Mi gato está muy gordo, ¿qué puedo hacer?

En este artículo te contaremos cómo saber si tu gato está gordo o si está engordando, que ejercicios elegir para que adelgace y cuál es el mejor pienso para gatos obesos. Como sus cuidadores, tenemos que vigilar que no engorde más de la cuenta. Un peludo con exceso de grasa tiene más posibilidades de sufrir colesterol, de ponerse triste y de tener un sistema inmune deprimido, necesitará dormir más y no hacer tanto deporte. Por eso tenemos que ponernos las pilas para que adelgace.

Obesidad canina | ¿Cómo saber si mi perro está gordo?

Borja Ros de Adetcan nos explica qué es la obesidad y cómo saber si nuestro perro está en el peso correcto. ¿Te has quedado con dudas? Haz tu consulta gratuita aquí: https://goo.gl/gpWjbN.

Te vamos a contar cómo saber si tu gato está gordo con una serie de trucos básicos para obtener este dato, pero te recomendamos, sobre todo si vas a iniciar una dieta y un programa de ejercicios, que te pongas en contacto con nuestros veterinarios online. Ellos te dirán cuál es el peso ideal para tu gato en función de su raza, edad y si está o no esterilizado.

Cómo saber si mi gato está gordo o está engordando

Como los humanos, todos los peludos tienen un peso al que tendrían que aspirar en cada momento de su vida, adaptando su alimentación a este. Como te decimos, lo mejor es que le preguntes, sin compromiso, a nuestros especialistas cuál es el perfecto para él. De todos modos, hay un par de guías para saber que, en efecto, está engordando.

Acércate a él y acaríciale el lomo, la barriga y el costado. Tendrías que ser capaz de distinguir con claridad tanto su columna vertebral como sus costillas. En caso contrario, tu gato tiene grasa que te impide hacerlo. Su panza no puede bambolearse al moverse. No tiene que estar rígida, pero sí firme.

Una vez realizadas estas comprobaciones, mira cómo se mueve. ¿Lo hace con dificultad, ha perdido esa característica curva del típico gato moviéndose? A través de este sencillo test podrás obtener tu respuesta.

Ejercicios para gatos gordos, ¡quiero que adelgace!

Antes de iniciar una dieta o un programa de actividades para que pierda peso, tienes que hacer mediciones de su estado inicial y el final. Por eso es importante que conozcas cuál es el ideal, al que aspiras. Hazte una tabla con un folio. Al principio de la misma anota el que tiene ahora y, al final de la misma, la objetivo. Pégala en la nevera y tómatelo como un objetivo a cumplir.

Conocer lo que pesa ahora tu gato es fácil. Pésate primero tú en una báscula. Luego cógelo en brazos y resta tu propio peso al que tenéis en conjunto. Al hacerlo así te asegurarás de que tu felino está siendo medido en su totalidad.

Los mejores ejercicios son los que le hacen trepar, saltar y moverse de forma activa y explosiva. Lo ideal es que prepares una zona de juegos en tu casa con una pequeña gymkana construida por una torre por la que pueda trepar y un pequeño circuito. Anímale a recorrerlo una y otra vez jugando a su lado, bien con un puntero láser que siga o bien agitando un cordón. Hacerlo a tu lado, además, estrechará vuestros vínculos.

Leishmania en perros: ¿Qué es y cuáles son los síntomas?

La leishmania o leishmaniosis es una enfermedad muy agresiva que afecta especialmente a los perros, pero que también puede darse en gatos e incluso en humanos. Es una enfermedad transmitida por un mosquito (Plhebotomus o flebotomo) y provocada por un parásito microscópico (Leishmania spp). Su diagnóstico es tremendamente complicado.

Mejor pienso para gatos para adelgazar

Además de estos ejercicios, que deberás repetir a diario, has de alimentarlo. Hay una serie de piensos que ya están preparados para gatos obesos, pues cuando son esterilizados pierden parte de su energía, hacen menos ejercicio y tienden a engordar. La clave es escogerlos, repartir su comida en tres raciones al día y no darles más que esa, aunque te la pidan.

De todas formas, no seas demasiado estricto. Recuerda que le estás obligando a realizar mucho deporte. Lo ideal es que, ayudándote de la tabla que tienes pegada en la nevera consigas un equilibrio entre las calorías que le brindas para que se alimente, pero sin ganar peso, siempre yendo hacia abajo.

El problema que tendrás es que no podrás darle ningún refuerzo positivo ni ningún premio alimentario cuando cumpla con el recorrido, por lo que es posible que, aunque coma, siga teniendo hambre. Si se da el caso, recuerda que el agua ejerce un efecto saciante, por lo que no es mala idea acompañar con algo de ella su comida, de manera que pueda comer más cantidad pero sin calorías.

Mi gato está engordando, ¿qué hago?

En resumen: descubre cuál es su peso ideal consultando con nuestros dietistas felinos online, haz una tabla para hacer seguimiento de sus progresos, juega mucho con él, reduce su ingesta de calorías con piensos preparados para ello y verás cómo, poco a poco, va perdiendo peso hasta recuperar la figura que es más sana para él.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: