Las heces de mi perro huelen muy mal - Solución

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Las heces de un perro siempre huelen mal, como las de un bebé, un gato o una persona adulta, pero si huelen especialmente mal y este olor persiste, hay que tomar medidas porque puede que este sufriendo una enfermedad. No te preocupes, no siempre es algo grave. De hecho, la mitad de las veces este olor se debe a un cambio en su alimentación.

Si eres un cuidador preocupado, un día habras buscado en internet qué hacer si a tu perro le duele la barriga, leyendo que mejorando su alimentación se solucionaría el problema. Pero los perros tienen un intestino distintos al nuestro, tiene menos recorrido, por lo que no lo tiene tan fácil para procesar los alimentos, y mucho menos los cambios. Si pasas de una comida mala a una muy buena o viceversa, puede que sus heces apesten de repente.

Causas por las que las heces de mi perro huelen muy mal

  • Cambios en la alimentación: es el caso más común, la solución pasa por hacer este cambio de forma progresiva.
  • Presencia de sangre: si la caca es negra o tiene manchas es posible que tenga alguna herida en su estómago.
  • Problemas en el páncreas: una pancreatitis puede provocar este cambio en su olor
  • Por una inflamación en el tubo digestivo: con una inflamación intestinal la comida no se asimila y esto hace que huela tan mal
  • Si tu perro es celíaco también tendrá este problema
  • El cáncer de colón
  • La enfermedad de Crohn o IBD

Los dos casos más comunes por los que un perro tenga ese olor tan fuerte en sus cacas es por un cambio repentino en su alimentación o por una inflamación en el tubo digestivo. Este segundo caso requiere la visita urgente al veterinario para averiguar la causa de esta inflamación, que puede ser el síntoma de una enfermedad.

Una inflamación intestinal provoca mal olor en las heces

Para determinar el motivo por el que tu perro tiene una inflamación intestinal hay que ir siempre al veterinario, pero puedes hacer algo para intentar averiguar si este es el problema. Sigue los siguientes pasos:

  1. Pálpale la panza con suavidad: relájalo con caricias y mimos y luego acerca tu mano.
  2. ¿Se queja?: si protesta, se aparta o tiene una reacción violenta, es que puede tener una inflamación intestinal que sea la causa de sus heces tan olorosas. Pero este tacto no es determinante hasta que noo haga un veterinario.

Si tu perro es celíaco, puede tener heces que huelan muy mal

La inflamación es la que provoca el mal procesamiento de los alimentos y, por consiguiente, el mal olor. Aunque no es algo común en los perros, sí que hay algunos que tienen alergia al gluten. Esto es algo que normalmente se detecta durante los primeros meses de vida del perro, pero si acabas de adoptarlo, puede que te lleves una sorpresa cuando lo alimentes.

Por fortuna, la solución a día de hoy es sencilla. Hay muchas marcas muy buenas especializadas en servir pienso y varieades alimenticias sin gluten, así que no te preocupes porque podrá seguir comiendo de forma sana y rica. Aplícate esto si le quieres dar alimentación natural, ¡nada de darle pasta con gluten!

Una mala alimentación puede causar este mal olor en sus cacas

Lo que contamos de la alimentación natural es algo a tener en cuenta. Los perros pueden comer comida para humanos; de hecho, les ayuda a recibir vitaminas y proteínas de alta calidad y a tener algo de variedad en su dieta. Sin embargo, no podemos darles lo que queramos. Los alimentos con ajo, cebolla, picante y otras sustancias pueden provocarle estos trastornos que conducen a unos excrementos muy olorosos y a dolor.

Por ello, siempre que quieras darle comida de humanos, déjate aconsejar por dietistas expertos y no le des más de un 10% de alimentación natural, nada de comida especiada y siempre muy cocidita para que esté blanda. Que no tenga ni un solo hueso o espina.

Una enfermedad o un problema en los órganos también puede provocar este olor

Finalmente, hay enfermedades que en su manifestación pueden provocar esta inflamación que causa el mal olor. No queremos asustarte pero el cáncer de colón, por ejemplo, puede advertir su presencia con este síntona. Otra también es la enfermedad de Crohn, que es una inflamación del intestino provocada por un ataque de su sistema inmune a sí mismo.

Pero esto no es lo más habitual. Lo normal es que haya tenido un cambio brusco de alimentación o una inflamación por culpa de algo que le ha sentado mal. Recuerda que nuestros veterinarios online pueden ayudarte.