Mi cachorro se come sus cacas, ¿cómo lo evito?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Es mucho más común de lo que piensas que tu cachorro se coma sus heces o las de otro perro, sobre todo si tiene un hermanito conviviendo con él en tu casa. De todos modos, que sea algo habitual no quiere decir que debas permitir que lo haga. En las heces caninas se esconden parásitos, puede ser el motivo por el que tu perro vomita con tal mal olor e incluso del contagio de la giardiasis.

En este artículo vamos a contarte por qué tu perro tiene este hábito, qué medidas adoptar para que no lo vuelva a hacer y en qué casos tienes que consultar con nuestros veterinarios online. Pero empecemos por el principio.

¿Por qué mi perro se come sus heces o las de otro perro?

Hay varias razones por las que tu cachorro busca sus cacas o las ajenas y se las come, sobre todo cuando son pequeños. Antes de adoptar a tu perrito, lo más frecuente es que haya pasado una temporada al lado de su madre y de sus hermanos. Las mamás de los peludos solo tienen un deseo para sus hijos: que vivan en un lugar limpio y sin suciedad, por eso es muy común que ellas se las coman para conseguirlo y los cachorros aprendan así este hábito.

Existen otros motivos asociados a su alimentación. Los cachorros son exploradores por naturaleza, tienen la necesidad de olisquear y olfatear todo lo que está en su alcance para conocer el mundo que les rodea. En ocasiones, llegan a una caca suya o de otro perro y esta les huele a comida o les traslada otro aroma sugerente.

Seguro que ahora estás haciendo una mueca, sin poder creerte cómo es posible que una caca les huela bien. La explicación a esto es sencilla: el olfato de un perro es de una sensibilidad tal que les permite distinguir restos de comida en ellas, sintiéndose atraídos comiéndolas.

Además de estas dos razones hay otra más: ansiedad. Tanto los cachorros como los perros adultos son seres tremendamente emocionales. Si no les prestas atención, si sufren o si padecen estrés, la ansiedad puede acabar manifestándose comiéndose las cacas que ven a su alrededor. Este caso es poco común, pero suele darse en aquellos perros que son regañados severamente por llevarse a la boca lo que no deben y que, de repente, ven como sus cuidadores dejan de prestarle atención.

¿Cómo evito que mi perro se coma sus heces?

Ahora que conoces los motivos, es hora de ponerte manos a la obra. Para que tu cachorro deje de engullir excrementos tienes que cuidar su alimentación, su educación y la manera que tienes de tratarle y de jugar con él.

Existe una poderosa relación entre los cachorros que no tienen una dieta rica y variada con la ingesta de heces cuando están explorando. Si solo le das de comer a tu peludo el mismo pienso aburrido de súper día tras día, no tardará en tener la necesidad de probar sabores nuevos, aunque estos se encuentren en el interior de una boñiga.

La solución, por lo tanto, es comprar pienso de calidad y alternarlo con latas de comida húmeda e incluso recetas cocinadas por ti. Si le gusta lo que tiene en casa no necesitará probar nada raro fuera. Recuerda que esta es también la clave para evitar la obesidad canina.

En cuanto a la herencia que le ha dejado su madre, intenta no regañarle mucho porque lleve a cabo este hábito malsano. Piensa que lo hace porque lo aprendió de quien más quiere, para él es difícil comprender que está haciendo algo mal. En lugar de esto, ten siempre limpio su entorno y recoge cualquier caca que eche antes de que se pueda plantear comerla. Combina esto con una dieta sana y rica y dejará de hacerlo paulatinamente.

Para evitar que tenga este comportamiento por culpa del estrés, la ansiedad o la sensación de abandono, acostúmbrate a jugar más con él, a pasear a su lado más habitualmente y a comprender que puede que lo esté haciendo para llamar tu atención, así que préstale más. La responsabilidad de adoptar a un cachorro va más allá de alimentarlo y de sacarlo al parque para que haga sus necesidades, tiene que sentirse querido.

Mi PERRO hace CACA con sangre y mucosidad, ¿son normales estas heces?

¿Tu perro hace caca con sangre roja, con algo de mucosidad o vomita? Si la caca de tu perro tiene aspecto de gelatina con sangre podría estar ocurriéndole algo grave, sobre todo si estamos hablando de diarrea con sangre.

¿Cuándo sí debo preocuparme de que mi cachorro coma cacas?

Cuando lo lleves por la calle ve siempre muy pendiente de él. Si descubres que se ha llevado un excremento a la boca, examínalo y comprueba su color y si tiene gusanos o unas manchas con forma de granos de arroz. En caso afirmativo, deja una consulta a nuestros veterinarios online.No está de más que saques una foto a la hez para poder tener más datos para el diagnóstico. Si tras comer sus heces empieza a vomitar y sigue haciéndolo pasadas unas horas, avísanos también, pues puede que esté sufriendo un problema gástrico.

Si pese a seguir estas indicaciones sigue engullendo sus deposiciones, ponte en contacto con nosotros diciéndonos su edad, raza y tiempo que lleva haciéndolo. Nuestros expertos en comportamiento canino te atenderán y te darán respuesta.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: