Mi perro tiene mal aliento, ¿qué hago?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

La halitosis o mal aliento es un problema frecuente en los perros, especialmente en animales de edad avanzada, que puede tener causas distintas. La causa más común son los problemas dentales y orales, que son más frecuentes en algunas razas de perros, generalmente de pequeño tamaño.

¿Por qué a mi perro le huele mal el aliento?

La causa más frecuente de que tu perro tenga mal aliento es la mala higiene bucal. El sarro y las gingivoestomatitis (infecciones de la encía y la boca en general) pueden provocar muy mal olor, además de causar molestias locales e incluso desencadenar enfermedad generalizada.

El mal olor puede venir de procesos variados relacionados bien con el crecimiento de bacterias, bien con problemas en el metabolismo.

1. Crecimiento de bacterias

  • En la boca: estomatitis, periodontits, abscesos...
  • En los pulmones o la nariz: neumonía o rinitis
  • En el estómago o el esófago: gastritis o esofagitis
  • En la piel que rodea la boca (se puede confundir con halitosis aunque realmente se trata de una dermatitis)
  • Crecimiento de levaduras, especialmente en la periferia de la boca o pliegues de piel
  • Infestación por algunas especies de parásitos internos

2. Problemas en el metabolismo

  • La diabetes puede dar lugar a la acumulación de cuerpos cetónicos (compuestos químicos), que tienen un olor característico dulzón
  • Los shunts portosistémicos (anomalías en los vasos sanguíneos) y otros problemas hepáticos pueden provocar una acumulación de amoniaco en la sangre que se puede detectar en el aliento
  • Insuficiencia renal: los animales con problemas renales no son capaces de eliminar la urea de la sangre, cuando ésta alcanza niveles altos puede cambiar el olor del aliento
  • Algunos** productos tóxicos** pueden olerse en el aliento como ocurre en personas que han consumido alcohol

¿Cómo hago para que mi perro tenga la boca limpia?

Hay varias recomendaciones que se pueden seguir para que los perros tengan lo más limpia posible:

  • Lava los dientes de tu perro al menos una vez cada dos semanas. Debes de acostumbrarlos desde el principio y poco a poco, y utilizar productos para perros. Las pastas de dientes que usamos nosotros contienen productos tóxicos para los perros como el xylitol.
  • Utiliza suplementos. Hay suplementos en el mercado y piensos especializados que modifican las propiedades de la saliva para dificultar el crecimiento de las bacterias que provocan el sarro.
  • Dale alimentos que promuevan una higiene mecánica. Un ejemplo son las manzanas o zanahorias, totalmente naturales. La carne cruda con huesos (crudos y de tamaño acorde al tamaño de tu perro) supone un buen trabajo mecánico para el perro y le ayudarán a mantener los dientes limpios, pero no todos los perros toleran este tipo de dieta y hay que tener mucha precaución.
  • Utiliza chucherías para limpiar los dientes. Existen múltiples productos en el mercado para administrar a diario o con menos frecuencia (recuerda no abusar de ellos).

Estas pautas previenen la acumulación de sarro, pero una vez ha aparecido es necesario realizar una limpieza de boca para retirarlo.

REMEDIOS caseros para el MAL ALIENTO en PERROS

Remedios caseros para el mal aliento de perros pensados para quitarle a tu peludo ese olor a pescado o a podrido de la boca. La limpieza de los dientes en los perretes es fundamental, también aprender a detectar posibles enfermedadades analizando el estado de su boca.

El sarro inflama e infecta la encía e irá afectando progresivamente al ligamento que sostiene al diente, e incluso al alveolo dentario, la cavidad de hueso en la que se alojan las piezas.

Una mala higiene oral tiene consecuencias graves a nivel local y sistémico, es decir, en el resto del cuerpo.

  • A nivel local: dolor, pérdida de piezas, caries, abscesos...
  • En el resto del cuerpo: corazón y sistema circulatorio, problemas renales, problemas motores, alteraciones cognitivas...

Antes de realizar una limpieza de boca el veterinario debe evaluar el estado de ésta y determinar si es necesario un tratamiento previo, generalmente a base de antibióticos, para prevenir problemas como los anteriores.

Una limpieza a tiempo puede solucionar una gingivitis, pero si ya ha evolucionado a periodontitis se destruyen de manera irreversible algunas estructuras y se pueden caer piezas dentales. Cuanto antes se haga, mejor. Es cierto que se necesita anestesiar al perro para hacer una limpieza, pero** no debemos tener tanto miedo a las anestesias** y tan poco a las infecciones bucales porque ya hemos visto que tienen consecuencias graves.

Si tu perro tiene mal aliento pero no tiene problemas de sarro, será el veterinario quien tenga que evaluar la causa. Como ya hemos visto, puede deberse a distintas enfermedades de mayor o menor gravedad.