¿La leishmaniasis en perros es contagiosa? - Síntomas cutáneos

La leishmaniasis es una terrible enfermedad que si tu perro contrae jamás podrá curarse. Por fortuna, existen tratamientos paliativos, vacunas y métodos de prevención para evitar que la pille. En este artículo vamos a contarte cómo se contagia la leishmaniasis, qué síntomas presentará tu perrete si la contrae, su tratamiento y cómo conseguir que no la coja.

Como siempre, vamos a darte unos apuntes en líneas generales sobre la enfermedad. Si tienes cualquier duda puedes hacer tu consulta personalizada a nuestros veterinarios online. Resolverán todas tus dudas, te recomendarán al mejor de tu ciudad y te darán buenos consejos para que tu peludo mantenga su buena salud.

¿La leishmaniasis en perros es contagiosa?

Empecemos por lo primero: ¿cómo se contrae la leishmaniasis? Esta patología no se coge por la interacción de un perro con otro y mucho menos entre la de un perro con un humano. Si un peludo con leishmaniasis muerde a otro sano, no la pillará. El culpable de que los perretes acaben con ella es un mosquito que pica de noche, que vive en las zonas más cálidas de nuestro país y que está especialmente activo a finales de primavera y hasta principios de otoño.

Este malnacido responde al nombre de phlebotomus. Los insectos de su familia se alimentan sobrevolando el pelaje de los perretes, picándoles y sorbiendo su sangre. Si lo hacen primero con un perro infectado de leishmaniasis, y luego pican a otro, le contagiarán la enfermedad.

La pregunta que te estarás haciendo ahora es: ¿y si ese bicho me muerde a mí? No te preocupes, el contagio a humanos de leishmaniasis es extremadamente raro y solo se producirá si tienes tu sistema inmune muy deprimido, por lo que es altamente improbable. De nuevo, insistimos, un perro con leishmaniasis no puede contagiarte de manera directa.

¿Cómo diagnosticar la leishmaniasis en perros?

La enfermedad presenta multitud de síntomas y estos no se mostrarán hasta varios meses tras el contagio. Es por ello que muchos PetLovers se sorprenden de que una patología que se contrae por la picadura de un mosquito se manifieste en invierno, cuando no abundan.

Lo primero que le pasará a tu perro es que se sentirá muy desanimado. La leishmaniasis ataca a sus glóbulos blancos, lo que destroza su sistema inmunitario y le hace propenso a pillar de todo. Como decimos siempre: un perro feliz es un perro sano, un dicho que también funciona a la inversa. Tras esta apatía, llegará la pérdida de pelo.

Los lugares que primero perderán su pelaje son las zonas alrededor de los ojos, algo típico de esta enfermedad. Luego se le caerá por el resto del cuerpo. En las calvas verás heridas y rojeces. Tras estos síntomas, llegará la pérdida de peso y finalmente la muerte si no haces nada. Por fortuna, ya se cuenta con vacunas y con medicamentos para que esto no llegue nunca a suceder.

¿Cuál es el tratamiento de la leishmaniasis?

Como ya te hemos dicho: la leishmaniasis no tiene cura, pero sí soluciones paliativas para que tu perro pueda vivir sin notar que la tiene. Si vives al este de España y en las zonas de más calor extrema los paseos al borde de los ríos o por el campo de noche, pues es el marco perfecto para que un mosquito le pique y la contraiga.

Si crees que esto ha sucedido, acude a tu veterinario, pues la mejor manera de conseguir que este mal no le haga daño es actuar con urgencia. Tu veterinario determinará en qué estado se encuentra la enfermedad, iniciando el tratamiento oportuno. Si la leishmaniasis se encuentra en estado avanzado, aumenta la tasa de mortandad, así que no te duermas en los laureles.

Vacuna de la leishmaniasis en perros

Por fortuna, como decimos, existe vacuna, pero no es una que te garantice al cien por cien que ya no la va a coger. Sin embargo, este es el mejor tratamiento preventivo para combatirla. Además de esto, evita las áreas con mosquitos en meses cercanos al verano. En caso de que sea posible, evita que duerma fuera.

Además de estas recomendaciones, siempre será más difícil que tu perrete enferme si se alimenta bien cada día con pienso, recetas caseras y latas húmedas de calidad, bebiendo mucha agua y siendo feliz. Para que tu perro esté siempre contento y tenga las defensas altas tienes que jugar mucho con él, darle cariño, prestarle atención y sacarlo a pasear. Si haces todo esto seguro que no coge la leishmaniasis. Recuerda que tienes a nuestros veterinarios online a tu disposición si tienes cualquier duda sobre esta u otra enfermedad.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: