Mi perro tiembla como si tuviera frío y está triste, ¿qué hago?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Los temblores en tu perro son otro de los síntomas de que a tu amigo le ocurre algo. Además de su orina, sus heces o su estado de ánimo, estate muy pendiente de si tiembla, sobre todo si se combina con una aparente tristeza. Hoy te contamos por qué es importante que tu perro no tiemble, cuando es normal que lo haga, las causas y cómo actuar.

Mi perro tiembla cuando duerme, ¿es normal?

Hay varios casos en los que es absolutamente normal que tu perro tenga pequeñas convulsiones, dé saltitos o parezca que tiene escalofríos. ¿Sabías que los perros sueñan? Pues así es. A veces se imaginan que están jugando, brincando en el parque o persiguiendo algo, lo que manifiestan agitándose. Eso sí, que tiemblen cuando duermen es normal si lo hacen solo de vez en cuando, si estos meneos se presentan también durante el día, puede que sea sintomático de alguna patología.

Mi perro tiembla cuando le hablo, ¿qué le pasa?

Esto tampoco es motivo de preocupación, pero sí que te servirá para conocerlo mejor. Si acabáis de jugar y de correr, de pasar un rato genial juntos y le hablas y responde temblando, solo quiere decir que está emocionado y estimulado por tanto deporte. Sin embargo, si tiembla cuando le estás regañando es que está sintiendo miedo o ansiedad.

Para poder corregir lo que siente, intenta usar un tono menos duro, sé claro con tus órdenes cuando lo estés adiestrando y emplea el refuerzo positivo en lugar del negativo. Para que deje de temblar cuando lo regañas, dale un premio cada vez que hace algo bien, así se relajará a tu lado. Ten en cuenta que un perro que siente miedo puede caer en una depresión, lo que afecta a su sistema inmune hasta convertirse en la puerta de entrada de enfermedades. Un perro feliz es un perro sano, recuérdalo.

En casos de miedo extremo, verás que se hace pis al temblar, gruñe e incluso se esconde de ti. Puede que haya sido víctima de malos tratos en el pasado o que, efectivamente, te tenga pavor. En este caso, tendrás que cuidar tu comportamiento cuando estés a su lado.

Mi perro tiembla cuando tiene frío, ¿es normal?

Es absolutamente normal y tampoco es motivo de preocupación. El origen natural de cada raza de perros los dota de un pelaje determinado y de una resistencia particular a los elementos. Al combinarse las razas, al trasladar su hogar a un sitio para el que su cuerpo no está preparado, pueden tener frío o calor, según el caso. Si ves que tu perro tiembla mucho en situaciones de frío, lo primero es intentar llevarlo a un lugar con una mejor temperatura, si no es posible, emplea alguna prenda canina.

Tanto si es por un motivo como por el otro, los temblores provocados por las razones que te acabamos de contar tienen fácil solución. Otras causas de temblores que son perfectamente normales son: la edad y el tipo de perro del que estemos hablando, pues hay ciertas razas que son propensas a temblar más que otras. Ahora hablaremos de cuándo sí preocuparnos si vemos a nuestro perro estremecerse.

Mi perro tiembla y vomita, ¿qué puedo hacer?

Sabrás que los temblores en tu perro son síntoma de un problema real si se presentan en combinación de otras señales. Si tu perro tiembla y vomita puede indicar que se ha contagiado de moquillo, lo que requiere la visita urgente a un veterinario, o que se ha intoxicado, entre otras cosas. Ten mucho cuidado con lo que se lleva a la boca, hay muchos desaprensivos que vierten venenos en la vía pública para que nuestros peludos se los traguen y mueran.

Mi perro tiembla y cojea, ¿le pasa algo grave?

Otra de las causas más comunes por las que tu perro se estremece es que tenga artritis. Si cojea o tiembla solo en una parte concreta de su cuerpo puede que la padezca, sobre todo si ya es mayor. Te recomendamos que dejes una consulta a nuestros veterinarios online para saber cómo actuar, pero, en líneas generales, lo mejor es que reciba calor en la zona y que reduzca el ejercicio físico que realiza, pero nunca sin descuidarlo.

Otra razón de que tiemble y cojee es que se ha dado un golpe. Examina la zona en busca de heridas y moratones para comprobarlo y luego ponte en contacto con nuestro veterinario.

Otros motivos por los que tu perro tiembla

Si tu colega es de pelo blanco puede que tenga el síndrome de Shaker. Si además de temblar, notas que está triste y débil, consulta sin falta con un especialista para confirmar este diagnóstico. Si tu perro hace demasiado ejercicio puede mostrar temblores, también si tiene una bajada de azúcar severa, pero cuidado, no se te ocurra darle chocolate o dulces si este es el caso, pues estos alimentos son veneno para tu peludo.

En resumen, si tiene temblores de manera aislada, no te preocupes si se corresponde a uno de los casos que presentamos al principio de este artículo. En caso de que los temblores se prolonguen en el tiempo y se presenten en combinación con otros síntomas, deja tu consulta a uno de nuestros veterinarios online ahora mismo.

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: