Mi boston terrier duerme mucho y come poco, ¿qué hago?

¿Tu boston terrier duerme mucho, tiembla, vomita o está triste? Todos estos síntomas nos ayudan a saber que hay algo que va bien en nuestro colega, y como su cuidador tenemos que saber qué es lo que nos quiere decir. Es importante que comprendas que un perrete es un animal muy empático y sensible, por lo que es fácil que se ponga triste, sufra angustia o caiga agotado y derrotado por una enfermedad.

Cuando son mayores, los boston terrier tienden a dormir más y a tener menos de esa energía juvenil que tenían cuando eran cachorros. La falta de apetito puede darse también por este motivo o por una enfermedad. En ocasiones se estresan, se sienten solos o frustrados; todo eso nos lo cuenta su estado de ánimo y sus ganas o no de dormir. Pero como cada boston terrier es distinto a otro, te recomendamos que consigas una consulta personalizada con nuestros veterinarios online.

Mi boston terrier duerme mucho y está decaído

Si tu perro duerme mucho más que antes es posible que esté deprimido o tenga ansiedad. A veces el carácter les cambia de repente, dejan de jugar o hacen cosas extrañas como morder los marcos de la puerta, perseguirse la cola, morderse las piernas o andar hacia atrás. Cualquiera de estas situaciones te está diciendo que tu boston terrier está pasándolo mal, que está triste o que tiene estrés.

Los motivos de por qué está pasando esto son muy variados. Lo mejor que puedes hacer es intentar recordar desde cuándo está así y pensar qué ha cambiado en tu vida. Lo más frecuente es que le hayas dejado de prestar atención porque estás a otras cosas, porque tu trabajo te exige demasiado, porque tienes una pareja nueva o tienes un hijo. Todos esos cambios les hacen sentirse inseguros, lo que a la postre conduce a la ansiedad.

Mi perro duerme mucho y está triste

Muchas veces, antes de adoptar compotamientos raros, duermen más porque se sienten tristones. Lo que tienes que hacer, tras recordar cuándo ha cambiado la relación entre vosotros es jugar más con él. También le vendrá genial que te decidas a incoporar alimentación natural a su dieta. Le ayudará porque en estados depresivos el cuerpo necesita vitaminas de calidad. Haz esto guiado siempre por nuestros dietistas. El motivo es hay mucha comida para humanos que es tóxica para ellos.

Además, aumenta las horas a su lado, juega mucho con él y dale mucho cariño. Algo que recomendamos a los cuidadores es que dediquen veinte minutos al día a acariciarlo. Esto sirve para reforzar el vínculo entre vosotros pero también para descubrir bultos, rojeces, heridas o sequedad en su piel. A veces, si duerme mucho o está triste, puede deberse a una enfermedad.

Mi boston terrier duerme mucho y vomita

Si además de dormir demasiado y estar tristón, también vomita o tiene diarrea, lo mejor es que no pierdas tiempo y acudas a tu veterinario. Podrás preguntarnos qué clínica veterinaria es especialista en boston terrier en tu ciudad. Te decimos esto porque somnoliencia sumado a degluciones o a un ritmo extraño de heces, suele estar asociado a una enfermedad.

Si te preguntas cuál puede ser, lo cierto es que casi todas. Si adelgaza de golpe, duerme demasiado y vomita y tiene diarrea con sangre puede tratarse de un cáncer, pero también de una gastritis. Si las vomitonas y la cagarela es explosiva, puede ser parvovirus. Si tiene restos blanquecinos en sus heces, podría tratarse de parásitos. Lo mejor es que no juegues a los médicos y cumplas tu función de cuidador: llévalo al especialista.

Mi boston terrier duerme mucho después de la vacuna

Tienes que vacunar a tu perro. Es imprescindible. Gracias a las vacunas erradicamos enfermedades terribles provocadas por virus que no se pueden curar con antibióticos. Estas vacunas inyectables consisten en una dosis pequeña de esos mismos virus debilitados, de forma que sirven para que el sistema inmunitario de tu perrete se entrene y aprenda cómo patearles el culo a los virus del moquillo, la rabia o el parvo, entre otros.

A veces, en muy pocas ocasiones, la vacuna provoca alguna pequeña reacción alérgica o los aletarga. Si esto ocurre, consulta con tu veterinario qué hacer, pero es algo común. Piensa que su cuerpo está batallando contra un virus nuevo y eso puede dejarlo agotado.

Esperamos que este artículo te haya servido para conocer mejor a tu boston terrier. De todas formas, aunque te hayamos solucionado tu problema, insistimos: no te quedes ni con el mínimo atisbo de duda y hazles todas tus preguntas a nuestros veterinarios.