Mi chihuahua no come, vomita y está triste

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Tu chihuahua no quiere comer y está triste? ¿Te preguntas qué le puedes dar de comer a tu chihuahua para que recupere el apetito y el buen humor? En ocasiones, los perretes dejan de comer, pierden las energías y, por mucho que le insistimos en que se lleve alimento a la boca, no hay manera. En el caso de los chihuahuas es especialmente preocupante pues son peludos llenos de energía. Cuando de repente dejan de comer y de brincar, nos preocupamos.

En este artículo, nuestros etólogos te van a contar qué tienes que hacer si tu chihuahua no quiere comer croquetas, pienso y está decaído. De todas formas, como cada peludo es único, lo que te recomendamos que hagas es que dejes una consulta a nuestros veterinarios online. Ellos te recomendarán qué hacer.

Mi chihuahua no quiere comer y está triste

Algo que tienes que saber es que la falta de apetito y un bajón en el ánimo pueden ser síntomas de enfermedad. Si tu perrete es un cachorro o un ancianito, has de tener especial cuidado con estas señales. Sus defensas están o poco desarrolladas o muy bajas, por lo que no cuentan con herramientas suficientes para defenderse de un ataque vírico o bacteriano.

Si tu chihuahua empieza a estar decaído, luego no come y, finalmente, vomita o tiene diarrea, es muy posible que haya pillado algo. No siempre tiene que tratarse de una enfermedad, puede ser un dolor de estómago o que algo le haya sentado mal, pero si las vomitonas se producen a la vez que las diarreas o aparece sangre en sus deposiciones, puede tratarse de una enfermedad grave, como el parvovirus.

Mi perro chihuahua no quiere comer croquetas

Es por ello que en la introducción de este texto te hemos indicado que consultes con un veterinario, porque lo fundamental es descartar problemas serios. Si deja de comer, está triste y lo encuentras raro al poco tiempo de comer, pálpale el vientre, ¿está duro? Entonces podría tratarse de un caso de torsión gástrica, una patología que podría matarlo en 72 horas y que requiere una intervención urgente.

Pero insistimos, en la mayoría de los casos, tu perro no quiere comer y vomita y está decaído porque algo le ha sentado mal en el estómago o le ha provocado una pequeña irritación, nada más. Si tu perro se niega a comer alimento para perros de pronto, es posible que se haya llevado algo a la boca en la calle, lo haya vomitado y ahora se encuentre indispuesto. Entonces, si has descartado una enfermedad grave, puedes hacer que tu chihuahua esté en ayunas un día, pero siempre teniendo agua fresca en abundancia a su alcance.

Qué le puedo dar de comer a mi chihuahua

Si además de no comer ves que tiembla, puede que haya sido envenenado, así que acude corriendo al veterinario. Una vez vuelvas del médico o haya superado la ayuna, lo que tienes que hacer es adoptar buenos hábitos de alimentación y de juegos. Para cambiar la alimentación de un chihuahua hay que hacerlo poco a poco, de forma que puedas pasar de esas croquetas o pienso que rechaza a uno de calidad adaptado a su edad y raza.

Una vez hecho esto, adopta una rutina de comidas que mezcle pienso seco, latas de rancho húmedo y recetas de comida natural. En lugar de darle snacks industriales, prueba con una pieza de manzana, de apio o de otra de las verduras o frutas que puede tomar. Recuerda que no es recomendable darle más de un 10% de alimentación vegetal.

Embedded content: https://www.youtube.com/watch?v=tu_JFDBBHWs

Una buena alimentación y rutina, claves en la salud de tu chihuahua

Además de esto, establece un día a día que él tenga clarísimo. Para que tu perro no esté triste, tiene que saber a qué hora come todos los días, a qué hora le toca su paseo y cuando tiene que dormir. La rutina le aportara tranquilidad y paz, lo que le facilitará las comidas.

A mayores, aumenta sus horas de juego para que llegue cansado a casa. Eso le dará más hambre, dormirá mejor y será más feliz. Es decir, la clave de un chihuahua con buena salud son muchos juegos, una rutina estricta, una dieta variada, las horas justas de sueño y teniendo a nuestros veterinarios online siempre cerca para descartar cualquier enfermedad. Recuerda que siempre que veas un síntoma de malestar en tu perrete, lo que tienes que hacer no es aplicar remedios caseros, sino consultar con un especialista. Tras hacerlo, tómate esa llamada de atención como un aviso para mejorar su vida.