¿Los perros pueden comer castañas, uvas o huevo?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Son las castañas tóxicas para los perros? ¿Pueden comer castañas asadas o son venenosas? ¿Puedo hacer una receta de pastel de castañas pilongas con huevo? ¿Y qué hay de las uvas, se las puedo dar? Si tienes a tu cargo el cuidado de un perro es importante que sepas qué puede comer y qué no. Hay muchos alimentos para humanos que le proporcionan nutritivos beneficios, pero hay otros que son como veneno para ellos.

En este artículo te vamos a hablar de tres alimentos muy presentes en otoño y en navidad: las castañas asadas, tan dulces y ricas, las uvas de fin de año y el huevo, habitual en tantos postres. ¿Qué ocurre si mi perro se come algo de esto? ¿Es bueno o malo para él? Recuerda que además de los consejos que te vamos a dar en este artículo, cuentas con nuestros dietistas online para conseguir respuestas personalizadas para tu colega.

¿Los perros pueden comer castañas?

Las castañas son uno de los manjares del otoño, también se emplean cada vez con más frecuencia en la cocina para acompañar carnes de caza. La pregunta es: ¿puedo darle castañas a mi perro, cómo y qué beneficios les aporta? La castaña puede ser dada como gominola. Es blandita y a tu colega le gustará, pero siempre has de tomar varias precauciones.

La primera es retirar por completo la cáscara y jamás darle una que esté salada, caliente o excesivamente cocinada. La envoltura de este fruto le causará repugnanca, se le puede quedar entre los dientes o hacerle alguna heridita en el estómago si se la traga. La sal tampoco es nada buena para él, pudiéndole provocar cristales. La castaña, comida en exceso y como el resto de frutos secos, puede sentarle mal por su contenido calórico.

Es decir, siempre que quieras darle de comer castañas, cacahuetes o pipas de girasol, tienes que hacerlo en muy pequeñas cantidades. Lo que te recomendamos es que dejes una consulta a nuestros dietistas online indicando el peso, raza y edad de tu perrete, así podremos recomendarte el consumo máximo de castañas que puede comer y de otros frutos secos.

¿Los perros pueden comer castañas asadas o pilongas?

La mejor manera de que coma castañas es que esta sea cruda y muy blandita, que no sea verde y que no tenga cáscara. Tanto si las compras como si las compras en una tienda, asegúrate de que no queda nada de monda, no vaya a ser que contenga pesticidas. Si la castaña está cocinada, solo sírvesela si no tiene sal, azúcar ni nada más que calor. Espera a que enfríe y entonces sí; pero lo mejor es sea cruda, madura, pelada y nunca en exceso.

¿Los perros puede comer uvas?

Como habrás intuido al leer sobre las castañas, las calorías excesivas son un problema como también lo son los azúcares que contienen ciertas comidas. Estos dos son cuestiones por las que es siempre recomendable dar a tu perro solo comida especialmente diseñada para ellos, recurriendo a comida humana solo tras hablar con nuestros dietistas online.

La uva es nociva para tu colega, así que estas fiestas, aunque te ponga ojitos durante las campanadas, que no se coma ni una; mejor que le des una castaña. Lo mismo se aplica a las uvas pasas. Son veneno para ellos, tanto como el chocolate. Mucho cuidado. Esto no quiere decir que si por error se come una hayas de alarmarte, pero sí si este número aumente o tu perro es un cachorro o muy pequeñito.

Las uvas pueden llegar a provocarle un fallo en los riñones. Es por eso que si ha ingerido por error un puñado, lo mejor es que visites a un veterinario para quedarte tranquilo si esto ocurre.

¿Pueden COMER HUEVO los PERROS, crudo, frito cocido o en TORTILLA?

¿Los perros pueden comer tortilla de huevo, francesa? ¿Puede comer huevo crudo, frito o cocido? En este vídeo, nuestros dietistas caninos te cuentan cuántos huevos pueden comer y qué pasa si un perro come huevo. La realidad es que los huevos son un alimento muy beneficioso para los perros.

¿Los perros pueden comer tortilla de huevo o huevo frito?

El huevo es un alimento sensacional tanto para humanos como para perros. Es una poderosa fuente de proteínas y les encanta. La cuestión es: ¿cada cuánto tiempo se lo puedo dar y cómo se lo preparo? La mejor manera es cocinarlo, así evitarás que tenga cualquier tipo de bacterias que le puedan hacer daño a tu colega. Témplalo y pícaselo con la comida. En caso de que esté acatarrado, puedes servirlo tibio para que su fragancia le abra el apetito.

De todas formas, no abuses de él. Puedes ponérselo en el plato una vez a la semana. De todas formas, consulta con nuestros dietistas online la cantidad adecuada. Lo que no te recomendamos es que lo frías o lo sirvas en tortilla, pues estarás añadiendo mantequilla o aceite a la ecuación que le aporta grasas innecesarias a la receta.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?     
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: