Mi cocker spaniel no quiere comer su comida pero sí la mía, ¿por qué?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

La alimentación de un cocker spaniel, como la de todos los perros, tiene que ser muy equilibrada. No puedes permitir que solo coma día tras día el mismo pienso seco tan aburrido. Prueba un día a prepararle algo de comida casera, otro día ponle en el cuenco cómida húmeda de lata y siempre que lo veas aburrido de lo mismo, cámbiale su ración. Eso sí, a un cocker spaniel tienes que cambiarle el rancho muy poco a poco.

No olvides que los perros son muy sensibles a los cambios de alimentación, por eso lo que comen tiene que formar parte de un menú que se le brinde de forma constante, de calidad y muy, muy rico. Si ves que tu cocker spaniel decide comer tu comida y no la tuya suele ser por dos motivos: uno es que no le gusta lo que le sirves y otro es que quiere llamar tu atención. En este artículo de Barkibu analizaremos estos dos casos centrándonos en esta adorable raza.

Mi cocker spaniel no quiere alimento para perros, ¿por qué?

Esta pregunta es muy común en el caso de los cocker spaniel. Esta raza es muy dócil y cariñosa. No son buenos perros para vigilar una casa de la llegada de extraños, pero son ideales para hacernos compañía o para que crezcan cerca de niños pequeños. Necesitan mucho ejercicio y atención, por eso no son buenos si trabajas muchas horas fuera de casa. Además, tienen un pelo que es más largo de lo que parece.

Para todos los perretes que tienen tanta densidad de pelo hay que tomar varias consideraciones: no valen para que corran libres por zonas de vegetación alta y necesitan cepillados casi diarios. Estas rutinas de mimos con un cepillo les encantan, porque consiguen satisfacer esa necesidad de afecto que tienen. De hecho, es muy común que los acicalemos mucho cuando llegan a nuestras vidas y luego paremos o lo hagamos con una constancia menor, ¿y cómo reaccionan ellos? Pues queriendo llamar nuestra atención.

¿Por qué mi cocker spaniel es agresivo si siempre ha sido dócil?

Si provocamos estas alteraciones en nuestra relación con ellos, pueden tomar cartas en el asunto. Una de ellas puede ser rechazar su comida, ponerse agresivos e intentar zamparse la nuestra. Esto no quiere decir que no les guste su pienso, es que saben que a nuestro almuerzo sí le dedicamos una atención que ellos quieren.

Siempre que rompemos una rutina establecida con un cocker spaniel, pueden reaccionar mal, y esta es una forma de hacerlo. Además, hay otra razón asociada a cómo ha llegado a tu vida. ¿Has adoptado a este cocker spaniel o lo has comprado? Sea como sea, el cocker siempre ha sido una raza muy elegida por los que se dedican a aparear a perros para vender a sus crías. Si tu cocker spaniel ha tenido una mala educación de pequeño, puede que tenga estos cambios bruscos de carácter.

¿Qué hacer para que mi cocker coma y se calme?

La mejor forma de regresar a la normalidad con tu cocker spaniel es establecer una nueva rutina. No te hagas el héroe, piensa con honestidad cuánto tiempo puedes dedicarle y mantén ese horario día tras día. Vuelve a cepillarle el pelo, procura que haga ejercicio diario y ofrécele un entorno tranquilo para comer todos los días.

También es importante que hablemos de lo que come. ¿Estás seguro de que le estás dando una cantidad de pienso, comida en lata y casera que se corresponda a su peso, edad y gasto energético? A veces su rancho no le gusta porque es de mala calidad y querrá comerse el tuyo porque le huele mejor. En otras ocasiones, lo que le pones en el plato no le llega y necesitará más. Si estamos en la primera situación, lo mejor que puedes hacer es comprarle comida asociada a su raza y variar lo que le das.

Ejercicio y una mejor dieta suelen ser los mejores amigos del cocker

En ocasiones, aumentar el ejercicio que hace, aportarle juguetes para que se ejercite en casa y agotarlo logrará calmarlo, que descanse mejor y que se centre en su plato. Por lo general esta situación siempre mejora con una alimentación bien medida que combine todos los elementos que hemos comentado en este artículo, así como con buscar más horas para estar juntos.

Los cocker spaniel son preciosos y muy buenos, por eso muchos cuidadores se sorprenden cuando cambian súbitamente de carácter; pero aunque sean tan mansos no son juguetes. Necesitan cariño, atención y que te gastes dinero en que coman bien.