Fisioterapia para perros a domicilio - Sus beneficios explicados por la experta

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Sabías que existen fisioterapeutas para perros? Cristina Blanco es veterinaria y experta en fisioterapia y rehabilitación animal. Vetyfisio es su servicio de fisioterapia ambulante. En este artículo te explicaremos todos los beneficios de realizar tratamientos de fisioterapia a tu perro, especialmente cuando por el Covid tiene que pasar tanto tiempo en casa.

Hace un par de semanas, Cristina nos daba unas pautas sobre cómo empezar a entrenar para salir a correr con nuestro perro. Hoy hemos hablado con ella para que nos cuente un poco más sobre los beneficios de la fisioterapia para perros, cuándo es necesaria y cómo se debe aplicar.

¿Cuándo es recomendable la fisioterapia canina a domicilio?

La fisioterapia viene bien en numerosos casos. Lo más frecuente es que remitan postoperatorios de cirugías traumatológicas para recuperar lo antes posible los tejidos. También animales con problemas de dolor crónico, tipo artrosis; animales con lesiones ortopédicas que por diversos motivos no son susceptibles de una cirugía; cuadros neurológicos; heridas que no cicatrizan (por demasiada tensión, infección, rechazo a suturas, zona de alta movilidad...); sobrecargas musculares, animales deportistas... En fin, ¡por muchos y muy diversos motivos!

¿Qué animales sueles tratar más a menudo?

Mi formación básica fue tanto en pequeños animales (perros y en menor medida gatos) como en caballos, pero mi experiencia actualmente es sobre todo con perros.

¿Qué dolencias son más comunes?

El primer puesto se lo lleva la artrosis. También son frecuentes los problemas medulares y cada día más los propietarios que prefieren intentar "algo" en lugar de someter a su perro a una cirugía.

¿Cuál es la procedencia de tus pacientes?

Atiendo pacientes referidos por su veterinario o que vienen recomendados por los propietarios de mis pacientes. Creo que la mejor publicidad que podemos tener los veterinarios es la que nos hacen nuestros clientes.

¿Dónde trabajas normalmente?

Principalmente me muevo por el área de Madrid, tanto en domicilios como en las clínicas veterianarias, como resulte más cómodo para el propietario (¡no a todo el mundo le gusta que vayas a su cas!).

En el futuro pretendo abarcar también zonas de Sevilla o incluso Cádiz. Por motivos personales viajo mucho a esas zonas y así aprovecharía mi tiempo.

¿Qué técnicas utilizas?

Dispongo de terapias físicas como el láser, ultrasonidos, magnetoterapia, electroterapia, termoterapia y terapia manual. También dispongo de todo el material necesario para entrenar propiocepción o muscular.

¿Es posible aplicarlas todas a domicilio?

¡Todo es portátil!

¿Qué pautas recomiendas a los propietarios para evitar los problemas más comunes?

No existe una receta para prevenir dolencias, cada animal es único y tiene sus puntos débiles o sus buenas o malas costumbres.

En general, lo que ya se sabe: no exigir ejercicios intensos en animales en periodo de osificación (cachorros) ni en geriatras, cuidar la columna en perros de tronco largo, no permitir la bipedestación (andar en dos patas) en perros de raza pequeña...

Una vez empiezan a trabajar conmigo, y tras una apropiada valoración funcional, puedo concretar más y siempre ofrezco consejos y recomendaciones para el día a día.

¿Cuál es el éxito de los tratamientos de fisioterapia?

La fisioterapia funciona, pero hay que comprometerse. De nada vale que yo me esfuerce en la sesión si después el propietario no sigue mis indicaciones.

También es cierto que hasta ahora sólo he encontrado gente encantadora y súper dispuesta a ayudar a su perro y darle calidad de vida.

Es un perfil de propietario-paciente muy particular y es un trabajo muy agradecido, porque les quitas el dolor y durante las sesiones cae más de una chuche... así que la mayoría no te tratan como a un veterinario que les pincha y les hace perrerías (ríe). Creo que se produce un vínculo muy especial.