas y retira los juguetes y la comida para evitar peleas. Asegúrate de que haya camas y agua suficiente para todos, para que no se peleen por los recursos.

  • Si tu perro se estresa con facilidad, ten preparado algún juguete con comida dentro, un puzle, o una chuche tipo huesito, para que esté entretenido.

  • Cuidado con las constante entrada y salida de gente. Es recomendable que estés pendiente de tu mascota cada vez que alguien vaya a la puerta, ya que podrían escaparse. De hecho, es un buen momento para actualizar los datos del microchip si has cambiado de teléfono o dirección recientemente, y comprar una chapita para el collar de tu perro o gato con su nombre y tu número de teléfono. Si tienen alguna alergia o problema de salud que requiera medicación constante, existen chapas especiales para ello.

Si viajas...

  • Si viajas en avión, bus o tren, asegúrate de organizarlo con tiempo para tener todos los papeles preparados. Dentro de España no necesitas más que las vacunas obligatorias, pero éstas cambian de una zona a otra (la rabia, por ejemplo, no es obligatoria en todas las Comunidades). Si sales de España, habla con tu veterinario para que te aconseje sobre el papeleo necesario en cada caso, y consulta siempre con la empresa de transporte las condiciones particulares de cada caso. En este tipo de viajes, además, tu mascota deberá estar habituada al transportín.

  • Si viajas en coche y tu mascota no está acostumbrada, empieza poco a poco, con trayectos cortos, un par de semanas antes. Si va en los asientos traseros del coche, hazte con un arnés y un cinturón homologados.

  • Tu mascota también necesita su maleta de viaje. Lleva algo de comida y asegúrate de que podrás conseguir la misma en tu destino, ya que el cambio de alimentación no debe ser brusco. Mete también un bol para darle agua durante el viaje, algún juguete, chuches, su camita y su cartilla de vacunación.

  • En el caso de que no te puedas llevar a tu mascota contigo de viaje, busca una cuidadora o un hotel para mascotas. Visítalo antes de dejar a tu mascota allí, y hazles todas las preguntas que se te ocurran: cuántas veces al día salen de paseo, si hay alguien siempre con ellos, dónde duermen, si tienen un veterinario para urgencias, etc. Acude también a tu veterinario y vacuna a tu perro contra la tos de las perreras (un buen hotel lo pondrá como requisito antes de aceptar al animal).