Mi perro se frota el hocico con las patas, ¿qué le pasa?

¿Por qué un perro se rasca la boca o la cara con las patas? ¿Qué te está queriendo decir? Los peludos emplean estos roces para lo mismo que usan su lengua: se frotan para aliviar su dolor pero también para advertirte de que algo no va bien en el lugar en el que se rascan. Hay perros que se rascan mucho hasta hacerse heridas y puede ser que lo hagan porque sufren ansiedad.

En este artículo te vamos a enseñar a reconocer los síntomas por los que a tu perro se le está pelando el hocico de tanto frotarse. De todos modos, te recomendamos que les hagas todas tus preguntas a nuestros veterinarios online explicando detalladamente su comportamiento, edad, peso, raza y alimentación.

Mi perro se frota la cara con sus patas, ¿por qué?

Hay muchos motivos por los que un perro se restriega la cara con las patas o contra tu cama, por ejemplo. Si hablamos de su nariz, uno de los casos típicos que suelen darse es que tenga algo atorado ahí dentro. Los perretes son exploradores, relacionándose con su entorno olisqueándolo, lamiéndolo o incluso comiendo cualquier cosa que encuentran en él.

En ocasiones, aspiran algo pequeño y acaba atorado dentro de su trufa. Para prevenir que esto ocurra, tienes que evitar tener pequeños elementos, juguetes o restos sólidos de alimentos en el suelo de tu casa. También tienes que tener mucho cuidado cuando lo sacas a pasear y si se escapa de tu lado, pues puede acabar metiendo sus narices entre la basura y succionar algo que se le puede quedar atorado.

Mi perro se rasca mucho y se hace heridas

Si le molesta, se frotará y se frotará hasta magullarse. Lo que has de hacer es estar alerta e intentar examinar el interior de sus fosas nasales. No hagas fuerza si no ves nada. Lo normal es que lo tengas al alcance de tu mano. Intenta extraérselo solo si puedes hacerlo con los dedos y sin usar pinzas ni nada similar, pues podría ponerse nervioso, moverse y se lo clavarías.

Antes de intentar nada, asegúrate de que tienes las uñas cortas y las manos limpias. Si no está tranquilo o lo tiene metido muy adentro, ve a un veterinario con urgencia. El especialista se lo extraerá con el material adecuado y lo dejará como nuevo.

¿Por qué mi perro se restriega en mi cama?

Otro motivo relativamente común de esa comezón que le hace frotarse con todo lo que tiene a su alrededor es una alergia. Hay varios tipos de ellas. Pueden ser alimentarias o ambientales. Si examinas el interior de su nariz y no encuentras nada, piensa en esto como una posibilidad, sobre todo si has introducido algo nuevo a su vida.

En ocasiones, el plástico de un nuevo bebedero o un nuevo alimento le causa una alergia. Por ello, se recomienda que todos los cambios que se incorporan a su vida se hagan de forma controlada y medida. Una alergia muy típica es la producida por los ácaros. Una casa limpia, una alimentación de primera calidad y un pelamen correctamente cepillado son la mejor manera de evitar que les ataquen.

Mi perro se rasca mucho y tiene granitos

Los granitos en la piel de tu perro alrededor de su hocico pueden ser sintomático de una dermatitis. Hay que tener cuidado con este tema porque puede estar causada por hongos o por las picaduras de una pulga. En ambos casos, muchos PetLovers intentan recurrir a remedios caseros, pero es en vano.

Si estamos hablando de una infestación de pulgas, hay que desparasitarlo. Si son hongos los que lo están atacando, estás perdiendo un tiempo valioso sin ir al veterinario para que se los quite convenientemente. Además de estos casos, hay ciertos animales que pueden introducirse en el interior del hocico de tu perrete y dejar ahí larvas. Mucho cuidado en primavera con esta cuestión.

Mi perro se rasca mucho y pierde pelo

Para acabar, hay otro motivo por el que tu perro se frota el hocico con las patas y es que esté pasando por un momento de ansiedad. Si tu colega no consume toda su energía a lo largo del día puede ponerse nervioso y necesitar gastarla como sea, incluso haciéndose daño. También puede llegar a adoptar este tipo de comportamiento compulsivo si se produce un cambio brusco en su vida.

Un perrete deprimido puede padecer estrés, algunos lo expresan mordiéndose las patas y otros rascándose la cara entre más comportamientos. Si este es su caso, ponte en contacto con nuestros etólogos online para que te digan cómo proceder para que vuelva a sonreír.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: