¿Las cobayas pueden comer sandía, pepino o cerezas?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Las cobayas pueden comer fruta y verdura. Su alimentación principal siempre tiene que estar basada en el heno que puedes encontrar en una tienda de animales especializada en alimentación. Su dieta siempre tiene que estar vigilada por un veterinario experto en roedores y tú has de vigilar que no tenga pérdidas súbitas de peso, pues podría significar que está sufriendo alguna enfermedad.

Entonces, si hay que ser tan estrictos con lo que come, ¿por qué hemos de darle frutas y verduras como la sandía, el pepino o las cerezas? El motivo es que complementar su dieta es importante para aportarles vitaminas que el heno nos les brinda, también para que no se aburran de comer siempre lo mismo; pero eso sí, nunca puedes abusar. Recuerda que las frutas tienen demasiados azúcares si las comen en exceso.

La verdura sí es más recomendable, pudiendo llegar a engullirla una vez todos los días. Hay muchas verduras que son perfectas para ellos y te recomendamos que te centres en las que contienen más vitamina C. Sabiendo esto, vamos a analizar tres casos concretos: ¿pueden nuestras simpáticas cobayas comer cerezas, pepino o sandía?

¿Puede mi cobaya comer sandía?

Las cobayas pueden comer sandías. No a todas las cobayas les apasiona pero sí que pueden comerla. Sin embargo, como hemos dicho, no se la puedes dar más de una vez a la semana y en trocitos pequeños. Siempre que compremos frutas y verduras, es recomendable lavar muy bien todo lo que le damos. En tu barrio es posible que tengas algún puesto o tienda dedicado a la comida orgánica.

Te indicamos esto porque las sandías orgánicas se cultivan sin pesticidas, y es muy posible que tu cobaya prefiera roer la corteza antes que comer la propia carne de la sandía. Esta fruta contiene mucha vitamina C, y no olvides que tu roedor no es capaz de producirla de forma natural, por lo que es una buena incorporación a su dieta como algo excepcional.

Es decir, si nunca le has dado sandía, es posible que no le guste o que la rechace e incluso que no le siente bien si tiene algún pesticida o supone una ingesta demasiado grande de azúcares y agua. Mejor fortuna tendrá la corteza, pero recuerda que mejor es siempre que provenga de cultivo ecológico. ¡Y retira las pepitas!

¿Puede comer pepino mi cobaya?

El pepino les suele gustar mucho a las cobayas y es una verdura muy socorrida. Tarda mucho en estropearse y se mantiene mucho tiempo fresca. Para los meses de verano les viene muy bien porque les ayuda a hidratarse, pero no es de las más recomendadas para su alimentación. El motivo es que no contiene tanta vitamina C como nos gustaría y tiene algo de calcio, lo que puede ser un problema para sus cálculos.

De todas formas, comida con moderación unas tres veces por semana le sentará muy bien. Eso sí, siempre que introduzcas una fruta o verdura nueva hazlo de forma aislada. Dale un trocito pequeño, examina cómo se lo come, cómo lo roe y, sobre todo, cómo lo caga. Si presenta diarrea o una distinta coloración en sus heces, lo mejor es que no se lo des de comer más y consultes con tu veterinario. De todas formas, tu cobaya sí que puede comer pepino.

¿Las cobayas pueden comer cerezas?

Las cerezas son una de esas frutas que pueden incorporar en su alimentación, pero con mucho cuidado. No dejes que se acerque a las pepitas ni al rabito, dale primero una porción muy pequeña y comprueba que no le produce ninguna alteración en su sistema. En caso de que le guste, podrás incorporarla a su dieta junto con la sandía y el pepino.

Como te hemos recomendado con la sandía, siempre que puedas elige cerezas orgánicas. Lávalas también muy bien y dáselas de comer una vez a la semana. Un ochenta por ciento de la comida de tu cobaya tiene que ser de heno enriquecido, pero verás qué contenta se pone cuando añades estas divertidas variaciones.

Las cobayas sí pueden comer pepino, sandía y cerezas

Si tienes cualquier consulta sobre qué puede comer o qué no puede una cobaya, recuerda que contamos con veterinarios y dietistas especialistas en la salud de los roedores más monos, así que haznos todas las preguntas que necesites. Con una buena alimentación, una buena sesión de juegos, muchos mimos y cariño, tu cobaya será tu perfecta compañera de vida por muchos años.