Mi perro huele la comida pero no come – Solución

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Tu perro no quiere comer nada o ha dejado de comer? ¿Está decaído o no come pero está contento? La falta de ingesta de alimento es uno de los primeros síntomas de que algo no va bien en tu peludo. En otras ocasiones, no come porque no le gusta la comida, pero también puede tratarse de un síntoma de parvovirus, presencia de parásitos o una irritación en el estómago, entre otras muchas cosas.

En este artículo hablaremos de las causas más habituales por las que tu perro huele la comida pero no la come, de todos modos, son tantos los motivos por los que puede estar haciendo esto que te recomendamos que dejes tu consulta a nuestros veterinarios online. Indica todos los síntomas que creas conveniente señalar, su edad, peso y raza, y podremos aconsejarte cómo proceder.

Mi perro no quiere comer nada

Empecemos hablando por las causas leves por las que tu perro no come ni pizca. Si hace el esfuerzo de olerlo pero luego no lo come, puede que esté acatarrado. Los perretes identifican el sabor de las comidas a través del olfato y, si no puede oler porque tiene la trufa llena de mocos, no probará bocado. Para solucionar esta cuestión, puedes añadir un poco de agua a la comida y calentarla levemente, eso le facilitará el acceso a su aroma y comerá.

Otro motivo por el que no come es porque no le gusta la comida que le das. Los perretes también cambian sus gustos a lo largo de los años, como las personas. Es muy posible que esté harto de las croquetas o del pienso que le das siempre. Lo que te recomendamos es que compres uno de mejor calidad adaptado a su edad y lo alternes con recetas de comida natural y recetas húmedas. Incorpora todo eso poco a poco a su rancho y haz un calendario de forma que pueda anticiparse a lo que le toca ese día.

Mi perro no come y está decaído

Un perro que está triste puede dejar de comer de golpe. Tu tarea es hacer que sonría y sea feliz, ¿y cómo se consigue eso? En primer lugar, mejora su ración. Luego organiza unas horas al día para juegos y actividades y sácalo a pasear más. Haz que todo su espacio para descansar esté limpio y tenga siempre acceso a agua fresca.

Los peludos pueden ponerse muy nerviosos e incluso ansiosos si pasan mucho tiempo solos o si notan que te estás distanciando de ellos. Un perrete apático no comerá, así que ponte las pilas en devolverle la felicidad a su rostro.

Mi perro no quiere comer pienso

Si está muy triste, decaído, somnoliento y además no se lleva nada a la boca, puede tratarse del primer síntoma de una enfermedad grave. Si es un cachorro, tu máxima preocupación es que se trate de un parvovirus. Te recomendamos que no esperes a que empiece el síntoma más evidente de esta enfermedad: los vómitos y la diarrea con sangre, porque a veces es asintomático y le atacará al corazón.

En caso de que le toques el estómago y lo tenga hinchado, puede tratarse de una infestación de parásitos. Comprueba sus heces, ¿tiene puntitos blancos o hilos? Entonces es muy posible que sí. Tu perro necesitará asistencia veterinaria, una desparasitación completa y una buena dieta.

Si tu perrete ya es mayor y es de una raza grande puede que esté sufriendo un caso de torsión gástrica, lo cual es muy grave y necesita que lo lleves al médico urgentemente. Este problema suele surgir cuando se da un atracón de comida y luego hace una actividad deportiva repentina. El estómago se le retuerce y le pide ingerir y expulsar el alimento. Puede morir en un par de día si no se trata.

Mi perro ha dejado de comer y está muy delgado

Si tu perrete adelgaza de pronto y no quiere comer, puede que sea cáncer por lo que está pasando. Examina su cuerpo en busca de bultos. Aunque no veas ninguno, eso no quiere decir que no sea un cáncer. En este caso tienes que llevarlo con urgencia a un especialista. La medicina ha avanzado mucho en lo que respecta a curar tumores de perros, pero se pondrá a prueba la fortaleza de su sistema inmune, lo que depende de su alimentación hasta ese momento y de su estado anímico.

Como ves, hay muchos motivos por los que un perro puede dejar de comer y nunca has de dejarlo correr. Si está triste y no prueba lo que tiene en el plato, acude a un veterinario.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: