🦎 Mi iguana no se mueve y está café, ¿se muere?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Las iguanas son animales que pueden enfermar y lo hacen con facilidad si no tenemos cuidado. Que no se mueva o que tenga zonas de su pero de color café, negro, enrojecido o marrón puede deberse a una quemadura producida por una fuente de calor. Sin embargo, no siempre este cambio de color se debe a una enfermedad física o una lesión. Las iguanas pueden cambiar el color de su piel por:

  • Porque están sufriendo estrés
  • Por la llegada de la etapa de celo
  • Porque se hacen mayores

Pero pese a que puede ser por edad, por el celo o por una quemadura, el estrés suele ser la causa principal.

Mi iguana no se mueve pero respira, ¿está bien?

Empecemos por el síntoma más preocupante de los que traemos en nuestro título. Lo primero es preguntarnos por qué nuestra iguana no se mueve o no tanto como antes. Existen varias explicaciones al respecto.

Ataque de parásitos internos

Como le ocurre a otros tantos animales, las iguanas pueden sufrir la invasión de parásitos. Lo más común es que les cause un malestar tal que les quite el apetito. Al no comer como de costumbre pierden fuerza y se mueven menos de la cuenta, dando la impresión de que están detenidas.

Tu iguana tiene una infección respiratoria

¿Le cuesta respirar o tiene los ojos cerrados? Si se mueve poco, tiene estos síntomas y además presenta mucosidad, lo más posible es que tenga una infección que afecta a su respiración. Si tienes más iguanas a tu cargo, has de tener cuidado, porque es una enfermedad muy infecciosa.

Ante una infección, hay que ir al veterinario. Que ni se te ocurra perder tiempo buscando en Google o en Yahoo qué remedios caseros puedes usar. Ese tiempo es precioso y necesario para que la cure tu veterinario. Tampoco uses medicamentos para humanos ni antibióticos sin receta. Podrías empeorar su situación.

Tu iguana no está a la temperatura adecuada

Como animal de sangre fría que es, una iguana siempre tiene que estar a una temperatura ambeinte idónea para ella para que su metabolismo y su actividad se produzca como debe. Si tiene demasiado frío, tendremos problemas.

Si el ambiente baja de los 24 grados, 23 o 22, no tendrá la energía ni el calor suficiente para poder moverse, por lo que dejará de comer, de caminar y de realizar ejercicios. Esta es la causa más común de la falta de movimiento de una iguana.

Si tu iguana no se mueve, tendrás que controlar su temperatura

Compra un termómetro y asegúrate que la zona en la que vive ronda los 27-28 grados. Tampoco puede superar los 30 grados, no hay que pasarse. En el mercado podrás encontrar numerosos elementos para regular su temperatura, desde mantas hasta lámparas específicas.

De todos modos, si lleva mucho tiempo parada, no te conformes con readaptar su hábitat a su temperatura. Pon una consulta a nuestros veterinarios online especialistas en animales exóticos y visita al tuyo. De esa forma podrás descartar la presencia de parásitos o alguna infección respiratoria.

Además del calor, necesitan que esta radiación sea ultravioleta, pues les ayuda a sintetizar y procesar mejor el calcio que tanto necesitan.

Cambios de color en la piel de la iguana

Los cambios en la piel de la iguana se producen a lo largo de toda su vida. Los más comunes son los siguientes:

  1. Mi iguana está de color naranja: los machos pasan a un color cobrizo o parecido al naranja cuando entran en la atapa de celos
  2. La piel de mi iguana está blanquecina: las partes que se ponen de color blanco están a punto de pasar por el proceso de muda
  3. Mi iguana está de color negro o más oscuro: la temperatura no es la adecuada, hace demasiado frío
  4. Iguana amarilla: hace demasiado calor
  5. Color negro en la piel de la iguana: hace mucho frío. Las manchas pueden señalar una infección
  6. Iguanas de color café: está sufriendo un estrés. Si se pone totalmente negra puede llegar a morir

El color café en la iguana suele ser por estrés

El color café o marrón puede ser indicativo de estrés y ansiedad. Si se sigue poniendo más y más oscuro hasta llegar a negro, tu iguana podría morir. Para evitar que eso ocurra, tendrás que corregir lo siguiente en su vida:

  • Mejora su alimentación
  • Corrige la temperatura de su hogar
  • Controla la relación que tiene con otras iguanas
  • Cambiale su hogar para que esté cómodo

En resumen: si tu iguana está café y no se mueve

Las iguanas son seres muy sensibles. Si ves que deja de moverse y se pone café puede estar teniendo problemas con su alimentación, temperatura y habitat, lo que la está estresando y provocando el cambio de coloración.