De vacaciones con tu mascota

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

De vacaciones con tu mascota

Como dice la canción: el verano ya llegó, ya llegó ya llegó, y la fiesta comenzó, comenzó, comenzó🎶. Es hora de que en esta fiesta nadie se quede fuera, ni siquiera tus mascotas. ¡Disfruta de este verano y cuando quieras de unas vacaciones geniales al lado de tu mejor amigo! Si quieres conocer todos los detalles para pasar unos días maravillosos fuera de casa, no dudes en seguir leyendo.

Seguridad para todxs

A la hora de viajar con tu mascota, lo más importante es que se sienta segura y protegida para así sentirlo tú también. Tanto si prefieres unos días en la playa debajo de la sombrilla como si eres más de hacer rutas por la montaña, durante el trayecto hasta tu destino, debes asegurarte de que tu mascota vaya protegida y cómoda.

¡Ah, por cierto!: Elijas el transporte que elijas, asegúrate de que la vacunación de tu mascota está actualizada, y que las placas en su collar son las correctas.

Viajar en coche

Si has decidido que este verano vas a lanzarte a una ruta por carretera para llegar a tu destino de vacaciones, estás en el sitio ideal para saber cómo proteger a tu mascota. Viajar en coche es una de las opciones más cómodas para nosotros, nos permite desplazarnos hasta nuestro destino (esté cerca o lejos) desde la puerta de nuestra casa, sin necesidad de facturar maletas; y lo más importante: sin necesidad de separarnos de nuestro amigo peludo. Viajar por carretera con nuestra mascota puede ser una experiencia maravillosa, siempre y cuando estemos preparados para disfrutar de ella tanto nosotros como ella. A continuación, te dejamos las mejores opciones para que tu vehículo de lo mejor de sí:

1. Seguridad en tu vehículo.

Si tu medio de transporte va a ser un turismo de 5 plazas, una buena opción es una hamaca como cama para tu amiguete. Es cómoda y para nada restrictiva. Eso sí, si tu mascota es un poco inquieta y tiene tendencia a moverse del sitio, te recomendamos que busques una hamaca que no permita el acceso al asiento delantero.

Como mencionamos antes, en el caso de que tu mascota sea un pelín inquieta, también tienes la opción de colocar una barrera que los separe del resto de pasajeros. Así, nos aseguramos de que no se muevan del sitio y puedan provocar distracciones al conductor. Es muy importante que tengas claro que una mascota nunca puede viajar en el asiento delantero. Como decimos, lo más importante es la seguridad tuya y de tu mascota. Estando en el asiento delantero, podría generar distracciones cuyas consecuencias podrían no ser buenas.

Depende de donde vaya a viajar tu amigo, existen dos opciones de barreras diferentes. En primer lugar, si va a ir en el asiento trasero, colocaremos la barrera entre los dos asientos delanteros. En cambio, si va a ir en el maletero, deberás colocar la rejilla en los asientos traseros. Esta última opción solo es factible para coches o furgonetas con maletero abierto.

Si tu mascota es pequeña también tienes la opción de adaptar un asiento de coche para perros. Se trata de un asiento elevador (cómo las sillitas para bebés).

El cinturón de seguridad, por otro lado, es la asignatura pendiente en la mayoría de nosotros. Es importante que nuestra mascota vaya protegida, por ello invertir en un buen cinturón de seguridad es una opción estupenda.

2. Prepara a tu mascota

Una de las cosas más importantes antes de embarcarte en un viaje por carretera con tu mascota es asegurarte de que no le falte de nada. Uno de los puntos esenciales es que tu mascota esté siempre hidratada. Para ello, existen botellas portátiles de agua que pueden convertirse fácilmente en cuenco. Son perfectamente transportables y no ocupan mucho.

También es esencial parar cada x tiempo para que tu mascota tome aire, respire y pasee un poco. Al igual que nos pasa a nosotros, el estar encerrados durante mucho tiempo puede agobiarlos.

3. Lleva juguetes

Sentirse entretenido en un viaje (sea largo o corto) es algo muy importante. Nosotros tenemos la música o una buena conversación, ellos en cambio tienen que buscar alternativas para entretenerse (y más si están solos). Por ello, traer juguetes para tu viaje, es una buena idea para que tu mascota esté entretenida.

4. Casos especiales

Si tu mascota es mayor o tiene artritis o displasia de cadera, es importante tener el vehículo preparado para su accesibilidad. Por ello, te recomendamos una rampa para tu coche. Esta te asegura que todos tus vehículos sean accesibles para tus mascotas, independientemente de su edad o condición física. Es la solución ideal para aquellos que no puedan sentir que su mascota está asegurada subiendo y bajando del vehículo.

Si es la primera vez que viajas en coche con tu mascota, los veterinarios recomiendan que antes del día del viaje, hagas un simulacro. Así puedes identificar si tu mascota sufre algún problema al viajar, por ejemplo, vómitos o diarrea. En ese caso, deberías hablar con tu veterinario para buscar una solución.

Viajar en avión

Muchas aerolíneas tienen directrices y protocolos destinados a las mascotas en los aviones. En ellos incluyen requisitos de vacunación, certificados de salud, restricciones para volar a determinados destinos (en el caso de ciertas razas, por temas climáticos, no es recomendable o incluso está prohibido).

Cada país requiere cosas diferentes a la hora de permitir la entrada de mascotas. Una buena opción para informarte de ello, es llamar a la embajada del país que vas a visitar.

Independientemente de tu destino, necesitarás un pasaporte de mascota. Este documento es emitido por el veterinario, y se hace en el momento en el que se le inserta el chip. En el caso de que el país donde te dirijas exija más documentación, también deberás presentarla. Por ejemplo, en el caso de Europa, si viajas con tu perro, solo es necesario el pasaporte de tu mascota, pero si viajas a EEUU, necesitas un certificado de veterinario y otro del Ministerio de Agricultura. En algunos países, se exige incluso cuarentena.

El destino

A la hora de escoger tu destino vacacional, deberás tener en cuenta que lo ideal es que este cuente con facilidades para tus amiguetes, y que se trate de un entorno agradable. Por ello, considerar el clima ☀️, el entorno 🗾, el alojamiento 🏨 y las facilidades para tus mascotas 🐶 es la clave.

Dicho esto, te dejamos con unos tips maravillosos para que tu viaje salga a pedir de boca viajes en coche o en avión:

🐱 De haber algún tipo de plaga o enfermedad frecuente en el país, es importante concienciarse de ello y tomar medidas preventivas.

🐶Tener un itinerario y conocer los sitios que vamos a visitar es clave. No solo nos ayuda a conocer mejor el lugar que vamos a visitar, también nos hace prevenirnos de posibles problemas que pueda presentar para nosotros o nuestra mascota.

🐶 Consultar opciones de renting de coches si queremos desplazarnos fuera de nuestro lugar de destino. A veces el transporte público para trayectos largos no es la mejor opción para nuestra mascota teniendo en cuenta que ha cambiado su entorno al que está habituada normalmente.

🐱 El clima es muy diferente en todas partes del mundo, por ello, tomar conciencia de cómo van a ser las condiciones climáticas del sitio que visitemos, puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza. Tanto si es una zona de frío o calor extremo, debemos saber qué hacer en el caso de que nuestra mascota sufra un golpe de frío o de calor.

🐶 Escoger un alojamiento que acepte mascotas. Esto ya no es tan complicado como unos años atrás (de forma genérica, dependerá del país en concreto). Cada vez hay más familias que deciden llevarse a su miembro más peludo a sus días de desconexión, y la mayoría de alojamientos lo saben. En muchos casos, lo único que tienes que hacer es pagar una tarifa adicional, y ellos se encargan de que tu mascota se sienta como en casa. Tanto si vas a optar por hotel, como por Airbnb o camping, ten en cuenta filtrar los resultados por “aceptan mascotas” en el momento de realizar la búsqueda.

¿Por qué llevar a tu mascota de vacaciones?

Si todavía no estás segurx de dar este paso, a continuación te damos un millón de motivos (no tantos) para que tu mascota sea la nueva protagonista de las fotos de tus vacaciones:

✨ Conocen un entorno completamente nuevo. Sí, lo mismo que pasa con nosotros, no nos gusta estar siempre en la misma ciudad sin tiempo para nosotros ni para desconectar. Pues a nuestros amigos peludos les pasa lo mismo. Unos días fuera de su zona de confort serán un chute de energía para ellos.

✨ Estimulación mental. Este punto es consecuencia del primero. Para ellos, salir de su zona de confort, además de ser un chute de energía, colabora a su estimulación mental. Reciben estímulos distintos a los que normalmente reciben, y recorren un entorno también completamente distinto.

✨ Se divierten con nosotros. Crear recuerdos con tu mascota y reforzar ese vínculo llevándola de vacaciones es una de las mejores acciones que puedes realizar para que vuestra relación sea inmejorable.

¿Y si no puedo llevarla?

Sea por el motivo que sea, si no puedes o tu mascota no se siente cómoda de viaje y está mejor en casa, no deberías forzar el llevartela. Mientras estás de vacaciones, asegúrate de que tu mascota está en buenas manos y note lo menos posible tu ausencia. Una buena opción es dejarla con un cuidador de mascotas.

Seguramente, a estas alturas, te estarás preguntando qué pasaría si en el momento de tus vacaciones, tu mascota sufre un accidente o imprevisto médico. Pues bien, ¡te traemos buenas noticias! Con nuestro seguro, no tienes porqué preocuparte de nada:

✅ Incluimos cobertura en toda Europa y en Reino Unido ¡hasta 3 meses! (Es el periodo máximo que se considera como vacaciones).

✅ Duplicado de documentos de viaje en caso de pérdida en el extranjero.

Por si todavía tienes dudas de porqué necesitas un seguro para tu mascota, aquí tienes un post donde te explicamos todo con detalle (linkar). Ah, por cierto, el mejor es el nuestro 🤭.

¿Ya tenéis pensado vuestro próximo destino?

¡Feliz verano!