La verdad detrás del dicho: “7 vidas tiene un gato”

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Cuántas veces habremos oído esta frase? En fin, en nuestro caso incontables. Lo cierto es que los gatos no tienen 7 vidas (de lo contrario, ojalá todos fuésemos gatos, ¿verdad? 😜), pero hoy te contamos de dónde viene este dicho y el por qué está tan comúnmente aceptado en la sociedad de muchos países. No te lo pierdas 👇🏻

La verdad detrás del mito

Como te decíamos, no es cierto que los gatos tengan 7 vidas. Entonces, ¿por qué se dice? Bueno, los gatos son, probablemente, la mascota más independiente que existe. La verdad es que pueden sufrir caídas y accidentes y salir sin heridas realmente graves. Todo esto se debe a su anatomía:

🐈 Los gatos tienen una gran superficie de apoyo en comparación a su peso corporal. Esto reduce el impacto al aterrizar.

🐈‍⬛ Además, con el tiempo, han evolucionado para ser capaces de trepar a los árboles y pasar mucho tiempo en ellos. Esto les ha hecho ser más capaces de resistir a las caídas.

🐈 Sus reflejos hacen que sean capaces de voltear su cuerpo y aterrizar sobre sus patitas.

🐈‍⬛Cuentan con huesos y ligamentos bastante flexibles, lo que ayuda a que las lesiones en muchos accidentes sean mínimas.

Diferencias según culturas

En España decimos que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países del mundo no es así. Por ejemplo, las leyendas turcas y árabes hablan de 6 vidas; mientras que la mayoría de países de habla anglosajona, coinciden en que los gatos tienen nada más y nada menos que 9 vidas (quien fuera gato).

El 9 es un número con connotaciones mágicas. En la antigua Grecia, se consideraba un número sobrenatural que invoca la religión y la tradición. Los gatos, en muchas culturas, son considerados un animal sagrado y también mágico. No olvidemos la típica imagen de la bruja con un gato negro. En fin, a lo largo de la historia, los gatos han sido amados a la vez que temidos.

Pero nadie sabe determinar el origen de este mito con certeza. También en el antiguo Egipto, los gatos eran considerados un animal sagrado (seguro que te viene a la cabeza la típica imagen de un jeroglífico dentro de una pirámide en la que aparecen gatitos). Se les atribuían poderes mágicos, sobrenaturales, supersticiones y creencias místicas. Podría ser que ahí empezara el famoso mito.

En referencia a la Literatura, William Shakespeare también habló de las 9 vidas de estos felinos en su famosa obra “Romeo y Julieta”. Otro mito anónimo dice: “un gato tiene nueve vidas. Durante tres juega, durante tres decide explorar su territorio y durante las tres últimas se queda en casa”.

En España y países de habla hispana son 7; pero también se asocia a supersticiones y simbolismo: 7 es el número de la suerte, los días de la semana, las maravillas del mundo, los pecados capitales… aunque lo cierto es que, también hemos escuchado por ahí que las 7 vidas las conforman sus 4 patitas, su cola y las dos orejas. ¡Bastante curioso!

Otros mitos sobre nuestros amiguetes felinos

¿Pueden realmente los gatos engañar a la muerte?

Muchas veces te habrás quedado mirando a tu gato preguntándote qué le estará pasando por la cabeza (cuando quieren, se ponen bastante misteriosos). Lo cierto es que son muuuy inteligentes e intuitivos. Además, por lo general, sus reflejos son increíbles; son decididos y muy astutos.

En cambio, no podemos asegurar que tengan un poder que les haga esquivar la muerte o prever el peligro de ella. Puede ser que al ser un animal tradicionalmente mágico se le hayan atribuido muchos mitos supersticiosos (al igual que la mala suerte con los gatos negros). Así que, querido apasionad@ del mundo gatuno, como responsable, deberías tener el mismo cuidado y supervisión con tu gato que con cualquier otra mascota. ¿Y qué mejor que asegurar la salud de esta preciosa bola de pelo? Te recordamos que en Barkibu encontrarás el mejor seguro para tus mascotas. Aquí puedes ver todos los detalles 🤭.

¿Caen los gatos realmente siempre de pie?

¡NO! Muchas veces sí, pero otras no. Recordemos que toda regla tiene una excepción, y aunque se diga que “los gatos siempre caen de pie”, esto no es cierto, y puede resultar incluso peligroso creerlo. Muchos gatos sufren heridas mortales como resultado de caídas graves. Aunque sus reflejos sean increíbles, siempre pueden fallar.

¿Ronronean solo cuando están contentos?

Nope. Bueno, en la mayoría de casos, cuando les das mimitos y están contentos, cómodos y felices, los escucharás ronronear (qué sonido más agradable ¿cierto?). Pero otras veces, ese sonido puede significar dolor, miedo o incomodidad. En otros casos, las madres también ronronean para consolar a sus gatitos.

Poner mantequilla en las patitas de tu gato: no lo hagas, por favor.

La creencia de que poner mantequilla en las patas de tu gato le ayuda a aclimatarse a un nuevo hábitat es falsa a la par que peligrosa. El mito dice que la mantequilla absorbe el olor de la casa, así el gato, mientras se acostumbra al nuevo hogar, siente el olor del antiguo; con lo que el proceso de aclimatación se hace más sencillo. Pues bien, esto no es cierto. Es posible que el resultado sea que tu gatito se angustie al intentar lamerse las patas llenas de grasa, además de que seguramente le provoque problemas digestivos al tragarla. Lo más efectivo en caso de mudanza es mantener a tu gato dentro de casa durante las dos primeras semanas, para que se dé cuenta de que el nuevo hogar también es seguro. Por otro lado, asegurarse de que lleva un microchip y salir poco a poco de casa bajo tu supervisión justo antes de la hora de la comida.

¿Es cierto eso de que prefieren estar solos?

Tradicionalmente se asocia a los gatos como un animal solitario y distante. Así es, son más solitarios que otras mascotas (sobre todo si los comparamos con los perretes). Pero eso no significa que prefieran estar siempre solos. También son cariñosos; y además, son capaces de formar vínculos muy fuertes con sus dueños. Incluso si tienes un gato y un perro, deberías saber que, contra toda creencia, perros y gatos sí son capaces de ser amigos, y además es bastante común que lo sean.

En cuanto a la relación entre ellos, si bien es cierto que muchos gatitos prefieren ser los reyes de la casa y estar solos, también pueden hacerse amigos entre ellos (siempre y cuando no compartan comida o espacio personal, en ese caso podría producirse alguna que otra pelea felina).

Los gatos y la leche ¿inseparables?

También es común en muchas películas ver como los gatos disfrutan bebiendo leche. Aparte, es una práctica que hemos adoptado (sea por lo que sea). La leche de vaca se ha considerado una bebida nutritiva para los felinos.

La verdad detrás de este mito es que puede provocar malestar estomacal en ellos. Una vez dejan de tomar leche de la madre, se pueden volver intolerantes a la lactosa.

¿Mala suerte?

Cuántas cosas se dicen por ahí de los gatos, si nos oyeran pensarían que estamos un pelín obsesionados, jeje 😛. (¿Nos oirán? 🤔)

Un mito muuuy popular es el de los gatos negros y la mala suerte. Tiene muchas variables. Pero cabe tener en cuenta la “cara B” muy poco agradable de este mito. Incluso hoy en día, los gatos negros tienen más complicado encontrar un hogar dada la superstición y connotaciones negativas asociadas a ellos.

El mito viene de lejos: durante siglos, los gatos negros han estado asociados a mitología y sobre todo, a las brujas. 🧙‍♀️

En EEUU y muchas zonas de Europa, los gatos negros se asocian a la mala suerte. Pero como te decíamos, tiene muuuchas variables. Nosotros solo te hablaremos de las buenas, ya que creemos que deberíamos dejar de alimentar el tópico:

🐈‍⬛ En Japón, cruzarse con un gato negro es señal de buena suerte.

🐈‍⬛ En Escocia está asociado al dinero 💵. Peeero a diferencia que en China, si te encuentras a un gato negro en la puerta de tu casa, tal vez mañana te toca la lotería (simboliza que pronto te harás rico).

¡Por cierto! Existe el día del gato negro, creado por una protectora italiana. Es el día 17 de noviembre, y se celebró por primera vez en 2007. El objetivo era dejar de alimentar la creencia de que los gatos negros dan mala suerte. Una iniciativa muy interesante que nos encanta.

Eso sí, si tienes un gato negro y sale de casa por la noche, asegúrate de ponerle un collar reflectante para que se le vea si decide cruzar la calle!

Nuestro consejo tras tanto mito/verdad

Después de ponernos místicos a la par que terrenales, queremos darte nuestro punto de vista en cuanto al cuidado de tu gatito. Los padres de gatos sabemos que pese a tooooodo lo que se dice de ellos, una vez compartes la vida con él/ella, es una de las mascotas más tiernas y cariñosas que se puede tener.

Por ello, lejos de creer que son inmortales, nos preocupamos por su vida y la cuidamos igual que cuidamos de la de cualquier miembro de nuestra familia.

Al igual que sucede con los perretes, los accidentes y enfermedades en gatos son comunes; y los gastos veterinarios derivados derivados de estos, son bastante elevados.

¿Nuestro consejo? Proteger y asegurar la vida de tu felino como lo harías con cualquier otra mascota. Ya hemos visto que no, los gatos no tienen ni 6, ni 7 ni 9 vidas. Tienen 1. Así que protejámosla 🙏.