Giardia en perros, ¿es mortal? ¿Cuánto dura el tratamiento? ¿Es contagioso?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

La giardia en perros, también llamada giardia lamblia, es un parásito intestinal.La enfermedad que provoca cuando un perro, un gato o un humano se contagian se llama giardiasis. Muchos animales salvajes también se pueden infectar y contagiar a nuestras mascotas o a nosotros, ya que se trata de una zoonosis (enfermedades que se transmiten de animales a personas).

Las giardias se reproducen dividiéndose de manera parecida a las bacterias. En poco tiempo pueden aparecer millones de parásitos a partir de un solo quiste.

Giardia en perros - Síntomas de contagio en perros

Las giardias en perros no tienen por qué dar ningún síntoma. La parte negativa de esto es que el propietario puede no darse cuenta de que su perro está eliminando giardias, y contagiando a otros perros.

El síntoma más frecuente es la diarrea, que además es crónica pero no continua, es decir, va por rachas. Hay dias en el que las heces son normales y otros en los que son más bien blandas. En algunos animales puede haber episodios en los que haya diarreas bastante graves y aparición de sangre en las heces (diarrea hemorrágica o hematorrea).

Lo más normal es que el perro siga haciendo vida normal, jugando y comiendo. En algunos casos aparece una pérdida de peso progresiva o no ganan peso, pero no tiene por qué ocurrir.

Muchos propietarios no acuden al veterinario porque los episodios pasan solos, lo achacan a algo que ha comido el perro o a otras causas. Muchas veces pueden tener razón, porque un cambio de dieta va a hacer que el equilibrio de la flora intestinal se rompa y las giardias aprovechen para reproducirse.

El hecho de que un perro tenga giardias durante mucho tiempo puede predisponer a que aparezcan intolerancias alimentarias y alergias y una vez que esto ocurre los problemas van a ser más difíciles de solucionar.

¿Cómo se contagia la giardia en perros?

Cuando hablamos de parásitos es muy importante conocer su ciclo vital. Un ciclo vital es la manera que tiene de entrar en su hospedador (el perro al que infecta, por ejemplo), las fases por las que pasa, los problemas que causa, etc.

El ciclo de la giardia es muy sencillo. Cuando es adulta vive en el intestino, donde se reproduce y se alimenta. Cuando va a ser eliminada, forma un quiste. Los quistes salen con las heces y pueden contagiar directamente a otro animal o humano. En ocasiones los quistes pueden contaminar aguas o alimento.

Cuando un hospedador ingiere un quiste, éste se abre al llegar al intestino y empieza a reproducirse.

Un animal se puede reinfectar a sí mismo, por ejemplo al lamerse la zona cercana al ano que está contaminada con las heces con quistes.

También puede contagiarse al beber de agua infectada (por ejemplo agua estancada) o al comer heces de animales infectados.

Diagnóstico de la giardia en perros

Las giardias son muy pequeñas, sólo pueden verse bajo microscopio. A ésto se añade otro problema, que las giardias no siempre están presentes en las heces. Tienen lo que llamamos eliminación cíclica, e igual que dan diarreas que aparecen y desaparecen, ellas a veces están y a veces no están en las heces.

Para evitar estos problemas, los veterinarios intentan usar algunos trucos. En vez de hacer los análisis en las heces de un día, se explica a los propietarios que tienen que recoger pequeñas partes de las heces un día sí y uno no hasta tener tres muestras. Es un poco incómodo guardar heces durante tantos días, pero aumenta mucho la probabilidad de encontrar el parásito.

Una vez recogidas las muestras correctamente, pueden ser analizadas en la clínica o enviadas a un laboratorio. En general los análisis que hacen en el laboratorio son más fiables.

  • Si el veterinario recibe un resultado positivo, el perro tiene giardias.
  • Si el resultado es negativo, es preferible ser precavido y continuar observando al perro. Si las diarreas continúan, se debe repetir el análisis.

Si no está claro el diagnóstico con la técnica más habitual, se puede probar a realizar un ELISA, que encuentra de manera más eficaz pequeños trozos de giardias.

Tratamiento de la giardiasis en perros

Esta parte es muy complicada. La resistencia de este parásito a los tratamientos habituales es impresionante. Muchos animales tienen que pasar por tres o cuatro tratamientos antes de conseguir la eliminación del parásito.

El otro problema en el tratamiento, además de las resistencias, es que los animales se pueden seguir infectando mientras están en tratamiento. A veces hay que tener cuidado y tomar ciertas medidas. Un ejemplo claro son los perros que están en perreras o que van a un parque contaminado. Vamos tratando las giardias, pero el mismo día ingiere un quiste nuevo. Es posible que sea necesario limpiar y desinfectar bien el patio de la casa, la cama del perro, etc.

El tratamiento específico lo tiene que decidir el veterinario. Se va a tener en cuenta la edad del perrito, si está gestante, si tiene otras enfermedades, o si se conoce de resistencias en la zona.

Lo más importante sobre el tratamiento de la giardia

  • No olvidar ni retrasar tomas
  • Dar un tratamiento con una duración suficiente (se deben hacer pruebas para confirmar que hemos acabado con las giardias antes de parar el tratamiento)
  • Si vuelven a aparecer heces blandas después del tratamiento,** volver al veterinario para comprobar si han vuelto a aparecer**

Prevención de la giardia en perros

Ninguna medida es del todo fiable, pero una dieta sana y un sistema digestivo equilibrado pueden ser suficiente para prevenir este problema en muchos animales. Si estos perros se contagian de giardias, al menos no presentarán síntomas.

Algunas medidas para prevenir la giardia en perros son:

  • Dieta premium (en perros sensibles valorar hipoalergénicos, piensos sin cereales, etc.)
  • Desparasitación periódica
  • Recoger las heces siempre. Esto es algo que todos los propietarios responsables debemos hacer. Puede prevenir muchas enfermedades.
  • Otras medidas de higiene: limpieza en la casa y el jardín si lo hay
  • Evitar los lugares por los que pasen animales salvajes. Si no es posible, podemos hacer pruebas cada 6 meses para asegurarnos de que no hay giardias.
  • Si detectamos una diarrea puntual que pasa sola es mejor hacer un análisis de heces por si acaso.