Mi perro no para de jadear y sacar la lengua, ¿qué le pasa?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

El jadeo en un perro es absolutamente normal para combatir el calor o para regular emociones como el miedo o la alegría. Si llegas a casa, tu perro se excita, da brincos, se abalanza contra ti y luego se pone a jadear como si no hubiera un mañana, es porque se le ha acelerado tanto el ritmo cardíaco que necesita más oxígeno. Si tiene miedo le ocurrirá algo parecido, solo que en este caso mostrará signos de pavor con su cola y cuerpo.

Pero no siempre que jadea con la lengua sacada es normal. Si tu perro está caminando por la calle, ves que lame algo del suelo y luego empieza a respirar de forma acelarada y a jadear, puede que se haya intoxicado. Hay mucho descerebrado que arroja veneno en las calles para matar a perros, pero también puede haber comido algo en mal estado que le está haciendo mucho daño. En estos casos, hay que ir al veterinario con urgencia.

Qué hacer si mi perro jadea y respira muy rápido

Lo primero que tenemos que hacer si nuestro perro jadea con ansía es estudiar la situación. Lo primero en lo que hemos de preocuparnos es de un posible envenenamiento. Si el jadeo se inicia en la calle, sobre todo si es en una desconocida, no pierdas tiempo y ve al veterinario preocupado de que se haya intoxicado. Tómate un instante en mirar a su alrededor, si ves algo sospechoso sácale una foto o toma una muestra, eso ayudará al médico.

¿Hace mucho calor? Los perros no tienen glándulas sudoríparas en el cuerpo como nosotros, en su lugar tienen un pelazo estupendo que nos encanta acariciar. Esto les impide liberarse del calor interno. Nosotros podemos sudar a placer para refrescarnos, pero ellos no. Si la temperatura está entre 38 grados y 40, puede llegar a darles un golpe de calor, por lo que necesitarán jadear.

Mi perro jadea mucho y tiembla

Si está sufriendo temblores tras un rato jadeando, eso quiere decir que su cuerpo está debilitándose, que el veneno les está afectando o que el golpe de calor lo está tumbando. Ve al veterinario con urgencia. El problema es más grave si tu colega está obeso. Un perro gordo, por encima de su peso, tiene un mayor riesgo de padecer un golpe de calor a causa de toda la grasa que lo recubre.

Además, se cansará antes. Sus músculos tienen que cargar con un peso extra para el que no han sido diseñados, por lo que necesitará dotar a su cuerpo de más oxígeno a través de esta respiración abrupta. En el caso de un día muy caluroso, preocúpate también de sus almohadillas, pues se pueden llegar a quemar si el asfalto está muy caliente, lo que le puede hacer quejarse, tambalearse y sufrir más de la cuenta.

Mi perro jadea en el coche e hiperventila

Que ni se te ocurra dejar solo a tu perro en el coche. Las temperaturas que ahí se alcanzan le provocarán un golpe de calor tan fuerte que lo puede matar tras jadear e hiperventilar. Incluso aunque estés tú a su lado en el coche, puede hacer tanto calor dentro que logrue que se aumente una barbaridad la temperatura de su cuerpo.

Pero también se puede dar otro caso en un viaje largo. Antes hemos dicho que el jadeo puede deberse también a una causa emocional. Tu perro puede sacar la lengua y jadear mucho por miedo y alegría, pero también por estrés. Esas escenas de las películas en las que aparecen perros con la lengua sacada en un coche y parecen felices, en realidad suelen estar sufriendo ansiedad. El estrés les hace hiperventilar y jadear.

Es por ello que lo mejor, antes de hacer un viaje en carretera, es que acostumbres a tu perro a ir en coche y que visites a tu veterinario antes de emprenderlo para que te explique qué hacer en caso de que empiece a ponerse nervioso.

Qué hacer para que un perro deje de jadear

Buscar lugares frescos para tu perro si el jadeo es a causa del calor, ayudarlo a bajar de peso si es por culpa de la obesidad, darle de beber agua corriente para que baje la temperatura interior y correr al veterinario en caso de que muestre síntomas de envenenamiento son formas de lograr que un perro deje de jadear.

Si hiperventila por una causa emocional, recuerda que lo mejor es que te pongas en contacto con un etólogo para que te ayude a moderar el carácter de tu perro. En muchos casos, tanta excitación podría provocarle problemas.