Mi perro actúa como si tuviera miedo, ¿qué le pasa?

El miedo es una respuesta que aparece ante la percepción de una amenaza real o potencial. Es un problema muy habitual en nuestros compañeros caninos, que afecta tanto a su bienestar como a su día a día, lo que hace que también nos afecte a nosotros.

Muy relacionados con el miedo (y aunque no son exactamente lo mismo), están los conceptos de fobia y ansiedad. La fobia es un miedo extremo, que se caracteriza por una respuesta exagerada y desproporcionada por parte del animal; la ansiedad es un estado emocional y mental negativo que aparece cuando nuestro perro anticipa que algo malo le va a suceder (independientemente de que al final ocurra o no).

En este artículo analizaremos las causas que pueden provocar miedo en nuestro perro.

El miedo puede tener causas genéticas

El miedo es el caracter de comportamiento con la heredabilidad más alta. Esto quiere decir que, si el padre y la madre tienen un temperamento miedoso, sus cachorros tienen altas probabilidades de heredarlo y tener problemas de miedo. Por tanto, los criadores deberían conocer esto para evitar camadas de perritos que puedan heredar este temperamento miedoso.

No obstante, la genética no lo es todo; en el comportamiento influye, y mucho, el ambiente. Por ello, con una buena socialización, un buen manejo y una educación en positivo es posible reconducir esta situación, aunque con ciertos límites en muchos casos.

Socialización nula o escasa

En anteriores artículos hemos comentado de forma extensa lo importante que es el periodo de socialización (en el perro, desde las 3 a las 12 semanas). Si durante este tiempo no tienen contacto con gran variedad de estímulos y situaciones, y además esas primeras experiencias no son positivas, será mucho más probable que desarrollen problemas de miedo.

Un problema muy serio en el llamado síndrome de privación sensorial o kennelosis, en el que el perro tiene miedo a prácticamente todo lo que le rodea. Esto se produce cuando se mantiene confinado al cachorro durante su etapa de socialización, privándole de que se habitúe a su entorno y todo lo que le rodea.

Por tanto, es muy importante socializar correctamente a nuestros cachorros como medida para evitar problemas de miedo en el futuro.

Experiencias negativas

Cualquier experiencia que resulte desagradable para el perro, puede originar un problema de miedo. A veces, si la experiencia es muy intensa o si nuestro perro es especialmente sensible, puede ser suficiente una sola exposición para desarrollar un problema de miedo o una fobia (por ejemplo, que lancen un petardo demasiado cerca del perro puede ser suficiente para que desarrolle miedo o pánico no solo hacia petardos, sino hacia ruidos fuertes en general).

Es prácticamente imposible evitar todas las situaciones que puedan resultar negativas o traumáticas para el perro, pero en la medida de lo posible, cuando se puedan prever, hay que intentar que nuestros compañeros no tengan este tipo de vivencias que les puedan marcar seriamente.

7 cosas que tu perro odia que hagas

👉 SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL: https://goo.gl/EtqGcf. Como buenos PetLovers, siempre intentamos darle lo mejor a nuestros perros. Por eso, hoy queremos contarte algunos errores muy comunes que cometemos a diario con nuestros colegas de cuatro patas. Dale al play y descubre 7 cosas que tu perro odia de ti, aunque te adore más que a nada.

El uso de castigos puede provocar miedo

Ya no cabe duda de que los castigos generan estrés, ansiedad y miedo. Una educación basada en el uso de castigos, o bien un castigo aplicado de forma muy severa pueden provocar un problema serio de miedo en nuestros perros.

Sabiendo esto, deberíamos basar la educación y el adiestramiento de nuestros compañeros caninos en métodos amables, que se basen en el uso de refuerzos positivos. Esta será la mejor forma de conseguir un perro educado, seguro de sí mismo y sin problemas de miedo o inseguridad.

Cuando el perro no se ve capaz de responder ante una situación, porque aprende que haga lo que haga va a salir perjudicado, y opta literalmente por no hacer nada, se habla de indefensión aprendida. Esto sucede cuando se aplican castigos continuamente al animal, y supone un estado muy grave no solo para su bienestar, sino también para su supervivencia (ya que hay perros que dejan de comer y beber).

La castración también es un foco de miedo

En los últimos años se están realizando estudios donde parece existir una correlación entre la castración y el empeoramiento de problemas de miedo ya existentes. Es bueno tenerlo en cuenta a la hora de decidir si es recomendable castrar o no a un perro miedoso (sobre todo por herencia genética o mala socialización).

No obstante, la castración tiene ventajas (y otros inconvenientes), y debe valorarse siempre el conjunto, para tomar la decisión.

Causas médicas

Finalmente, y como en todo problema de comportamiento, debemos saber que algunas enfermedades, causas de dolor crónico y los déficits sensoriales (pérdida de visión, audición, olfato,…) pueden ser causas de miedo.

Cuando nuestro perro empieza a mostrar miedo de forma repentina o sin motivo aparente, es recomendable realizar un primer chequeo veterinario para descartar dolor o alteraciones orgánicas.

En perro mayores, además, debemos tener presente el síndrome de disfunción cognitiva, del que ya hablamos extensamente en un artículo .

Como ves, las causas que pueden provocar que nuestro perro tenga miedo son muy variables, incluso pueden darse varias de ellas en el mismo animal. Algunas, como la genética, la socialización y el uso de castigos podemos prevenirlas o evitarlas; otras, como las experiencias negativas, son más complicadas de controlar y evitar.

En cualquier caso, si notas que tu perro empieza a mostrar miedo de forma habitual o exagerada, lo más recomendable es buscar la ayuda de un etólogo o especialista en medicina del comportamiento. De esta forma, se podrá determinar la causa y lo más importante, instaurar el tratamiento más adecuado para ayudar a tu peludo y mejorar su bienestar.

Adetcan

Borja Ros Villanueva, veterinário e etólogo da Adetcan .
Adetcan é um projeto formado por dois etologistas veterinários e educadores caninos que fornecem aconselhamento, prevenção, diagnóstico e tratamento de problemas comportamentais em cães e gatos. O serviço é feito em casa. Estamos em Santiago de Compostela, mas trabalhamos em toda a Galicia.