¿Los gatos pueden llorar como bebés o de emoción con lágrimas?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Los gatos lloran con lágrimas como las personas o con lágrimas muy gordas como los bebés? ¿Lo hacen porque tienen emociones muy fuertes que solo pueden expresar con lágrimas? La psicología de los gatos es tan compleja que fascina a los etólogos. Los gatos no tienen lo que se dice empatía, pero sí saben identificar los sentimientos de sus cuidadores y actuar en consecuencia. Ellos sufren, se ponen tristes y padecen de mucho estrés en ocasiones, pero, ¿lo manifiestan llorando?

No. Los gatos no lloran por pena. Esta es una respuesta emocional propia de los humanos. Si encontramos a nuestro gato llorando, lo que estará haciendo en realidad es tener secreciones oculares que son un síntoma de un problema relacionado con sus ojos. Pueden haber sufrido un golpe, tener sequedad, haberse rozado con algo o tener alguna enfermedad vírica o bacteriana, como la conjuntivitis.

¿Qué significa cuando los gatos lloran como bebés?

Seguro que más de una vez os habéis encontrado con vuestro gato gimoteando, protestando, bufando y ronroneando mientras le cae una lágrima gorda por la cara. Esto es lo que muchos cuidadores llaman ‘llorar como bebé’. Se usa esta expresión porque suelen estar muy agitados, igual que un bebé cuando llora, que da vueltas sobre sí mismo y parece incluso que está agresivo.

Cuando esto le pasa al gato no quiere decir que esté triste o tenga una rabieta. Lo que le pasa es que se le ha metido algo en el ojo. Normalmente suele tratarse de algo de la arena de su cajón o algún resto de polvo que pudiera estar por tu casa. Que se le estén cayendo lágrimas no es malo, al contrario. Su lacrimal trabaja segregando agua para mover el resto del ojo y limpiarlo.

Si se ha hecho una herida chocando contra algo o sea ha rozado el ojo con su pata, puede que se haya hecho una herida. El ojo también llorará y también estará protestando porque le dolerá mucho. En estos casos, algunos cuidadores de gatos experimentados prueban a echarle un poquito de agua en el ojo para ayudarlo a enjuagarse, pero siempre es mejor ir al veterinario; no vaya a ser que se haya hecho daño de verdad.

¿Qué significa cuando un gato llora en la madrugada?

Los gatos pueden sufrir de soledad, de ansiedad y de tristeza. Si los abandonas, si tienen ansiedad por separación, si se sienten poco queridos, lo que harán algunos es emitir unos chillidos para llamar tu atención. Esto es común que lo hagan tanto los mininos como gatos recién adoptados que no sientan que tu casa es todavía su nuevo hogar.

Tu responsabilidad como cuidador es acostumbrarlo a dormirse sin llorar. Un consejo que te damos es que juegues muchísimo con él antes de que llegue su hora de dormir, así estará agotado y dormirá como un lirón. También es muy recomendable que no le des de cenar justo antes de meterse en cama, permítele hacer la digestión con tiempo.

¿Qué hago si mi gato llora pus por los ojos?

Descartada la ansiedad y una heridita en el ojo, la otra posibilidad es que esté teniendo una infección. Ten cuidado, porque lo más posible es que se trate de una conjuntivitis y son muy infecciosas. Si tienes varios gatos viviendo juntos y ves algo de pus, aléjalos los unos de los otros para que no se contagien. Este pus, que cae acompañado de lágrimas, es señal de que la infección está avanzando. No pierdas tiempo y ve al veterinario.

Un error común de cuidadores novatos es buscar en algún foro qué antibiótico darle para la conjuntivitis. Esto es un error, es imposible que sepas la dosis correcta y tampoco si es de origen vírico o bacteriano. Si es por culpa de un virus, el antibiótico no le ayudará a curarse.

Qué hacer si mi gato no para de llorar

Para terminar, hay un caso que asusta mucho a los cuidadores novatos. ¿Qué está pasando si tu gato está llorando a borbotones, como si eso fuera una cascada? No es que esté triste, es que tiene un problema en sus glándulas lacrimales. Estas no funcionan correctamente y vierten su contenido por su cara y sus ojos. No es algo grave, pero tienes que visitar al veterinario para que se lo mire y le cure. Para él resulta muy molesto.

En resumen, siempre que tu gato llore es porque hay un problema. Bien sea este de naturaleza psicológica o física, cuentas con nuestros veterinarios online para ayudarte.