¿Mi perro finge estar enfermo? ¿Es posible?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Te has preguntado alguna vez si tu perro te la está jugando y está fingiendo que está enfermo? Pues lo cierto es que algunos perros, no todos, han sido capaces de desarrollar este talento. Por supuesto, no pueden fingir dolor o una erupción como una dermatitis, pero sí que saben sollozar o toser, por ejemplo, para conseguir que les des mimos.

Los casos en los que un perro ha sabido que estos truquillos le funcionan suelen ser aquellos que han estado siempre muy mimados e incluso humanizados por sus dueños, desarrollando un diálogo muy concreto basado en la sobreprotección y los cariños excesivos ante pequeños problemas como un catarro o una diarrea leve. Muchos cuidadores que tratan a sus perros o cachorros como si fueran bebés no saben que lo hacen, quizás deberías tomarte esta conducta como una advertencia.

¿Qué enfermedades pueden fingir los perros?

Un perro no es un humano, no puede fingir un conjunto de síntomas para que parezca una enfermedad, solo puede imitar alguno de los signos que tú has identificado como síntoma de malestar. Si cuando tose mucho lo recoges del suelo y le abrazas el resto del día, o le das de comer cuando no toca y, además, repites la misma cadena de causa-efecto un día tras otro, puede que decida reproducirlo.

¿Y por qué lo hace? Pues muy sencillo, porque comprende que es una forma eficaz de conseguir atención o mimos. Lo que hará será ladrar más, carraspear, rascarse... Piensa que para ellos tener una enfermedad no significa nada especial, tan solo una reacción de su cuerpo a una situación de su medio.

Lo cierto es que somos los humanos los que tendemos a responder ante cualquier gesto extraño de nuestro perro con suma preocupación, paternalismo y excesos que a ellos, claro, les gusta. Pero lo que estaremos haciendo no es bueno para ellos. Los estamos sobreprotegiendo y actuando sobre su conducta normal, lo que a la larga puede traducirse en problemas de comportamiento.

Cómo evito que finja los síntomas de una enfermedades

Lo primero que tienes que hacer es ni sobreactuar cuando tu perro tosa, carraspee, vomite o tenga diarrea ni hablarle como un bebé. Cuando un peludo tiene una de estas reacciones lo que tienes que hacer siempre es mantener la calma y fingir ante él que no pasa nada. Piensa que los animales tienen una tremenda capacidad empática, por lo que si se dan cuenta de que estás estresado, pueden sufrir estrés también.

Tampoco los abraces o autodiagnostiques y mediques con más cariño, pausa o comida, porque entonces estarás alientando el aprendizaje de que quejarse les provee de alimento. Con mucha calma, súbelo al coche y ve al veterinario. Ellos son felices siendo tratados como animales, como seres vivos con dignidad, pero no como personas mimadas.

Entonces, ¿qué hago si está fingiendo una enfermedad?

En primer lugar, siempre que tu perro dé síntomas de una enfermedad, lo más posible es que esté enfermo. Solo un porcentaje muy pequeño de animales y en un número muy limitado de veces estará fingiendo una enfermedad. La mejor forma de cerciorarte de que está malito es buscar combinaciones de síntomas.

Por ejemplo, si tose puede que también tenga fiebre o que haya algo atorado en su garganta. Si se frota contra la alfombra también tendrá el culete rojo o habrá pasado un tiempo sin que haya bebido. Cuando un perro está grave, pierde de peso bruscamente, vomita y tiene diarrea; esto no se puede fingir.

Pero también tienes que tener cuidado con enfermedades que tienen origen en lo psíquico. A veces no tendrá fiebre, no tendrá motivos aparentes para parecer enfermo, pero veras que se hace heridas, que tiene comportamientos extraños, que deja de comer… En este caso no estará fingiendo, estará padeciendo un episodio de ansiedad o de estrés que le llevará hacer todo esto.

Lo que en ningún caso te recomendamos que hagas es que busques remedios caseros a enfermedades que pueden ser psicosomáticas. Haz siempre una de estas dos cosas: acude al veterinario o, en caso de que no parezca grave, pon una consulta a nuestros veterinarios online. Contamos también con etólogos expertos en comportamiento canino que te hablarán más a fondo sobre si tu perro está fingiendo una enfermedad, por qué y cómo corregir este comportamiento; pero recuerda: si tiene síntoma de una enfermedad lo más posible es que esté enfermo.